Agricultura Convencional

Plantas aromáticas: El comienzo de un huerto

Empezar un huerto siempre supone un gran reto. Los comienzos en cualquier cosa son difíciles y parece que todo se nos viene encima. Mucha gente empieza un huerto y lo acaba dejando porque cree que no sabe. Muchas veces el problema es que se empieza con demasiado. Si quieres ir paso a paso en el comienzo de un huerto, te recomendamos que empieces por plantas aromáticas y medicinales.

Si el huerto te parece demasiado para empezar, iníciate con plantas aromáticas

Cultivar no es difícil cuando se sabe. Hacerlo bien es un arte. Hay que recordar que las variables que afectan a cualquier cultivo son tantas que a día de hoy muchas de las tecnologías aplicadas no son capaces de predecir del todo qué va a pasar con una determinada plantación. En el huerto, la experiencia lo es todo. Si enumeramos rápidamente todos los factores que afectan a un cultivo de forma general os aseguro que son muchos:

- El clima y todo lo que ello conlleva.

Decir clima es algo muy amplio. Lo primero y más inmediato son las temperaturas (pero también tenemos, la exposición al sol, la velocidad y dirección del viento, la orientación del cultivo, la humedad ambiente, nubes, precipitaciones (agua, granizo, nieve)…

- El suelo

Es un elemento tan importante como el clima. Es donde la planta se desarrolla y «se alimenta». Las propiedades físicas, químicas y biológicas (macro y microbiológicas) son muy importantes. Parámetros como la composición granulométrica, la densidad aparente, la capacidad de retención de agua, el drenaje, el pH, la materia orgánica, la salinidad, los elementos minerales (macro y micronutrientes), los organismos del suelo, la cantidad de aire del suelo y su capacidad de oxigenación, capacidad de intercambio catiónico… Nos podemos aburrir enumerando todo.

plantas aromáticas

- Las condiciones intrínsecas de cada cultivo y variedad.

Dentro del huerto tenemos un buen puñado de diferentes productos que necesitan condiciones muy diferentes. Si ahondamos más, nos encontramos que dentro del mismo producto, existen decenas de variedades. Cada una de estas variedades tiene unas características y unas tolerancias concretas a cada una de las variables anteriores que hemos enumerado de suelo y clima, además de resistencia a plagas y enfermedades.

- Plagas y enfermedades.

Es la quimera de un huerto. Cuando todo va bien, no hay problema. Cuando las plantas empiezan a sufrir ataques de plagas y enfermedades, empezamos una carrera contrarreloj intentando elminarlas sin dañar nuestro huerto. Es, sin duda, uno de los puntos más costosos y desesperantes con los que hay que lidiar.

Estas son unas cuantas variables que determinan el éxito o fracaso de un cultivo y además, no sólo cuenta cada una de ellas por separado sino la interacción entre ellas, ya que todas están interrelacionadas de alguna forma.  Saber cómo afectan y cuáles son los límites y preferencias de cada cultivo aumenta las posibilidades de éxito en nuestro huerto.

Empezar es lo más difícil y por eso te recomendamos:

Si nunca has plantado nada de nada (ni siquiera una sencilla planta de interior), meterte con huerto sin nadie que te ayude y te aconseje, puede resultarte complicado. Nuestra recomendación es que comiences plantando en tu balcón, terraza o pequeño jardín un pequeño huerto de plantas aromáticas y medicinales. Siiiiiiii…. sabemos que no vas a obtener tomates, pepinos y lechugas para tus ensaladas pero es la mejor forma de ir cogiendo hábitos y preparando el terreno. ¿Y por qué plantas medicinales y aromáticas?

plantas aromáticas

Muy sencillo:

- La mayoría son plantas muy rústicas y no sufren de plagas y enfermedades (aunque hay excepciones como el laurel por ejemplo).

- Se adaptan muy bien a diferentes tipos de suelo. Con un sustrato universal y un par de consejos básicos de plantación, no tendrás ningún incoveniente con la gran mayoría de plantas aromáticas y medicinales.

- Se adaptan muy bien a diferentes condiciones climáticas. La gran mayoría de ellas también son muy tolerantes con amplios rangos de temperatura, precipitaciones y radiación.

- Sus cuidados no son excesivos. Los cuidados de las plantas aromáticas no son complicados. Basta con unas nociones básicas y un poco de buen hacer para llevarlas a buen término.

Se adaptan muy bien al cultivo en maceta. Este punto es del todo determinante. Casi todo el que vive en una casa, tiene terraza o balcón. Hay muchas plantas aromáticas que se prestan al cultivo en macetas. Puedes empezar por ahí.

Si te gusta y todo va bien con las plantas aromáticas...

Si lo de las plantas aromáticas y medicinales te convence y quieres más, estarás preparado para dar el salto al cultivo de hortalizas. Experimenta primero con cultivos sencillos como pimientos, rabanitos, lechugas. Poco poco a poco verás cómo te vas metiendo en más y más cultivos.

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agronotips fue elaborado por www.agromatica.es, el cual fue revisado y reeditado por Agronotips.com

El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2024