Ashwagandha, el potente “Ginseng indio” con grandes beneficios para la salud -

Ashwagandha, el potente “Ginseng indio” con grandes beneficios para la salud

La Ashwagandha, también conocida como Withania somnífera, es una planta medicinal típica de la India y ampliamente conocida por sus beneficios en la salud, sus propiedades antioxidantes favorecen el sistema inmunológico y nervioso e incluso puede ser utilizada como afrodisíaco.

Esta hierba a la que popularmente se le llama “Ginseng indio” es empleada como un tratamiento eficaz contra el insomnio ya que actúa como relajante muscular y permite conciliar un sueño profundo, además reduce los síntomas del estrés y sus efectos son comparables a medicamentos utilizados para tratar la ansiedad o la depresión.

Diversos estudios médicos han probado que la Ashwagandha, gracias a sus altos niveles de antioxidantes, tiene un efecto positivo en personas que padecen enfermedades degenerativas graves como el Alzheimer o el mal de Parkinson, ya que beneficia la sinapsis, es decir, la reconstrucción de la unión de células neuronales, regenerando el sistema nervioso central.

Igualmente la planta funciona como un poderoso antiinflamatorio y es usada para tratar los dolores relacionados con la osteoporosis y la artritis reumatoide, en esos casos es aplicada como un aceite en las zonas afectadas causando un alivio casi inmediato.

También es consumida por pacientes de diabetes tipo 2, pues ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre, además es supresora de antojos dulces y reduce el apetito, por eso se recomienda a recién diagnosticados en proceso de adaptación de la nueva dieta.

De acuerdo con investigaciones científicas de la universidad de Arizona, la Ashwagandha tiene efectos anticancerígenos y se ha comprobado que evita la reproducción de células tumorales en pacientes con cáncer de mamá, de pulmón y colon, ya que la witaferina, uno de los componentes de la planta, inhibe el crecimiento de vasos sanguíneos en tumores malignos evitando que incremente su tamaño.

Las propiedades de esta hierba revitalizan el cuerpo y por eso es utilizada tradicionalmente en Asia como un potenciador de la libido masculino, entre sus efectos está la mejora de la circulación sanguínea y se emplea en casos de impotencia sexual o incluso infertilidad.

Usos estéticos de la Ashwagandha

La Ashwagandha además de todos los beneficios que aporta a la salud también es utilizada como un tratamiento estético natural, que rejuvenece la piel y fortalece el cuerpo, aumentando la vitalidad y energía de quien la consume.

Gracias a los antioxidantes que se encuentran es sus componentes la planta logra combatir los radicales libres, que son los químicos del cuerpo responsables del envejecimiento, las arrugas y las manchas cutáneas. El consumo de la Withania somnífera reduce el efecto de estas moléculas, retrasando los signos visibles de la edad.

Consumo de la Ashwagandha

Existen diferentes maneras de consumir la Ashwagandha, desde capsulas que se encuentran en las farmacias hasta en infusiones naturales hechas en casa.

La Withania somnífera se puede encontrar en forma de capsulas en la mayoría de las farmacias, muchos medicamentos relajantes o pastillas para dormir son hechas a base de esta planta, es de fácil acceso y se puede tomar una píldora diaria, sin embargo los efectos comenzarán a notarse luego de un par de semanas de haber iniciado su ingesta.

La forma más típica de consumir la hierba es a través de infusiones hechas en casa, para ello se debe comprar la raíz de la planta en cualquier tienda naturista y proceder a hervir durante unos 15 minutos. La Ashwagandha es conocida por su potente sabor y olor, a veces descrito como “aroma de caballo”, por eso se recomienda combinarla con otras hierbas naturales como el tomillo, el regaliz, o el eucalipto.

También se puede conseguir el extracto de la planta en polvo para agregarla a bebidas, preferiblemente jugos, y así disimular su sabor amargo.

 Efectos secundarios de la Ashwagandha

Al ser una planta natural la Ashwagandha no suele tener efectos secundarios adversos, sin embargo su consumo en grandes cantidades puede, como todo, producir síntomas negativos.

Debido a sus propiedades diuréticas el consumo excesivo de la planta puede causar dolor abdominal severo e incluso diarrea.

No se recomienda su consumo para personas con VIH o que tomen inmunosupresores, pues sus efectos estimulantes del sistema inmune pueden ser perjudiciales.

Tampoco debe ser utilizada por mujeres embarazadas o que se encuentren en periodo de lactancia, ya que puede interferir con la nutrición del bebé.

Dado que la planta tiene efectos somníferos se debe tener especial cuidado si se ingiere mientras la persona utiliza medicamentos para la ansiedad, la depresión, sedantes o cualquier barbitúrico, ya que su efecto se puede potenciar por estas substancias.

Además se recomienda que una vez consumida la Withania somnífera el individuo evite el uso de maquinara pesada, pues le será más difícil mantener la concentración y la rapidez de los reflejos.

Sin duda alguna la Ashwagandha aporta grandes beneficios al cuerpo humano, actualmente se desarrollan diversos estudios médicos sobre esta planta milenaria, pues se cree que en sus componentes podría estar la respuesta a varias enfermedades degenerativas.

Consumir esta hierba nos llevará a potenciar nuestra vitalidad y aumentará nuestra calidad de vida, utilizada desde hace mucho siglos en el mundo oriental, hoy en día tenemos la oportunidad de usarla en occidente, ya sea con dosis recomendadas por el médico o bien como un té de hierbas, la Withania somnífera debería estar incluida en tu rutina.

Consulta con tu médico especialista antes de incorporar a tu dieta cualquier producto o cambio significativo.

Fotografía: permiegardener, Okanagan, Canadá

Fuente: Ecoinventos.com

www.portalfruticola.com