Industria de cerezas argentinas busca diversificar canales de llegada tras primer envío a China

17 Enero 2019

Con el envío de los primeros contenedores de cerezas argentinas a China por vía chilena la semana pasada se abrió un nuevo capítulo para la industria de dicho país, el que estaría enfocado en diversificar los canales de llegada del fruto argentino y en encontrar un espacio que permita diferenciarlo de la gran oferta de otros países.

Portalfruticola.com habló con miembros del sector, quienes destacaron que el trabajo que se viene ahora es igual o más importante que la apertura del protocolo, el que permitió que se despacharan 160 toneladas métricas (TM) de las provincias de Río Negro, Neuquén y Chubut.

Aníbal Caminiti, gerente ejecutivo de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Cerezas (Capci) señaló que “el futuro del sector es comenzar a trabajar el mercado interno chino para ampliar el ingreso de nuestra fruta a otros mercados”.

“Queremos salir un poco de los canales tradicionales, los más habituales y comenzar a incursionar en otros espacios”, destacó Caminiti.

En esa línea, Carlos Enriquez, Socio Gerente de Vista Alegre añadió que, si bien Argentina no tiene una industria tan desarrollada como Chile, la apertura del mercado abre un abanico de oportunidades.

“Tenemos que empezar a desarrollar canales, empezar a desarrollar clientes y con el tiempo se va a ir dando todo, porque el interior de China es muy grande. Hay muchas ciudades grandes, no solamente están las que todos conocemos, sino que hay muchas ciudades con una capacidad de consumo muy alta”, agregó Enriquez.

A eso se sumaría el trabajo en otras áreas, como indicó Alejandro Zimmermann, CEO de Río Alara S.A. empresa conocida por trabajar la marca Southern Crops, quien afirmó que ahora comienza una etapa enfocada en lo productivo, en el empaque y en lo logístico, “para abastecer ese mercado [China] con la mejor fruta y la mejor calidad posible”.

“Para llegar y tener buenos resultados, no es solamente abrir un mercado, no solamente abastecerlo, sino que abastecerlo con responsabilidad y calidad”, remarcó Zimmermann.

Una de las áreas que sería potenciada sería la del recambio varietal, ya que la industria de la cereza de Argentina se ha caracterizado por tener un fuerte mercado interno, el que históricamente ha consumido la mayoría del producto, por lo que hay variedades que no son tan viajeras como otras.

“Se va a necesitar un recambio varietal, proyectos nuevos con variedades más tardías en el caso de las que van a China, como también zonas y regiones en Argentina con variedades más tempranas para abastecer ese mercado de principio a fin de temporada”, agregó Zimmermann.

Campaña actual

Las primeras cerezas argentinas deberían estar llegando a China en los primeros 10 días de febrero, tras su salida de los puertos de San Antonio y Valparaíso en Chile.

“Cuando llegue la fruta depende de cada empresa, si hacen un tránsito marítimo rápido, de los que llamamos Cherry Express o si va con un tránsito convencional. Ahí difieren bastante los días, pero entre 23 días y 40 días, dependiendo de cada caso”, señaló Caminiti.

Agregó que en lo que respecta al resto de la temporada, planean cosechar hasta el 20 de febrero aproximadamente, por lo que en China estarían con fruta argentina hasta finales de marzo, principios de abril.

El fuerte de la temporada argentina de cereza se da en noviembre y diciembre, que es cuando se cosecha el 60% de la producción aproximadamente, motivo por el que los volúmenes enviados esta temporada al nuevo mercado serían más bien bajos.

“Son volúmenes que no son significativos que solo se hicieron a los efectos de que vengan los inspectores, que puedan ver la fruta, que puedan conocer la zona y que puedan analizar cómo llega esta fruta acá”, explicó Gerardo Salvadó, Gerenta Comercial de Ceco, empresa ubicada en Río Negro, Argentina.

Agregó que “para este primer año, todos nuestros contenedores ingresan por Hong Kong y de ahí pasarán a Guangzhou y son tan pocos que no van a tener ninguna consecuencia en el mercado”

Sin embargo, ya para la siguiente campaña, Argentina espera tener más fruta disponible para destinar a ese mercado y habiendo mostrado la calidad de fruto a los consumidores chinos.

“El consumidor distingue calidad más que origen, así que la expectativa es aprender, ser parte de la cadena de valor, ser complemento de otras zonas de producción y generar una oferta sustentable”, que permita fortalecer la industria del país, indicó Enriquez.

Fotografía: Cortesía de Carlos Enriquez

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario