Investigadores están tratando de eliminar proteínas de los cultivos para disminuir alergias alimentarias -

Investigadores están tratando de eliminar proteínas de los cultivos para disminuir alergias alimentarias

Aproximadamente el 7% de los niños y el 2% de los adultos en EE.UU. sufren algún tipo de alergia alimentaria. Estas alergias cuestan al menos USD 25 mil millones en atención médica cada año.

Eliot Herman miembro de la Crop Science Society of America se ha dedicado a estudiar por qué las plantas desencadenan reacciones alérgicas; y cómo reducir la posibilidad de que eso ocurra. Hace poco presentó su trabajo en la Reunión Anual virtual ASA-CSSA-SSSA 2020.

"Las alergias alimentarias son un problema social importante. Al modificar los alimentos y tratar a las personas sensibles, esto se puede mitigar, mejorar sus vidas y disminuir el gasto médico total en EE.UU.", comentó  Herman, según consignó la American Society of Agronomy.

El investigador ha trabajado principalmente en los cultivos de soja. Lo anterior, ya que las alergias a dicho cultivo afectan especialmente a niños y bebés. Y debido a que los derivados de soja como el aceite y las proteínas se utilizan en innumerables productos alimenticios, es difícil evitarlos.

Investigación

Animales, como los cerdos, tienen una alergia a la soja muy similar a la de los humanos. Herman ha trabajado con un equipo de investigación que crió cerdos muy sensibles a la soja.

Estos cerdos se pueden utilizar para ver qué tan bien se han desempeñado los fitomejoradores para eliminar las proteínas alergénicas de las semillas de soja.

El científico trabajó para encontrar una línea de la colección nacional de soja del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) que, naturalmente, no produciera la proteína alergénica. De esa forma eliminaba el problema de los GMO.

Una vez encontrada la variedad específica, cruzaron esa línea de soja con una soja cultivada más comúnmente para crear una nueva soja productiva con sensibilidad alérgica reducida.

"Esta nueva soja está destinada a ser un prototipo de bajo contenido de alérgenos que se probará como una línea convencional sin GMO para mitigar la respuesta alérgica de los consumidores", explicó Herman.

Agregaron que los cerdos hipersensibles ahora pueden usarse para probar si estas semillas de soja bajas en alérgenos son lo suficientemente seguras para las personas alérgicas.

"Al reducir los alérgenos de la soja, esperamos producir un resultado médico positivo para humanos y animales", enfatizó Herman.