Cerámica egipcia que permite el ahorro máximo de agua

05 Abril 2016

A todos aquellos a los que las plantas no les resisten ni un asalto porque están tan encima de ellas que las acaban ahogando o porque se olvidan de regarlas una semana sí y otra también: ojo a la cerámica egipcia porque, gracias a ella, los días de decepciones ante una maceta pueden haber llegado a su fin.

Y es que, añadiendo a tus maceteros la pieza adecuada, tus plantas dejarán de necesitarte, puesto que una vasija moldeada en barro se ocupará de regarlas durante un mes.

El invento, además de a la técnica artesanal del antiguo Egipto, hay que agradecérselo a Rami Halim, un emprendedor que ha rescatado el saber hacer de sus ancestros para crear Clayola.

Solo con la gravedad y la cerámica estas vasijas obran el milagro de mantener las plantas regadas durante semanas, lo que se produce gracias a la arcilla porosa del recipiente, la misma que, por ejemplo, conseguía que el agua se mantuviera fría en un botijo.

Algo que no puede faltar para que este invento funcione es una fuente de agua conectada a las clayolas que, a su vez, se introducirán en las macetas hasta la altura de su flanco superior para, cuando sea necesario, ir liberando el agua que la planta necesita.

Según el impulsor de esta iniciativa, un suministro de veinte litros de agua daría para que entre seis y ocho plantas se mantuvieran durante un mes sin más necesidades de riego.

El secreto para que estas pequeñas piezas sean capaces de aportar recursos hídricos solo cuando las plantas los necesitan es, sencillamente, la ley de gravedad y la técnica con la que artesanos egipcios trabajan estos instrumentos.

Las virtudes de estas vasijas las explica el propio Halim, quien asegura que las clayolas desprenden agua justo en el momento en el que la planta está necesitada de riego. “La planta extrae el agua que necesita de cada maceta de barro (…) a medida que el agua se evapora de las hojas, la planta va sacando agua del suelo y, cuando este se seca, se extrae de la clayola al suelo”, sostiene.

Este invento puede convertirse en la tabla de salvación de los amantes de las plantas que no pueden atenderlas convenientemente por falta de tiempo, de memoria o de maña. Por el momento, el pack de seis vasijas está ya a la venta por un precio de 85 dólares (unos 80 euros).

Fuente: www.ecoinventos.com

www.portalfruticola.com

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario