Calidad durante la cosecha: el secreto de la industria de mango peruano

31 Octubre 2018

Perú es un país tradicionalmente agrícola. Posee climas muy variados que le permiten producir más de 300 especies vegetales comestibles.

La campaña de exportación de mango que se inicia en diciembre y termina en marzo registrará importantes volúmenes de producción, mientras el país se ha posicionado como un destacado proveedor de esta fruta a nivel mundial.

El trópico seco permite la producción de un mango de color y sabor inmejorables, sin los problemas sanitarios generados por las lluvias tropicales.

Estas bondades ambientales favorecen la obtención de un producto de excelente calidad y gran aceptación, tanto en el mercado local como de exportación.

La producción de mango se concentra en los valles costeros de la zona norte del Perú, principalmente en zonas como Olmos y Motupe en Lambayeque; el valle de San Lorenzo, Chulucanas, Tambogrande y Sullana en Piura y Casma en Ancash, destacando las variedades Kent, Edward y Keitt, destinadas para la exportación.

Estas variedades se caracterizan por tener buena cantidad de pulpa comestible, bajo contenido de fibra, buen color y apariencia externa, excelente calidad y un exquisito sabor con gran demanda en los mercados internacionales.

El mango peruano se exporta tanto en fresco, como en conservas y jugos, mientras que la mayor parte de los envíos se realizan en el formato fresco.

En tanto, la temporada de producción en Perú se inicia en noviembre y dura hasta febrero, época en la que no hay producción en los países del hemisferio Norte, como México; principal exportador de mango fresco en el mundo.

Para incrementar la calidad de la fruta y cumplir con los reglamentos fitosanitarios internacionales, se llevan a cabo una serie de normas establecidas por el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA – para evitar la introducción de plagas y otros factores contaminantes.

Por su parte, la Asociación Peruana de Exportadores de Mango, APEM, promueve el desarrollo de la industria del mango, la mejora de las prácticas de producción, cosecha, post-cosecha y exportación para el mango peruano con la finalidad de obtener un producto de calidad.

Calidad en la cosecha

Los procesos de control de calidad se inician desde el cultivo; aquí se busca una óptima fertilización y un control fitosanitario adecuado, además de la supresión y erradicación de la mosca de la fruta.

Los productores y manejadores de mango en Perú toman especial cuidado en el momento exacto de inicio de la cosecha, para que el producto llegue en excelentes condiciones a su destino.

La práctica común es cosechar la fruta cuando se produce un cambio de color en la piel de verde a amarillo o cuando los hombros de la parte superior son más anchos.

Luego se efectúa el deslechado para quitarles el látex y evitar que el mango se manche.

Los frutos son colocados con cuidado en jabas de plástico de un sólo color, debidamente identificadas con el código del productor y el predio de donde provienen, para ser llevados al centro de acopio de la planta de tratamiento en medios de transporte cerrados o cubiertos con mallas para insectos.

Por otro lado, se toman en cuenta normas de higiene, manejo de utensilios, calidad del agua, entre otros, durante todas las etapas del proceso de exportación.

En el caso de embarques destinados a Estados Unidos, China, Corea, Chile, Nueva Zelanda y Japón, el producto es sometido a un tratamiento hidrotérmico, el cual es controlado muy cuidadosamente por inspectores de los servicios de sanidad.

Los embarques siguen los procedimientos exigidos por las normas de sanidad internacionales para la exportación de fruta fresca, los cuales son monitoreados por el área de control de la calidad y certificados por el SENASA.

Una vez que el mango ha sido empacado y embalado, se procede a su conservación introduciendo las paletas a las cámaras frigoríficas para enfriarlo, controlando constantemente las condiciones de temperatura y humedad. El producto permanece aquí hasta su embarque.

Actualmente el mango peruano es exportado principalmente por vía marítima desde el puerto de Paita a Estados Unidos, Canadá, Países Bajos, España, Francia y el Reino Unido. Habiendo exportaciones también a Sudamérica, Asia y África.

El incremento de las inversiones y cumplimiento de los controles y normas de calidad y fitosanitarias, tanto en plantaciones y plantas procesadoras ha resultado en un aumento considerable en la calidad de la oferta exportable.

Además, las hectáreas destinadas a la siembra de mango de exportación están en desarrollo, lo que permitirá cumplir con la creciente demanda internacional, generando además una cantidad importante de puestos de trabajo en la zona norte del Perú.

Todo esto hace del mango peruano un producto de óptima calidad y excelente sabor, con gran aceptación en los mercados internacionales, convirtiendo al Perú en uno de los principales países exportadores a nivel mundial.

La Asociación Peruana de Productores y Exportadores de Mango (APEM) están organizado su “XVII Congreso Internacional sobre el Mango Peruano”; que se desarrollará durante los días 8 y 9 de noviembre del presente año en la ciudad de Piura, Perú.

El evento se ha realizado con éxito durante los últimos 16 años, convocando a los principales protagonistas de la industria internacional de la exportación de mangos y otras frutas frescas.

Asimismo, ha servido como facilitador de contactos comerciales y profesionales entre las principales empresas relacionadas a la agro exportación y los productores de mango y otros cultivos.

Para más información sobre las exposiciones y temas de este importante evento puede ingresar aquí.

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario