Maersk Container Industry termina las operaciones de su fábrica de contenedores en Chile

15 Junio 2018

Nuevas condiciones de mercado, marcadas por la sobreproducción de contenedores en el mundo y la dificultad permanente para conseguir a nivel regional proveedores de insumos para la fabricación, impidió a la empresa ser competitiva. 

Maersk Container Industry San Antonio (MCIS) ha tomado la decisión irreversible de poner fin a las operaciones de fabricación de contenedores refrigerados en sus instalaciones de Malvilla, en San Antonio, Chile.

La decisión responde a la sobreproducción de contenedores en el mundo, en combinación con la dificultad permanente para obtener, a nivel regional, los proveedores de insumos esenciales para la fabricación de contenedores. La medida fue anunciada hoy a sus trabajadores, a las autoridades de la provincia de San Antonio, del gobierno central y a sus clientes.

“Quiero decir que es una determinación necesaria, pero al mismo tiempo dolorosa. Y lamentamos profundamente los efectos que tiene para nuestros trabajadores y sus familias; muchos de ellos nos habían acompañado desde el inicio”, sostuvo el gerente general de MCIS, Ronnie B. Jensen.

La empresa detalló los factores que llevan a esta determinación:

Primero, en China se instalaron otras tres fábricas, llegando a siete en seis años, lo que elevó la producción de contenedores.

Luego, el 90% de los insumos para esta industria deben importarse en Chile, lo que impedía a la empresa ser competitiva. Se suma a esto el largo tiempo de transporte de materia prima importada -de hasta cuatro meses- lo que no permitía a MCIS ser ágil y cumplir con las expectativas de respuesta de los clientes.

Esta decisión involucra el despido de 1.209 trabajadores altamente calificados. “Estamos comprometidos con nuestras obligaciones contractuales y apreciamos el gran esfuerzo del equipo en estos seis años; primero en la construcción de la fábrica y luego en la fase de producción”, agregó Jensen.

Todos los trabajadores recibirán un paquete de indemnización con una compensación adicional a lo que exige la ley. Desde esta tarde, la compañía está entregando en detalle esta información a los trabajadores, e iniciando un diálogo con las autoridades, empresas vecinas y clientes, para comunicarles directamente la decisión.

Finalmente, la compañía sostuvo que el cierre del sitio de fabricación en San Antonio no afecta a ninguna de las demás actividades de A.P. Moller – Maersk en Chile.

Cabe recordar que, a fines de 2011, MCI anunció la construcción de la fábrica en San Antonio, que comenzó a producir contenedores para firmas navieras internacionales en 2015.

Fotografía: Shutterstock.com

www.portalfruticola.com

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario