Importadores estadounidenses están impresionados de seguir vendiendo uvas peruanas sin semillas

23 Marzo 2018

Un importador – distribuidor de Nueva York dice que está muy sorprendiendo de que todavía se vendan uvas de mesa peruanas durante esta semana en la costa este de Estados Unidos, en una temporada que ha visto que los niveles de precios para los exportadores de contra estación no alcanzan las expectativas.

El propietario de Direct Source Marketing, Ira Greenstein, comentó que las temperaturas más frías de lo normal que han afectado a Perú en los últimos meses han provocado retrasos de entre dos a cuatro semanas, lo que causó que el país se superpusiera en gran medida con Chile.

En esa misma línea explicó que, si bien el mercado de uva de mesa de Estados Unidos había sido “bastante fuerte” durante gran parte de diciembre y enero, esto se debió a los volúmenes significativamente menores del norte de Perú, durante febrero y marzo, por lo que la situación era más desafiante.

“Para los productores peruanos que lograron ingresar sus productos en el mercado estadounidense antes de fines de enero, les fue muy bien”, comentó.

“Por el contrario, los productores chilenos de las regiones del norte de Ovalle y Copiapó que vinieron con sus volúmenes al mercado estadounidense en enero no les fue tan bien”.

Greenstein agregó que las vides jóvenes de Perú producen fruta más vigorosa, y que el país envía uvas a Estados Unidos bajo un protocolo de tratamiento en frío, mientras que las uvas chilenas deben ser fumigadas con bromuro de metilo.

“El mes de enero, a los productores peruanos les fue bien, a los productores chilenos les fue bastante peor”, sostuvo Greenstein.

En febrero, el mercado de Estados Unidos comenzó a recibir fruta de mejor calidad de las principales regiones productoras de Chile, incluidas Super Flame y algunas variedades patentadas, pero Greenstein indicó que esta fruta se vendía junto con uvas peruanas que deberían haber estado fuera del mercado en enero.

Los grandes volúmenes que ingresaron al mercado combinados con “una baja cantidad de apoyo promocional de los minoristas de Estados Unidos” significaron que los precios fueran “relativamente bajos” en comparación con lo que los productores peruanos habían estado esperando, destacó Greenstein

“Para los productores chilenos fue muy consistente con lo que se ve normalmente, tal vez 2-4 dólares menos de lo que habíamos anticipado, pero para los productores peruanos fue muy decepcionante. Sus expectativas eran que iban a recibir un pago mayor por su fruta, y eso no sucedió”, aseguró el importador.

Greenstein explicó que incluso esta semana había mucha fruta peruana en almacenamiento en frío, y parecía que incluso había algunas llegadas al mercado.

“Estoy sorprendido de ver que a fines de marzo todavía tengamos uvas peruanas sin semillas en la costa este”, comentó Greenstein.

“Es muy sorprendente verlas aquí durante tanto tiempo, pero creo que eso se convertirá en la nueva normalidad. Con los volúmenes que se producen allá, creo que se verá más y más envíos tardíos de fruta peruana”.

A pesar de los desafíos, Greenstein esperaba un final positivo para el negocio de uva del hemisferio sur. Señaló que México parecía tener un menor volumen, mientras que las recientes lluvias en Chile habían interferido la cosecha y se afectó la producción de algunas variedades.

“Creo que veremos un mercado spot más sólido las variedades rojas y negras sin semillas a medida que lleguemos a fines de abril. En general los suministros de Thompson Seedless y de buena calidad son limitados y ya estamos viendo ese repunte del mercado aquí de manera significativa”, comentó Greenstein.

“En general, fue un enero difícil, mientras que febrero y marzo fueron desafiantes, y a medida que avanzamos en esos volumenes y creo que abril marcará la pauta para un final bastante fuerte para los productores que tengan fruta de calidad en el mercado estadounidense en abril”.

“Menos es más” para el retail estadounidense

Comentando sobre el apoyo promocional relativamente bajo de los minoristas estadounidenses en los últimos meses, Greenstein sostuvo que creía que un número cada vez mayor de supermercados adoptaba una mentalidad de “menos es más” para las uvas de contra estación.

Asimismo, comentó que se enfrentaban a costos crecientes y competencia, y que muchos simplemente no necesitaban promocionar uvas de mesa durante los meses de invierno cuando hay altos volúmenes de cítricos y manzanas domésticas.

Por lo tanto, Greenstein cree que muchos productores chilenos que no tenían programas propios con las principales cadenas minoristas de Estados Unidos tendrían que empezar a buscar otros mercados, ya que los retornos del mercado estadounidense probablemente seguirían disminuyendo en el futuro.

“Los peruanos van a tomar el control de este mercado de uva de mesa de importación durante el invierno”.

www.portalfruticola.com

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario