Elementos básicos para la exitosa cosecha de nueces -

Elementos básicos para la exitosa cosecha de nueces

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia, fue elaborado por www.inia.cl, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Elementos básicos para la exitosa cosecha de nueces

El momento de la cosecha  de nueces es crítico, porque se enfrentan dos corrientes: Quienes cosechan lo antes posible para maximizar la calidad, evitar la presencia de hongos y comenzar lo antes posible con el proceso de pos cosecha de la nuez, los cuales deben utilizar más horas de despelonado y de secado del producto, comparados con aquellos que postergan la labor para tener menos nueces con pelón adherido y remover menos humedad en forma artificial, a riesgo de deteriorar la calidad y la sanidad.

cosecha de nueces

Foto: www.inia.cl

Para tomar una decisión adecuada se debe entender que Chandler se adapta mejor que sería una cosecha más tardía y que en la zona norte es más fácil postergar unos días la cosecha con menos riesgo que en la zona sur, donde hay mayor probabilidad de lluvias o lloviznas que pueden afectar negativamente esta labor.

Adecuada labor

Una adecuada labor de cosecha, en consecuencia, sólo se puede llevar a cabo en buenas condiciones si el predio cuenta con un remecedor, que permite la rápida remoción de la fruta desde el árbol, una despelonadora que permite una rápida eliminación de pelón o de restos de pelón, de un porcentaje de las nueces cosechadas y un secador que lleve a la estabilización de la humedad y, por ende, de la calidad final del producto.

Si bien la cosecha se puede hacer golpeando el follaje con varas, remeciendo la planta o esperando la caída espontánea de la fruta, desde el punto de vista técnico es mucho mejor remecer que las otras opciones de colecta de fruta.

cosecha de nueces

   

Lugares de procesado y acopio en la cosecha de nueces

Es necesario revisar y adecuar los equipos de cosecha, despelonado y secado, así como las bodegas de acopio. Se recomienda el cambio de partes deterioradas o dañadas de las remecedoras y la puesta a punto de la despelonadora, la carga de combustible de los secadores y el control de los equipos que determinan la humedad de la nuez.

Si no se dispone de alguno de estos elementos esenciales para esta labor, se debe contactar a quienes prestan servicio para no tener fruta cosechada sin los procesos indispensables para conservar la calidad de la nuez. A pesar de resultar obvia la indicación, no es infrecuente encontrar problemas al inicio de las cosechas por estos factores.

cosecha de nueces

El aseo y sanitización de los vehículos de transporte de fruta (Foto 5), bodegas, bins de cosecha y envases son indispensables. El ataque de insectos de almacenaje debe evitarse por la aplicación de fumigantes y de insecticidas, así como el lavado de envases, incluso, en forma permanente durante el proceso de cosecha.

Despelonado

Se puede hacer a mano o con máquina. La diferencia entre ambas prácticas, desde el punto de vista técnico, es notable. Una despelonadora reemplaza alrededor de 200 personas haciendo el trabajo a mano.

Implementos caseros o el sistema de mantener húmedas las nueces por varios días para que el pelón se ablande o se despegue de la cáscara, producen alteraciones del color de la película de la nuez y el desarrollo de patógenos, como hongos y bacterias. Aparte del precio, la despelonadora quiebra algunas nueces, las que se manchan con el jugo del pelón, por lo que su regulación es indispensable, para minimizar este problema.

cosecha de nueces

Secado

Debe hacerse lo más inmediatamente posible después de la cosecha. La temperatura recomendada no debe exceder los 30°C, aunque se tiende a trabajar con temperaturas mayores para acortar el tiempo de secada de cada lote. Esta práctica puede resultar detrimental para el color de la nuez. Los mejores aparatos son los que mezclan las nueces en el proceso, dando un secado homogéneo al lote, pero, son los equipos más caros.

Lo anterior deja en claro que el secado al sol, en contacto con el piso o en algún sistema de secado pasivo debiera descartarse, si se busca la mejor calidad y sanidad del producto.

Desplazamiento de la masa de aire

No solo la temperatura, sino que el adecuado desplazamiento de la masa del aire cargado de humedad que rodea a la nuez, para ser reemplazada por aire más seco del ambiente externo al secador, permite una labor eficiente. La regulación del volumen apropiado de desplazamiento de la masa del aire hace eficiente el consumo de energía.

Si es demasiada la presión de aire se gasta exceso de energía eléctrica, por ejemplo. Por otra parte, una pronta estabilización de la humedad de la nuez se consigue con un completo reemplazo del aire húmedo de entre las nueces, por aire seco de la atmósfera.

En muchas zonas del país durante parte importante del día el secador solo requiere el insuflar aire, ya que la temperatura ambiente suele estar en o muy cercana a la óptima para el secado.

Almacenaje en la cosecha de nueces

El sellado de bodegas y la reparación de las condiciones de seguridad deben ser trabajos previos a la cosecha. Para almacenar con tranquilidad, incluso para contratar seguros es necesario presentar una bodega en condiciones de sellado y protección mínimas.

El correcto almacenado de la nuez en cáscara debe hacerse en un lugar limpio, ventilado, libre de humedad, con programa de sanitización y con un entorno libre de malezas y otros contaminantes que atraigan plagas y pestes. La preparación de este entorno es conveniente antes que la cosecha se dé por iniciada.

Se debe preferir el bins plástico, respecto al empleo de bins de madera o a las bolsas de polietileno, o el almacenaje a granel. Si solo se dispone de sacos de polietileno, se debe buscar la forma de mejorarles la ventilación interna. A su vez, las mallas plásticas presentan el problema de romperse con facilidad y solo son recomendables en cosecha de pequeña escala.

Para finalizar

Finalmente, se debe evaluar la humedad de almacenaje, para evitar el desarrollo de hongos en partes del lote y la deshidratación excesiva que afecta la calidad de la nuez; y hace perder rentabilidad en el negocio al productor. La humedad máxima de almacenaje debe ser 12% y la mínima 8%. Sin embargo, en las condiciones de almacenaje se debe evitar las fluctuaciones de humedad, especialmente si este proceso va a durar algunos meses.

Fuente: www.inia.cl

www.portalfruticola.com