Nuevas variedades de espárragos y frutillas buscan impulsar las exportaciones en fresco desde Chile y Latam -

Nuevas variedades de espárragos y frutillas buscan impulsar las exportaciones en fresco desde Chile y Latam

Si hablamos del panorama actual de las exportaciones de espárragos frescos de Chile, podríamos decir que son casi nulas, a excepción de un par de empresas que hoy en día están tratando de hacer resurgir este sector. Pero ¿cuál ha sido el principal factor que ha generado que las exportaciones de espárragos frescos prácticamente desaparecieran en los últimos 15 años?

Lucas Marín, encargado de ventas y exportaciones de Agrícola Llahuén, empresa que trabaja hace más de 45 años con los programas de desarrollo varietal de la Universidad de California, señala que debido a una disminución de la superficie plantada en algunos de los países productores de espárragos frescos, sumado a una baja tasa de renovación de las esparragueras en Perú y México (dos de los productores de espárrago más grandes del mundo), han abierto una ventana al mercado chileno para la exportación de espárrago en fresco e IQF.

Plantación de espárragos variedad DePaoli

“Perú y México tienen un sector esparraguero muy competitivo a nivel internacional, tienen climas más cálidos y en algunas zonas les permite tener una producción más prolongada”, comenta Marín.

Sin embargo, uno de los factores que influyó en que Chile haya vuelto a impulsar el cultivo y exportaciones de espárragos frescos es la salida del negocio de algunas empresas agroexportadoras peruanas más grandes de Perú.

Según Marín, en Chile se ha visto un crecimiento por sobre las 500 hectáreas en el cultivo de espárrago en los últimos dos años.

“Esto podría generar que el crecimiento sea aún mayor, gracias a que hoy por hoy los precios en el exterior son lo bastante interesantes como para tentar algunas apuestas un poco más arriesgadas. Además, la demanda sigue creciendo de la mano de EE.UU. y Europa, pero también desde lejos se visibiliza a China como un mercado que podría comenzar a importar más volumen de este producto”.

Marín además comenta que el desafío de la empresa es introducir nuevas variedades en Chile, ya que desde hace dos temporadas pareciera que ha vuelto el interés por el cultivo.

“Chile ha trabajado principalmente con la variedad UC157 desarrollada por UC Riverside, que ha sido la reina de las variedades desde hace 30 años. Esta variedad ha tenido una muy buena adaptabilidad en las zonas esparragueras desde Linares hasta Chillán”.

“Es importante recalcar que somos el único vivero licenciado y autorizado para la producción de semillas de espárragos del programa de UC Riverside, fuera de California”.

Agrega también que actualmente hay nuevas alternativas como la UC 115 más conocida como “DePaoli”, que ha venido a reemplazar a la UC157, la que destaca por tener un potencial productivo más alto, al igual que la variedad Espada, que es parte del mismo programa, y junto con DePaoli, son variedades más precoces y mantienen las puntas cerradas en presencia de altas temperaturas en comparación a UC157.

“No obstante, estas dos variedades se adaptan mejor a climas más cálidos, por esa razón es que Perú y México son nuestros principales mercados de exportación de semilla, ya que presentan las mejores condiciones, para expresar el potencial genético de la semilla”.

Las raíces de Agrícola Llahuén están en las frutillas

La relación de Agrícola Llahuén con la UC Davis data de hace más 40 años, ya que fue la empresa chilena la que introdujo por primera vez las variedades de frutillas (fresas) del programa de mejoramiento genético de la universidad estadounidense a Latinoamérica.

De hecho, una de las razones del nombre de la compañía se basa en esto, ya que “Llahuén” viene del mapudungún y significa “frutilla”.

Desde esa época a la fecha, Agrícola Llahuén posee las licencias con Eurosemillas, representantes del programa de UC Davis.

Marín comenta que la tendencia en las frutillas frescas se está dando más para el consumo interno y también se está expandiendo con la adopción del cultivo por sistema hidropónico, en sustrato, bajo invernadero en los diferentes mercados de exportación.

“En ese sentido, creo que, si hablamos de exportaciones, prácticamente todo es a través de congelado, la exportación en fresco es un desafío en el que aún debemos trabajar”.

 “Tenemos variedades que son las reinas del congelado como la Camarosa. Si hablamos de fresco es Albión, que es la que tiene la mayor concentración de azúcar y la que más les gusta a los consumidores, pudiendo llegar a los 10 a 14° brix, en comparación con las tradicionales que bordean los 8 a 10° brix”, explica.

“Los estudios que hemos estado haciendo buscan establecer cómo manejar cada variedad, cuál necesita raleo de flores, qué temperaturas necesitan, humedad, etc.”

“La idea es que la planta vaya casi con un manual de manejo ya establecido y probado por nosotros, incluso somos capaces de asesorar sobre qué variedades son mejores para el cultivo en aire libre o para invernadero”.

“Nosotros fuimos prácticamente los primeros exportadores de plantas en Sudamérica y la fundadora, la señora Vilma Villagrán, fue una de las pioneras en promover la exportación de las plantas de frutillas o fresas en la región”.

“Actualmente exportamos las plantas a Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Uruguay, México, Perú, entre otros, prácticamente a todo Latinoamérica”.

La empresa inauguró a fines del 2016 el Centro de Investigación de Agrícola Llahuén, ubicado en Chanco, Región del Maule, donde cuentan con 2 hectáreas de experimentación donde se prueban las nuevas variedades de frutillas/fresas, con el fin de aportar material y manuales de manejo no tan sólo para Chile, si no que una base para todos los mercados a los que exportan.

"La idea es poder tener toda la información necesaria para que el agricultor pueda dedicarse a producir. Nosotros hacemos los ensayos en campo y les recomendamos como, qué, y dónde plantar”.

www.portalfruticola.com

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.