El mango ecuatoriano busca mantener su jerarquía - PortalFruticola.com

El mango ecuatoriano busca mantener su jerarquía

El mango ecuatoriano busca mantener su jerarquía

Las variedades de mango: Tommy Atkins, Ataúlfo y Kent, son las que se cultivan en mayor cantidad en la provincia de Santa Elena. Desde hace más de una década en los campos peninsulares se empezó a producir la variedad Tommy Atkins que, por su sabor, tamaño y color, rápidamente se adentró en el mercado local e internacional.

Sin embargo, en los tres últimos años la variedad Ataúlfo ha empezado a ser solicitada para la exportación, así lo refiere el ingeniero agrónomo Jorge Espinoza, quien conoce de cerca el proceso del cultivo.

De la variedad Kent, cuya planta es más resistente a las altas temperaturas, sus frutos también son exportables. Otra variedad que Ecuador vende a los mercados mundiales es la Keitt, cuya característica cítrica hace que se lo requiera inclusive sin madurar.

En la Península, las zonas más importantes para el cultivo de mango de exportación están en las parroquias: Chanduy y Julio Moreno, esta última, ubicada al sur de la Península, limita con Guayas; entre los dos lugares hay alrededor de 200 hectáreas. En estos días los agricultores extreman los cuidados para la producción que se les avecina.

“Desde septiembre a enero de cada año es la época más importante en que el mango ecuatoriano se vende a mayor valor en los mercados internacionales. Estados Unidos es nuestro principal comprador, pero también se lleva para Europa”, señaló Espinoza.

El experto considera que el ciclo de cosecha en esta zona es el más propicio para la venta de la fruta ecuatoriana en el mercado internacional, porque países productores como México y Perú en esos meses disminuyen sus exportaciones, “se miden los tiempos para tener las cosechas en el período donde se pueda comercializar a buen precio”, dijo.

Producir mango suele resultar relativamente costoso comparado con otras frutas, el promedio de inversión en una hectárea supera los $ 5.000 cuando ya se está en producción. Estos gastos están relacionados con el mantenimiento de la planta, mano de obra en la cosecha, empacado o embalaje para la exportación y los costos de electricidad para mover las maquinarias en los sistemas de riego.

Una hectárea puede producir hasta 15 toneladas, por ello, la rentabilidad puede triplicarse con el buen precio en los mercados del mundo a donde se destina la fruta. Las ganancias dependen de acuerdo con la demanda y precio, de allí que la exportación de mango ha tenido un importante repunte en el Ecuador.

En la actualidad, el mango compite con las exportaciones de pitahaya y guanábana, frutos que ahora se cultivan en gran número en el país. Aunque son las empresas frutícolas las que producen mayor cantidad de hectáreas de mango.

“En principio, el promedio de inversión es de unos $ 3.500, que se gasta en la preparación del terreno, instalación de sistema de bombeo y trasplante de los injertos. Luego hay que esperar alrededor de tres años para la primera cosecha”, refirió José Borbor, quien labora en la zona de Julio Moreno.

El ingeniero agrónomo Patricio Proaño Rodríguez cultiva mango de la variedad Tommy Atkins. La producción que ha tenido la ha comercializado en Colombia; considera que lo más complejo para quienes se dedican a este cultivo es encontrar mercados en donde se pueda vender la fruta a buen precio.

En el caso de Proaño Rodríguez, tuvo inconvenientes en el 2019 debido al paro nacional, en ese entonces su fruta se pudrió en contenedor previo a la exportación. En el 2020 y 2021, la situación de la pandemia, que generó la crisis de contenedores, fue otro dolor de cabeza para el exportador. Para este 2022, Proaño está optimista con la cosecha en su hacienda que empezará el próximo octubre.

“El clima de la Península es excepcional para la polinización, de manera especial en el verano. A eso se suma la cantidad de horas luz que se tiene acá. Eso ayuda para que en meses que no son usuales en cosecha de mangos en otras partes del país, en Santa Elena se tenga producción”, refirió Proaño.

Los técnicos agrícolas que laboran en las haciendas cultivadoras de mangos consideran que las podas en principio de formación de la planta y después de la primera producción, que son las de mantenimientos, son fundamentales. Asimismo, la etapa de la floración hasta la consecución y desarrollo del fruto es donde se debe tener un buen manejo y cuidado.

El buen manejo de agua, la fertilización y los controles fitosanitarios son claves en el proceso de producción del mango. Los expertos recomiendan que es muy importante evitar las plagas y enfermedades porque afectan directamente al tamaño del fruto y eso disminuye su valor comercial.

Según los pequeños agricultores, la inversión es alta y el capital económico que poseen ellos no les alcanza, por eso en los sectores agrícolas: Colonche y Manglaralto, de esta provincia, sí se produce mango en menor cantidad. En estos sitios existen fincas en donde los campesinos tienen pequeñas extensiones de mango, pero a la par producen maíz, pimiento u otra hortaliza de ciclo corto.

El crecimiento de exportaciones es de 1,5 %

“Hasta que produzco el mango ya he tenido algunas cosechas de maíz, tomate, pimiento y pepino. Con el dinero que se gana en las hortalizas, he logrado mantener la plantación de mango, que ahora sí vamos a tener producción”, comentó el comunero de Colonche, Vicente Magallán, quien está a la espera de la producción de mango Tommy Atkins.

Según cifras del Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, las exportaciones de mango han presentado una tendencia favorable en los últimos cinco años, la tasa de crecimiento anual equivale al 2,4 % en valor y a 1,5 % en volúmenes.

La cifra de crecimiento se refleja desde el 2017, cuando Ecuador exportó 59.000 toneladas y recibió un ingreso económico de 44,7 millones de dólares. En el 2021 fueron 61.000 toneladas que salieron al mercado internacional y el ingreso se estableció en 49,2 millones de dólares. De enero a marzo del presente año ya se han exportado 1.081 toneladas de la fruta.

El 85,2 % de las exportaciones en el 2021 tuvo como destino los Estados Unidos, un total de 42 millones de dólares se percibió del país norteamericano. El 14, % restante se obtuvo de los mercados de Países Bajos    (6,7 %), Canadá (2,7 %), Bélgica (1,5 %), Colombia (1 %), Nueva Zelanda (0,55 %), Reino Unido (0,48 %).

El ente gubernamental confirma que la variedad que lidera las exportaciones es el Tommy Atkins, con un  65 %, el otro 35 % se divide en Ataúlfo, Kent, Haden y Keitt. Los agricultores en la Península coinciden que la variedad Keitt es poseedora de características ácidas, asimismo, está siendo pedida para exportación.

La Fundación Mango Ecuador, en una de sus redes sociales, publica que en septiembre del año pasado arrancaron las exportaciones enviando 340.798 cajas, de las cuales Estados Unidos compró un 96,71 % y Canadá un 3,29 %. Al final de todo el 2021, se exportaron 15,3 millones de cajas de mango.

La principal provincia que cultiva mango de exportación es Guayas, con aproximadamente 7.700 hectáreas, de las cuales 5.600 se destinan a la exportación, según datos de 2018. De acuerdo a datos del INEC del 2016, en la región de la Costa se cosechan más de 16.000 hectáreas. /Expreso

Suscríbete a nuestro Newsletter