Identifican compuesto en frutillas que inducen respuesta de defensa contra enfermedades -

Identifican compuesto en frutillas que inducen respuesta de defensa contra enfermedades

Un equipo de investigadores del CONICET en Tucumán, Argentina, descubrió que unos compuestos glucósidos de ácidos grasos en las frutillas inducen en las plantas respuestas de defensa contra enfermedades.

Los científicos indicaron que, además de estimular el crecimiento de las plantas, los compuestos potencian la inmunidad innata y permiten controlar enfermedades infecciones como hongos y bacterias, gracias a su acción antimicrobiana directa contra fitopatógenos.

La información fue difundida por el sitio de CONICET ITA-NOA.

Investigación

Atilio Pedro Castagnaro, investigador superior del CONICET, director del Centro Científico Tecnológico CONICET NOA Sur y uno de los coordinadores del trabajo, señaló que “lo que nosotros pudimos identificar y aislar de la planta de la frutilla son glucósidos de ácidos grasos (GAGs) con una estructura bioquímica hasta ahora desconocida, que consiste en tres azucares (dos galactosaminas y una glucosa) unidas a un ácido graso que puede tener entre seis a doce átomos de carbono”.

Según señaló Castagnaro “en general todas las propiedades que encontramos en los GAGs suelen buscarse por separado en distintos compuestos naturales”.

“Lo que nosotros purificamos son nuevos principios activos biológicos para la formulación de bioinsumos, que, además de hacer más resistente a las plantas frente a posibles enfermedades, pueden usarse para eliminar fitopatógenos y también para promover el crecimiento vegetal y, en consecuencia, aumentar el rendimiento de los cultivos. Esto quiere decir que con este ingrediente activo se puede reemplazar a más de un agroquímico sintético”, explicó.

GAGs

Los investigadores probaron exitosamente la actividad antimicrobiana de los GAGs en enfermedades de poscosecha de limones, informaron.

Por otra parte, las propiedades agronómicas de estimulación de las respuestas de defensa y promoción del crecimiento vegetal se estudiaron en ensayos con soja.

“Para estimular las respuestas de defensa de las plantas se necesitan de menores concentraciones de GAGs que cuando se espera que directamente elimine patógenos. En este caso, su acción no es antibiótica sino que funciona como una especie de ‘vacuna’ que brinda a los cultivos mayor resistencia frente a futuras infecciones”, indicó Castagnaro.

Otro de los experimentos realizados involucró ver la aplicación de los GAGs como biofertilizantes, los que, en iguales condiciones a las plantas, son capaces de incrementar el rendimiento en el cultivo de soja.

Los resultados del proyecto, es decir los usos tecnológicos del GAGs, ya cuentan con una patente; pese a ellos, aún se está estudiando el rol que tienen en la planta de frutilla y si el compuesto está presente en otros vegetales.