Cerezas del valle del Jerte: Estiman volúmenes similares a temporada pasada

03 Abril 2019

A semanas de que inicie la temporada de cerezas del Valle del Jerte, España, las estimaciones ponen a la campaña en volúmenes similares a los del año pasado en torno a los 40 millones de kilos.

Actualmente aún se encuentran en etapa de floración, sin embargo, las primeras cerezas se estarían cosechando a finales de abril o principios de mayo.

Pilar Díaz Flores, directora técnica de Cereza del Jerte, le indicó a PortalFrutícola.com que, si bien es muy pronto para tener una estimación de producción, “nosotros creemos que el Jerte y las comarcas vecinas, pueden estar en torno a los 40 millones de kilos…pero es una zona dentro de España”.

Explicó que en lo que respecta a la exportación, entre el 50% y el 60% de la Cereza del Jerte se envía fuera de España y en lo que es la Picota del Jerte, una de las únicas variedades con denominación de origen junto a la Navalinda, se exporta entre un 60% y un 70%.

Añadió que la Picota tiene una producción potencial de entre 6 y 7 millones de kilos.

Díaz también se refirió al trabajo que están realizando para mejorar aumentar la rentabilidad del cultivo.

“Actualmente la denominación de origen protegida Cereza del Jerte está llevando a cabo una iniciativa  denominada Go Cereza,  que pretende dar respuesta a una serie de necesidades y problemáticas comunes en el sector, en línea con los objetivos definidos por la UE para la actividad agraria, agroindustrial y el desarrollo rural. El objetivo principal es aumentar la rentabilidad del propio cultivo”, señaló.

“El campo de acción de este grupo operativo se centra en: la adaptación de las variedades a las demandas globales, las buenas prácticas pre y postcosecha y en una mejora de la imagen del producto”, añadió.

La zona del Valle del Jerte es conocida por ser un área montañosa y si bien ha habido un aumento en el número de árboles plantados, la geografía de los terrenos limita ese crecimiento.

“Nuestro relieve, nuestro suelo…no permite que crezca al mismo ritmo que en [otros zonas]...esta es un área muy montañosa…donde el agricultor tiene que ir ganándole terreno a la montaña”, afirmó.

Pese a ello, destacó que las características organolépticas de la fruta, dadas por producirse en un secano o semi secano le entregan un sabor diferente, distinto al de otras cerezas.

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario