Chile: Comienza formalmente cumplimiento de Ley de Modernización de Inocuidad Alimentaria -

Chile: Comienza formalmente cumplimiento de Ley de Modernización de Inocuidad Alimentaria

El 26 de enero pasado se dio inicio a la obligación de implementar el Plan de Control Preventivo de Peligros de Contaminación (biológica, química o de otro orden) exigido a aquellos huertos que exportan frutas frescas a Estados Unidos y que cuyas ventas superen los USD 500.000.

Este hito será puesto a prueba en forma efectiva en los países del hemisferio sur para aquellos productos que se exporten desde el 26 de julio, cuando entre en vigencia el Programa de Verificación de Proveedores extranjeros (FSVP, sus siglas en inglés) que deben cumplir los importadores.

Según indicó la empresa Fruits-Safety en un comunicado, los productos chilenos que se incorporarán a esta normativa son los kiwis, granados, cítricos, paltas, pomáceas (en atmósfera controlada en varios casos), deshidratados, nueces sin cáscara y otros productos congelados.

Manuel José Alcaino, presidente de Decofrut, comentó “tenemos contacto con más de 20 importadores quiénes han dado señales muy diversas de cómo enfrentar el programa FSVP. Desde un desconocimiento al comienzo, otros tomando la delantera enviando sus requerimientos a sus proveedores y, la mayoría quizás, esperando mayor claridad desde la FDA respecto del rigor con que controlará la aplicación de las nuevas normas”.

En esa misma línea, Alcaíno agregó que los importadores también están a espera de “cómo preparar la puesta en marcha de sus proveedores en Latinoamérica y otros países para la primavera de 2018, ya que a la fecha aún los proveedores extranjeros no están preparados adecuadamente. Uno de los problemas que ven algunos importadores es que no es posible manejar la fruta según el total de ventas de sus proveedores, pues el retail, sus clientes, tiene reglas y estándares fijos para todos”.

De acuerdo a lo informado por Fruits Safety, algunas fuentes de la FDA y organismos de la industria en Estados Unidos, han señalado que se esperaba un aplazamiento de las fechas de inicio de la normativa, ya que las capacitaciones autorizadas por la FDA a nivel global, incluyendo EE.UU., aún no logran capacitar al 50% de entidades o personas que deberían haber asistido a los cursos.

Asimismo, desde la empresa indicaron que la semana pasada la FDA distribuyó cuatro guías en borrador para la industria, principalmente para el Programa FSVP, las que están en consulta pública, y que entregan algunas respuestas a varias dudas que se han ido planteando.

Las fechas y programas iniciarán una “marcha blanca” a partir del 26 de julio, mientras que, en Chile, varios productores han dejado para la próxima temporada su capacitación e implementación de la ley FSMA, quedando fuera de esta fase previa.

Por otra parte, la FDA ha publicado una nota informativa relacionada con las Auditorías de tercera parte en los países de origen, como también de la opción para los importadores, en forma voluntaria, de que alcancen el estatus de “Importadores Calificados”, lo que se traduce como agentes comerciales de bajo riesgo de inocuidad alimentaria y, por ende, menor nivel de inspecciones y supervisiones de la FDA en Estados Unidos.

Los auditores para este programa fuera de Estados Unidos no requieren registrarse por el momento, pero deben cumplir una serie de requisitos basados en los cuatro cursos obligatorios del curriculum estandarizado por la Produce Safety Alliance y/o demostrar el conocimiento y experiencia respecto de la FSMA y sus reglamentos.

La mayor exigencia adicional es tener “la total independencia de los agentes del mercado y por ende ningún conflicto de interés financiero que pueda influir en los resultados de sus auditorías”, indica el documento de la FDA.

Nuri Gras, Lead Trainer Oficial para los cursos de Programa de Verificación de Proveedores Extranjeros (FSVP) comentó sobre el estado actual en Chile y en países competidores sobre la implementación de los reglamentos y sostuvo que “la industria exportadora de fruta a los Estados Unidos ha estado readecuando sus análisis de peligros basados en HACCP, que se enfocaban principalmente en el proceso a un análisis de peligro basado en controles preventivos que consideran los riesgos en toda la cadena de producción”.

“Algunas empresas en Chile ya han tomado la iniciativa de capacitarse en el Reglamento de Proveedores Extranjeros que aplica a los importadores en los Estados Unidos, con el propósito de estar preparados y así responder frente a las solicitudes que les lleguen desde dicho país, y conocer muy bien el marco legal. En mi opinión, Chile tiene grandes ventajas, ya que su industria tiene certificaciones, ya sea GlobalG.A.P. o BRC y ahora debe adecuar sus Sistemas de Inocuidad a Controles Preventivos, lo que es una tremenda oportunidad para hacer una revisión profunda de la madurez de su Sistema de Inocuidad con un enfoque preventivo y basado en los riesgos”, aseguró Gras.

Fotografía: Shutterstock.com

www.portalfruticola.com / Con información de Fruits Safety.