Director comercial de El Ciruelo entrega su visión sobre el futuro de la industria de la uva de mesa

05 Junio 2019

Rupert Maude, director comercial de la compañía española especializada en uva de mesa y carozos, El Ciruelo, quien está a minutos de subir al escenario del Global Grape Summit para participar como panelista en la sesión llamada “La Industria de la Uva de Mesa hacia el año 2029”.

Maude se reunió con Matthew Ogg, editor colaborador de Produce Business y FreshFruitPortal.com, para entregar un adelanto de su exposición sobre la industria de la uva de mesa.

P: En el Global Grape Summit, participará en un panel de discusión, que analizará la industria al 2029 y lo que se espera para el sector de la uva. Desde su experiencia y lo que ve en este momento, ¿Cuál cree que será el futuro de este producto en la próxima década?

Esa es una muy buena pregunta, porque creo que si hay algo que el tiempo y la experiencia me han demostrado, es que no se puede predecir el futuro. Hace mucho tiempo, una persona que había estado en el negocio durante 50 años me dijo que su conocimiento y experiencia no eran muy relevantes, porque la industria ha cambiado mucho y muy rápidamente.

Una década después de este encuentro, lo único que diría con certeza es que la fruta se seguirá consumiendo. Me sorprendería mucho que la uva no siga siendo un producto muy popular; en cuanto a cómo llegaría al cliente o al usuario final, en qué formato, creo que está fuera de mi alcance.

Mirando el mundo y la forma en que se comercializa la uva, es todo muy diferente. Ves que en la mayor parte de Europa y del mundo usan clamshells, pero algunos mercados les gusta tener todo completamente suelto, sin ningún tipo de embalaje, y otros optan por usar bolsas.

Creo que la industria de la uva de mesa evolucionará, se lanzarán diferentes tipos de envases que permitirán mejorar el producto y aumentar su vida útil, como también destacar su presentación en el punto de venta.

P: Por otro lado, si bien no podemos saber qué va a pasar con seguridad, cuando los productores están plantando vides, puede tomar un tiempo para que la fruta esté lista, por lo que todavía tienen que suponer algunas cosas. ¿Hacia dónde se apuntan esas ideas en lo que respecta a las variedades y los mercados?

R: Si eres un productor, tienes un propósito muy claro. Un gran productor de California lo resumió muy bien: la uva debe ser buena, y eso significa buen color, forma, tamaño, vida útil y que tenga buen comer, por lo tanto, debe ser barato y eficiente en cuanto a su producción. En otras palabras, no se puede pasar mucho tiempo realizando maniobras que impliquen mucho trabajo, ya que eso encarece.

P: ¿Y cómo usted, como empresa, se está preparando para el futuro de su negocio y dónde ve las mayores oportunidades y desafíos?

R: La oportunidad es hacer un trabajo mejor y más eficiente, y eso se traduce en reducir los reclamos y las pérdidas. Por lo tanto, si se hace un mejor trabajo en los campos, tendrás menores bajas en los rendimientos, menos problemas y, por lo tanto, costos, y si se hace un buen trabajo poscosecha y se entrega el producto al cliente en un estado óptimo, entonces usted gana de nuevo porque va a tener menos reclamos.

Todo el mundo debe buscar tener la mejor reputación que se pueda, porque al final del día, la reputación es la que se juzga, ya seas periodista, agricultor o un piloto; se trata de quién eres, lo que has hecho y cómo lo haces, lo que importa. Para que cualquier negocio progrese, debe ser sostenible, respetuoso con el medio ambiente, no solo para el mismo, sino que para todo el sector, ya sean proveedores, clientes, el público en general, todos.

P: ¿Cuáles cree que son algunos de los mercados con mayor proyección para la uva de mesa, donde compañías como la suya están encontrando más oportunidades o actúan de forma más agresiva para posicionarse?

R: Creo que Asia tiene grandes posibilidades, pero también tiene mucho riesgo. India tiene un potencial tremendo, pero aún no lo tengo considerado. Vemos otros mercados como Australia y Nueva Zelanda, los que son abastecidos desde lugares como California, y no vemos ninguna razón por la que no podamos hacer eso, por lo que existe la posibilidad de hacer muchas cosas, pero es una cuestión de llegar en un momento en el que podamos comprometernos.

P: ¿Qué tipo de amenazas ven en las nuevas regiones de crecimiento? Por ejemplo, hemos visto un importante aumento de la producción en países como Perú, lo que está teniendo un impacto en los mercados.

R: No veo al hemisferio sur como una amenaza directa, pero si como una indirecta, porque si hacen un mal trabajo y logran reducir el precio promedio de la uva en el mundo, eso obviamente tendrá un efecto en cadena.

Nos preocupan más los países africanos que están emergiendo, como Túnez, Marruecos o Senegal, donde existe la ambición de cultivar uvas y no lo han hecho antes. Si son patrocinados por los programas varietales correctos, obtendrán la preferencia de los clientes, y solo dividirán y conquistarán. Los supermercados aman una nueva fuente.

Por el momento no está sucediendo, pero creo que tendríamos que trabajar juntos. No hay una solución fácil para esto.

P: Hemos hablado un poco de todo aquí. Cuando se trata de temas para el futuro, ¿Hay algo más que no hayamos conversado y que le gustaría discutir?

R: Creo que lo importante para el futuro son los envases y los plásticos. Uno ve todas estas imágenes terribles de mares de plástico flotando alrededor de los océanos del mundo, y creo que se puede y se hará mucho para reducir el uso de plástico en los envases, como también para hacer que los fabricantes, productores, todos, sean más responsables por los residuos.

Recuerdo haber ido a un seminario e ir a una reunión sobre el reciclaje de envases, y éramos dos más el que daba la charla. Simplemente mostró el poco interés que todos tenían en el tema, mientras que hoy en día hay presión de nuestros clientes, presión de los medios de comunicación, y creo que también auto crítica; todos sienten que quieren dejar el mundo como un lugar mejor que cuando entraron, así que creo que será lo más importante en los próximos 5 ó 10 años.

P: En ese tema, ¿está usted haciendo alguna incursión experimentando con diferentes métodos de empaque que incorporen materiales reciclables o compostables?

R: Por supuesto. En primer lugar, hay muchos tipos de empaques disponibles en la actualidad y también hay muchos nuevos saliendo. Hace dos años, nadie hubiera pensado en tener un clamshell de cartón porque es mucho más barato y más fácil de usar que uno de plástico, pero ya están disponibles y son termo-sellables.

Estamos trabajando con eso, y hemos trabajado con bolsas de papel desde siempre; estamos extendiendo eso. También estamos estudiando la celulosa, que es un plástico más reciclable y se trata de ver diferentes materiales de empaque.

La madera no es realmente una opción porque tiene astillas, pero el papel y el cartón serán mucho más frecuentes en los envases del futuro.

El mercado del Reino Unido es probablemente el más agresivo del mundo, donde todo tiene que ser más barato, pero creo que eso ha cambiado. Creo que el Brexit cambiará eso y la revolución del empaque también, con la gente pagando por los materiales correctos y la forma correcta de hacer las cosas, y ese es un concepto que se transmite independiente del producto o del lugar.

P: Y, con suerte, a medida que más personas ingresen al mercado para abastecer y encontrar eficiencias, se volverá más barato. Es fantástico que estés tomando esas iniciativas y gracias por tu tiempo hoy.

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario