Nueva Zelanda libera 20.000 plantas de manzanas importadas y 400 de carozos -

Nueva Zelanda libera 20.000 plantas de manzanas importadas y 400 de carozos

El Ministerio de Industrias Primerias de Nueva Zelanda (MPI, por sus siglas en inglés) informó sobre la liberación de cerca de 20.000 plantas importadas de manzanas y 400 plantas de carozos, las que provienen de un centro de pruebas de Estados Unidos.

De acuerdo a información del MPI, la liberación del material se llevó a cabo sin ninguna restricción y esta había sido anteriormente incautada tras una auditoria en marzo, luego que el organismo encontrara una serie de fallas en el Centro de Plantas Limpias de Northwest.

La incautación se había llevado a cabo debido a la poca confianza que expresó el MPI frente a las pruebas realizadas a las plantas, mientras que una investigación de parte de las autoridades estadounidenses confirmó los hallazgos del organismo neozelandés.

De esta forma, el MPI realizó pruebas adicionales para plagas y enfermedades de las plantas afectadas de manzanas como también para un pequeño número de plantas de carozos, según el director de plantas y caminos, Pete Thomson.

“Como todos los resultados de las pruebas fueron negativos y como estamos satisfechos de que el riesgo de bioseguridad se haya minimizado, nos complace poder devolver estas plantas a sus propietarios”, declaró el funcionario.

“A lo largo de todo este proceso, nuestra decisión se basó en proteger a Nueva Zelanda y a nuestra amplia industria hortofrutícola. Algunas de las enfermedades, si estuvieran presentes, podría afectar de forma significativa a todo el sector”, agregó Thomson.

Cabe destacar que cerca de 20.000 plantas de carozos requieren de pruebas adicionales durante la primavera y el verano cuando las plagas que son de mayor preocupación de muestran de forma más evidentes si es que se encuentran presentes.

Asimismo, el MPI está trabajando con los viveros, importadores y productores afectados para desarrollar planes de pruebas individuales detalladas para cada uno de ellos, las cuales están consideradas entre otras pruebas que se están llevando a cabo en Nueva Zelanda.

Cerca de 48.000 plantas de manzanas y carozos afectadas junto a otros árboles pequeños fueron resguardados en 50 sitios de Hawke’s Bay, Waikato, Nelson y Central Otago. En total, los afectados sumaron un total de 32 entre viveros, importadores y productores.

Sin embargo, aproximadamente 1.000 plantas de manzanas fueron destruidas de forma voluntaria por 12 propietarios, mientras que otros 20 decidieron destruir más de 6.000 plantas de carozos.

Fotografía: Shutterstock.com