Chile busca posicionarse a nivel latinoamericano en políticas de propiedad intelectual

30 Noviembre 2012

En seminario regional —organizado por FIA, OMPI e INAPI— se dio a conocer la experiencia nacional e internacional para universidades e institutos de investigación en esta materia.

Una de las limitantes para convertirse en economías basadas en el conocimiento, como un medio para mejorar la productividad y avanzar hacia niveles superiores de desarrollo económico y social, es la escasa inversión que existe en Investigación y Desarrollo (I+D).

Chile no es la excepción. Si bien el gasto en I+D continúa siendo muy bajo respecto a países desarrollados,  se observa un leve incremento en los últimos años, situándose en cerca del 0,5% del PIB.

Esta evolución se debe principalmente a un aumento continuo en el financiamiento de actividades de I+D por parte del Estado, comportamiento acorde a lo que ocurre en otros países en desarrollo donde el aporte público ha sido clave en las primeras etapas del establecimiento de economías del conocimiento.

Es por esta razón, que la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), a través del Programa de Apoyo a la Gestión de la Propiedad Intelectual FIA-PIPRA, junto a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), realizaron el Seminario Internacional “Transferencia Tecnológica y Políticas de Propiedad Intelectual para Universidades y Centros de Investigación”.

Su objetivo fue ilustrar y capacitar respecto de aquellos mecanismos que fomentan la vinculación entre las universidades y la industria, de manera tal de lograr una efectiva transferencia de la I+D en innovación, y con ello contribuir a mejorar la competitividad país.

La actividad, inaugurada por el Subsecretario de Economía, Tomás Flores; el director de FIA, Fernando Bas; el director de INAPI, Maximiliano Santa Cruz y el vicerrector de Investigación de la PUC, Juan Larraín, contó con la presencia de  investigadores y profesionales nacionales y extranjeros.

Al respecto, el subsecretario de Economía señaló que “nos hemos propuesto como meta ir ampliando los recursos que nuestra sociedad dedica a I+D, desde este 0,4-0,5% a cerca de 0,8–1%, acercándonos a países como Brasil. Esto, evidentemente, no puede hacerse sólo con un instrumento, habitualmente las políticas públicas que se requieren para cambiar las conductas de manera tan significativa, demandan coordinar una serie de instrumentos para ello”.

Añadió que es por esta razón que el Presidente Piñera, ha declarado el año 2013, como el año de la innovación, ocasión en que se concentrará el presupuesto en esa materia y en dar a conocer a la sociedad chilena la importancia de ser innovadores.

“Según nuestras encuestas, en Chile no hay más de 500 empresas que tengan un gerente de innovación y desarrollo. Y no ven la innovación como factor para su supervivencia y competitividad, por eso queremos que el 2013 sea un año para discutir la innovación como un elemento cotidiano”, indicó Tomás Flores.

En la misma línea, el director ejecutivo de FIA, Fernando Bas, afirmó que “con la realización de este seminario y los workshops temáticos queremos aportar a una mejor comprensión de la importancia de las políticas institucionales de propiedad intelectual como instrumento para fomentar la transferencia e innovación”.

Agregó que, a través del Programa FIA-PIPRA, uno de los resultados ha sido la instalación de la primera política de propiedad intelectual y transferencia del conocimiento en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, lo mismo se está trabajando con el INIA para una mejor transferencia del conocimiento y con la publicación de la primera Guía para el Desarrollo de Políticas de Propiedad Intelectual.

En tanto, el Director Nacional de INAPI, Maximiliano Santa Cruz, enfatizó que este tipo de actividades “fomentan el conocimiento, así como el uso y los beneficios de la propiedad industrial como una forma de impulsar el proceso innovativo nacional en universidades y centros de investigación, a través de la difusión de nuevas experiencias y la generación de espacios de conversación con expertos”.

La meta —dijo— es incentivar y generar mecanismos de gestión del conocimiento y de buenas prácticas asociadas en el mundo académico, de manera de instalar el tema en dicha comunidad.

El seminario abordó los principales mecanismos de vinculación entre la academia y la empresa, como son las políticas nacionales e institucionales de propiedad intelectual, transferencia del conocimiento en universidades y centros de investigación, así como la creación y fortalecimiento de oficinas de transferencia tecnológica.

Entre los expertos destacaron las presentaciones de Ziv Shomroni, VP, Head of Business Development, Agri-Tech, & Environment de Yissum, Hebrew University Technology Transfer Company; Yumiko Hamano, Senior Program Officer de la División de Innovación de la OMPI; Mónica Alandete, de la Universidad de California–Davis; y César Parga, Especialista Principal del Departamento de Desarrollo, Económico, Comercio y Turismo de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral (SEDI), de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Fuente: FIA

También podría interesarte
Comentarios
0 Commentarios

Deja un comentario