La inflación en el mundo comienza en los cultivos de la tierra - PortalFruticola.com

La inflación en el mundo comienza en los cultivos de la tierra

Destacado Top Destacados Más Noticias
La inflación en el mundo comienza en los cultivos de la tierra

De acuerdo con el especialista John Nakaoka, en todo el mundo la conclusión respecto a la  agricultura es que la producción agrícola es diferente a cualquier otra cosa. Todos los costos y riesgos se ponen por adelantado.

John Nakaoka es un consultor de negocios que opera en Chualar, Inc. Durante muchos años ha trabajado desde Irapuato, Guanajuato (México) y ha asesorado a los productores de hortalizas con información sobre las ventas y la competencia en los mercados globales.

Más allá de México, Nakaoka, un californiano nativo, sigue rastreando e investigando sobre las  economías y mercados en los Estados Unidos, Canadá y Europa.

"Los negocios tienen que ser buenos para todos, para una economía exitosa. Si estás haciendo widgets, los clientes pueden comprar por el nombre, la marca o una característica. Pero no hay características que diferencien el brócoli o la lechuga. Al crecer, independientemente de dónde te encuentres, dependes de la madre naturaleza. Tienes cero controles, por lo tanto, puedes hacer todas las cosas correctas hasta la semana antes de la cosecha pero luego tienes lluvias” comentó el experto a Portal Frutícola.

Nakaoka explicó con esto, o por separado, no saben lo que van a cobrar porque los precios se fijan en el mercado, por lo tanto, en la industria de frutas y verduras, se trata de costos de producción.

“Debes tener suficiente fertilizante y los productos químicos adecuados para controlar la calidad, los insectos y, hasta cierto punto, el clima. Nuestro negocio se trata de rendimientos y volumen”, dijo Nakaoka

Los productores no tienen control sobre los costos de los agroquímicos, que han aumentado un 67% y en la que el especialista agregó que los  fertilizantes han subido un 43% . Los insumos son  la  principal preocupación de los productores.

Una preocupación específica para los productores de hortalizas de Guanajuato es el costo de los trasplantes, que se utilizan para la mayoría de las plantaciones.  Durante  2022,  el costo se ha incrementado un 26 por ciento.


John Nakaoka, consultor de Mr. Lucky, con sede en Guanajuato, México, comprueba el paquete de apio embolsado de la empresa. Lucky es un productor, envasado  y exportador de muchos productos, entre ellos verduras frescas.

En tanto, la caída de la producción de chips de computadora a nivel global es muy relevante, ya que estos chips son parte integral del funcionamiento de todas las sofisticadas máquinas y tractores en los campos. Si un tractor tiene tiempo de inactividad, no puede entrar en el campo.  Los productores necesitan tractores para arar, usar productos químicos, cosecha y todo. Los chips de computadora por sí solos son enormes dentro de la lista de preocupaciones de los productores”

Sin embargo, aún más preocupantes son  los costos de mano de obra, diesel y empaque. De acuerdo a Nakaoka el embalaje es necesario porque no es posible enviar una bolsa de 24 cabezas de lechuga. Pero inherentemente, una caja es de valor cero. Nadie paga más porque el costo de su caja ha aumentado. “En México, todas las cajas provienen de fabricantes estadounidenses. No solo es ese costo, sino el costo del diesel para transportarlos. Las cajas han subido un 36 por ciento. Nadie nos va a dar más porque nuestras cajas cuestan un 36 por ciento más”

“Para alcanzar el punto de equilibrio de hace dos años, necesitamos un 21 o 22 por ciento más. Y si lo conseguimos, ni siquiera estamos por delante. El mayor daño causado a nuestra creciente industria fueron los funcionarios que nos aseguraron que estos costos son transitorios. ¡No eran transitorios! Y siguen subiendo”, enfatizó.

Noruega se ubica como un  jugador clave  en este tema. Nakaoka explicó que el  país es uno de los mayores productores de nitrógeno del mundo. De hecho, Yara International, acaba de reducir su producción de nitrógeno en dos tercios debido a los altos costos del gas natural.

Además, la producción de amoníaco es fundamental para la producción de fertilizantes. "El 80 por ciento del amoníaco del mundo se utiliza para la agricultura. Cualquier recorte en la producción de amoníaco tiene implicaciones en todo el mundo”.

El experto espera que  el nitrógeno y los fertilizantes aumentan aún más el próximo año. Esto solo mejorará si Estados Unidos envía petróleo y gas natural.

Como si estos asuntos no fueran lo suficientemente desafiantes, Nakaoka señaló que respecto a   la preciosa producción de vegetales de invierno del Valle Imperial de California y a lo largo del río Colorado en Yuma, AZ, algunos productores de hortalizas ya tenían cultivos plantados a fines de este verano y se supo de una disminución obligatoria del 21 por ciento en el agua de riego para Yuma. 

En el futuro, estos productores pueden verse obligados a reducir o mover la producción de cultivos que necesitan mucha  agua, como el brócoli y el apio. Con la caída de la oferta, los precios eventualmente deben aumentar, y los consumidores sentirán la presión.

En esa línea, Nakaoka se pregunta si el recorte traerá  ese 21 por ciento de los ingresos adicionales necesarios a los productores.


El alza de los costos de los insumos para estos tomates de invernadero–que pertenecen a Mr. Lucky en Guanajuato, México– es muy significativo para el productor.

Sobre el futuro de la economía de Estados Unidos, el experto señaló que "ahora estamos hablando de recesión. Uno pensaría que la inflación desaceleraría la economía. Pero los medios de comunicación de negocios están informando que esta no es la inflación típica. No es el aumento de la demanda lo que está causando la inflación, pero las tendencias inflacionarias actuales son causadas por la falta de recursos y las interrupciones de la cadena de suministro que han reducido los insumos y los costos de transporte”

"Si un agricultor lidia con el aumento de los costos y la recesión, eso es un doble golpe que es muy, muy difícil para las operaciones familiares pequeñas y medianas. Nuestra experiencia en el lado de los productores es que los consumidores y clientes no son conscientes de este fenómeno. Esta vez intercalar a muchos y atrapará a la gente perdiendo empleos y los precios subiendo, lo que es una situación muy desafiante”

"Nuestros clientes dicen que estamos echando humo". Pero estas son señales de alarma de humo muy reales, comentó Nakaoka.

Suscríbete a nuestro Newsletter