Aguacateros mexicanos preocupados por falta de gasolina para transporte ad-portas de Super Bowl

10 Enero 2019

Una baja en la disponibilidad de combustible en México podría perjudicar las exportaciones de aguacate a Estados Unidos, en un momento en que el país se prepara para el Super Bowl, semana en la que se consume una parte significativa de la campaña mexicana.

Ramón Paz, vocero de APEAM, la asociación mexicana de aguacate, le señaló a Portalfruticola.com que desde hace algunos días en algunas regiones de México ha habido una escasez de gasolina, producto de una iniciativa del gobierno por tratar de controlar el robo de combustible de los ductos.

“Michoacán ha sido uno de los estados más afectados por esta situación de escasez de gasolina”, afirmó, lo que ha tenido un impacto menor, hasta el momento, en la industria de aguacate. En particular porque ha habido dificultad para movilizar a las cuadrillas de trabajadores que deben cosechar el aguacate y para movilizar el fruto hacia las empacadoras, debido a que los vehículos dependen de la gasolina.

El problema se daría de seguir la falta de combustible, ya que, durante las primeras tres semanas y media de enero, México hace sus envíos a Estados Unidos en preparación para el Super Bowl.

Un comunicado emitido por APEAM el miércoles indicó que si bien se espera que las operaciones continúen con normalidad en las próximas semanas, si el transporte fuera limitado o se retrasara, podría haber pérdidas significativas.

“Aunque hasta ahora no hay mayores problemas, sí hay una fuerte preocupación si las cosas empeoran”, señaló APEAM.

Lo anterior fue ratificado por un empacador de la industria quien prefirió no ser identificado, quien añadió que “si esa situación persiste, es probable que, si pudiera afectar el proceso de acopio de la fruta, desde las huertas al proceso de envío”.

Son en total 120 mil toneladas métricas (TM) de aguacate las que se van a enviar a EE.UU. para esa semana, de las cuales 30 mil ya han llegado a destino.

“Esta semana y la siguiente son las semanas más importantes, las críticas, porque tiene que llegar la fruta allá, para todo el proceso de acondicionamiento, de maduración y de distribución”, comentó Paz.

Afirmó que están preocupados, ya que sería un serio problema que estuviesen desabastecidos para el 3 de febrero, que es el día en el que se celebra el Super Bowl.

“El Super Bowl representa entre el 10% y el 12% de nuestras ventas anuales de aguacate en los EE.UU. Es una fecha muy importante y entonces que no hubiera el producto sería un desastre”.

En el domingo mismo del Super Bowl, Paz indicó que se han llegado a consumir 35 mil TM del fruto.

La situación sería compleja, agregó el vocero, debido a que en ese momento en Estados Unidos no hay suministro de California, Perú o Chile.

Agregó que la mayoría de los importadores y distribuidos tienen contratos de abastecimiento con grandes cadenas de supermercados y fallar implicaría una pérdida para la reputación del país. Esto se sumaría los problemas de confianza que se ocasionaron producto del paro que hubo en noviembre pasado y la pérdida de contratos.

En esa línea, el empacador anónimo explicó que “el paro de operaciones que tuvieron los productores hace un par de meses, mermó la confianza de muchas cadenas de autoservicio, de mucha gente que tenía comprado con mucha anticipación sus compras para el Super Bowl, promociones, ofertas y todo eso”.

La campaña televisiva de los aguacates mexicanos en el Super Bowl equivale al 10%-12% del presupuesto anual con el que cuentan para promocionar el fruto.

El empacador agregó que, en esa línea si bien puede que haya envíos históricos de aguacate a Estados Unidos debido a la gran producción de México, el consumo podría ser menos al de la campaña pasada.

“Una cosa es lo que se envía y lo otro es lo que se vende. Probablemente los proveedores en México, los empacadores van a tratar de mandar una cantidad récord, pero mucho me temo va a quedarse en las cámaras de refrigeración o en las bodegas de los brokers, porque no todo va a venderse”.

Precios de aguacate

El empacador también se refirió a los valores actuales del aguacate, los que según él están cercanos a lo que había antes del paro de noviembre.

Explicó que, si bien hubo un alza tras la movilización, ésta fue artificial y una vez se retomaron los envíos con normalidad, los precios volvieron a bajar de la mano de la gran producción.

Pese a ello, espera que, a finales de febrero, inicios de marzo y hasta junio haya mejores valores para el aguacate, ya que los pequeños productores van a dejar de cosechar, dejando el mercado para las grandes empresas.

“A partir de febrero es cuando puede notarse un incremento en el precio, porque el aguacate está en menos manos, hay un mejor control y se puede administrar una mejor cosecha”.

Fotografía: Shutterstock.com

 

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.
También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario