Entrevista: El nuevo presidente de Chilenut, Edmundo Valderrama, habla sobre los desafíos a enfrentar en la industria -

Entrevista: El nuevo presidente de Chilenut, Edmundo Valderrama, habla sobre los desafíos a enfrentar en la industria

Con una trayectoria de más de 20 años en la industria de las nueces, Edmundo Valderrama, asumió como nuevo presidente de Chilenut.

De profesión ingeniero comercial, Valderrama desde niño estuvo involucrado directamente con las nueces. “Yo me críe entre nogales”, comenta.

Nacido y criado en una familia productora de nueces, Valderrama conoce cómo funcionan las plantaciones desde Buin hasta Chillán.

En el tiempo ejerciendo como productor de nueces, Edmundo Valderrama ha participado de numerosas ferias. Trabajó en áreas comerciales de diversas compañías, estuvo presente en los inicios de Chilenut y ha presenciado de cerca la evolución de la industria de las nueces.

“La evolución de la industria, en los últimos 20 años, ha sido espectacular. De las más dinámicas de la fruticultura chilena”, asegura.

Hoy, nos cuenta los principales desafíos de la industria de la segunda especie más plantada en Chile.

El desafío de Chilenut en un país convulsionado

 

¿Qué significó para ti llegar a la presidencia de Chilenut?

Es un desafío interesante. Es bonito y hay harto por hacer, porque esta industria sigue siendo bastante joven acá en Chile. Si uno tuviera que hacer un paralelo con la edad humana es una industria que está en la adolescencia. Hay harto que aprender, que ver de casos exitosos afuera que son interesantes y hay que ver cómo se pueden adaptar ciertas acciones de ellos a la realidad nuestra.

¿Qué sello planeas entregarle a tu gestión?

Si tuviera que resumirlo, en una palabra, el sello se enfocaría en buscar todos los medios posibles para que Chilenuts genere el mayor valor agregado a sus socios.

En términos de servicios y de información yo creo que la información que es clave es el buen desarrollo de los mercados. Hoy en día los mercados y los actores van a funcionar de la mejor manera posible, de la manera más transparente posible en la medida en que la información sea buena y esté disponible para todos.

Eso significa, por ejemplo, informar de que la cosecha en Chile viene con una baja con respecto a las expectativas en términos de volúmenes y calidad; mientras antes llegue esa información a los productores y exportadores, el mercado funcionará mejor y más fluido.

En segundo lugar, fomentar la simetría de la información. Es importante que la información esté disponible a todos.  Se ha hecho un buen trabajo en esto y hoy en día hay espacios para profundizarlo y también para mejorar la comunicación de toda esa información que se genere.

Eso te posiciona bien en el universo de afuera con los clientes, te genera espacios de interacción importante y te pone en vitrina de los clientes.

¿Cómo es asumir la presidencia en un Chile con diversas dificultades?

Es todo bien dinámico. Imagínate yo llegué de Europa el 14 de marzo; llego un sábado y el miércoles ya estaban cerrando fronteras en Chile. Lo que uno pueda pensar hoy sobre las consecuencias de esto, pueden cambiar brutalmente, por ello, el principal tema hoy es ser flexibles, estar atentos y ver cómo se van desarrollando las cosas.

Ya veníamos con una carga complicada de sequía. Aún no hay cifras oficiales, pero lo que uno puede ver hablando con distintos actores de la industria es que nadie está cumpliendo sus expectativas de cosechas. Están todos bajos con respecto a las estimaciones en términos de volumen y calibre, porque se produce fruta más pequeña y menos densa.

El mercado tuvo un inicio de temporada bastante menos auspicioso de lo que se esperaba. Normalmente, el mercado para Chile parte muy fuerte durante una feria que se hace en Dubái, durante febrero, pero los contratos que se hicieron en esa feria fueron menos y a precios más bajos de las expectativas. Después empezó a profundizarse el tema del Covid y el nivel de ventas se ha mantenido a un nivel relativamente medio bajo con respecto a otros años.

Ahora, yo tengo la esperanza de que la industria de los alimentos será poco o menos golpeada que muchas otras, porque la gente debe seguir comiendo. Cambian las vías de consumo, se van acomodando. De cualquier manera, cómo afectará el Covid en términos de demanda es algo que vamos a empezar a ver con mucha más claridad durante mayo, que es el mes clave.

La importancia de la industria para Chile y desafíos globales

 

¿Cuál es la relevancia de la industria de las nueces para la agricultura chilena?

La agricultura chilena se ha ido diversificando bastante durante los últimos años y se ha ido adecuando en términos de restricciones a varias cosas. Una de las ventajas que tiene la industria de la nuez es la distribución geográfica, ya que es bastante importante.

Las nueces son hoy la segunda especie frutal más plantada de Chile con algo más de 40.000 hectáreas, siguiendo de cerca a la uva con 47.000 hectáreas

Si bien, hoy la mayoría de las hectáreas están en el centro, hay una presencia desde Coquimbo hasta Biobío; por lo que brinda una alternativa de producción a zonas que antes no eran tradicionalmente frutícolas.

Por otro lado, es un frutal que es mecanizable; lo que permite hacer operaciones donde también hay falta de mano de obra. Si no tienes la capacidad de tener y contar con la gente necesaria para hacer tus labores, las cosechas de nueces son una gran alternativa.

Además, tienen una relación muy positiva entre lo que son sus costos operacionales y sus márgenes. Por el hecho de ser mecanizable, tus costos de operaciones son muy buenos, porque se disminuye de alguna manera el riesgo operacional, Hay frutas con muy buenos márgenes por hectárea, pero muy altos costos para llegar a la cosecha. Las nueces, además, están menos expuestas a los fenómenos climáticos

Han sido un buen aporte para la industria y además también genera en términos de ciclo del año un movimiento de trabajo en fechas que antes era mucho más débil. Las cosechas de nueces comienzan en marzo y se extienden hasta fin de abril; luego viene el proceso que se extiende muy fuerte desde abril hasta septiembre- octubre. Esto cubre un invierno que antes tenía una fuerte baja de mano de obra, por ende, la generación de empleo es un aporte a nivel social y económico para el país.

¿Cómo ves la industria de las nueces chilenas de aquí a diez años más?

Bueno, si uno hace la matemática simple de las hectáreas plantadas y los volúmenes de producción, la industria en el fondo debiese ser el doble de tamaño de aquí a diez años

Quizás no tenga esa magnitud, puesto que en el crecimiento se plantan hectáreas con limitantes de suelo, clima y manejo, lo que en definitiva generan rendimientos bajo la media, pero el crecimiento será fuerte

Es una industria que ha ido evolucionando y va a pasar a ser una industria muy importante a una que debiese ser altamente eficiente para poder competir en los mercados.

Actualmente, los espacios de errores y márgenes que hay son menores, por lo tanto, la búsqueda de la eficiencia entre huerto y puerto tiene que ser cada vez mayor. Es necesario que haya una buena integración de los procesos en cada una de las etapas, porque además el aumento de volumen no te permite muchos espacios de reacción. Es decir, tú tienes que ser muy dinámico en toda tu cadena para que corra bien y no genere costos adicionales que finalmente te quiten competitividad en el mercado global.

En ese sentido, estos niveles de inversión para los próximos años. Si trabajamos con una media teórica debiésemos estar en las 200 mil toneladas en los próximos cinco años, con respecto a lo de hoy; y calculo que se debiesen tener inversiones de más o menos 100 a 150 millones de dólares en capacidad productiva, desde cosecha y poscosecha, hasta procesos.

Y en cuanto a la industria de las nueces a nivel global ¿Qué desafíos visualizas?

La industria a nivel global funciona. Existe una Asociación global, el International Nut and Dried Fruit Council; que es un paragua para nueces, almendras, avellanas, frutas secas, deshidratadas, etc. Allí se junta toda la industria, se generan recursos para auspiciar campañas de marketing e investigación sobre los beneficios que implica el consumo de los diversos productos.

Este ha sido uno de los principales drivers en el aumento del consumo de los últimos años. Si uno mira los volúmenes de producción hoy día y los compara con 20 años atrás, son muy superiores  ha habido aumento de oferta impresionante y no ha habido un desplome de precios.

También se realizan actividades que se generan a nivel de industrias particulares para posicionar las marcas de los distintos orígenes; lo que también es bastante trabajo. Sin embargo, el desafío, yo te diría, en los próximos años es el mismo, es decir, que la producción del mundo aumentará.

Hace cinco o diez años se generó un desequilibro entre oferta y demanda puntual por aumento de demanda de países como China que generó un aumento importante de precios..

La respuesta a esta situación fue un aumento importante en las plantaciones en muchas partes del mundo. En este sentido, con el desfase que se genera entre la plantación y la producción, que es más o menos de cuatro y siete años, estamos viendo que en los próximos años habrá un aumento importante de la oferta. Por esto el desafío es generar sistemas de promoción e investigación que permita aumentar los consumidores o los usos que puedan tener las nueces. Ello es clave para que este aumento en producción tenga una entrada al mercado ordenada y con un mercado receptivo.

Ahora, la tendencia de consumo ha sido buena, no hay que equivocarse. Los aumentos de consumo son buenos en los últimos años; lo que pasa es que tienen que ser iguales o mejores en los próximos años.

Chilenut y el impulso a la industria

 

¿De qué manera Chilenut ayuda al crecimiento de la industria?

Chilenut tiene que apoyar en diferentes frentes tanto nacionales como en el extranjero.

En primer lugar, debe preocuparse a nivel productivo de que la información sea la mejor y que esté disponible para la industria, de tal manera, se maximiza la producción y se minimizan los costos y los márgenes de los productores. Hay un trabajo que se hace con comités agrícolas, con los asesores técnicos, con los seminarios regionales, y con  Exponut, que se hace una vez al año.

En segundo lugar, impulsar las buenas prácticas productivas y agrícolas para producir alimentos sanos y seguros.. A su vez, la Asociación tiene que ser el receptáculo y la representación de la industria con autoridades y en el exterior. De tal manera de que sea capaz de entregarle a la industria todos los cambios en legislaciones y en las reglas del juego, tanto nacionales como internacionales.

Por último, todo lo que es marketing y promoción de la industria de la nuez en Chile y destacar sus ventajas con respecto a otros orígenes, de modo que los consumidores o compradores puedan efectivamente contar con toda la información para tomar la decisión de compra.

La verdad es que la nuez chilena tiene muchas ventajas tanto comparativas como competitivas, la que debiese ser atractiva para los distintos compradores en el mundo, por lo tanto, la asociación, junto con las empresas, debe hacer esa promoción de la mejor manera posible.

¿Cómo enfrentan el desafío de la Exponut, que tuvo que ser recalendarizada para noviembre?

Exponut está armada, estamos dándole vuelta a varios aspectos para acomodarnos a la contingencia; por ejemplo, la tradicional rueda de negocios aún estamos evaluando su realización, probablemente, puede que se realice de manera virtual. También puede que adecuemos el programa en base los resultados de esta temporada.

Tendremos la ventaja de que podremos cambiar algunas cosas con respecto a lo que veremos en términos productivos, de resultados.

Para finalizar, y más allá de la Exponut, quiero invitar a todos aquellos que no son parte de Chilenut a que estén atentos a lo que estemos haciendo en los próximos meses. A que se unan para participar en las actividades, para que así podamos conocer los intereses de cada uno. Queremos conocer las regiones y saber de las particularidades, necesidades que tienen en cada zona. Está en mis panes reunirme con los productores de las distintas zonas y procesadores para escuchar sus necesidades y particularidades de cada uno.

Ojalá se acerquen y nos ayuden a tener una industria más fuerte y competitiva. Nos hemos dado cuenta que de esta pandemia no nos salvamos solos, sino como sociedad. A veces la gente en la industria suele ser muy individualista, yo como productor también me he visto siendo individualista, pero tenemos que entender que las asociatividades generan ventajas y esta pandemia nos está dando la oportunidad de ver esas ventajas.

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.