Agricultura Convencional

Cómo cultivar jengibre en maceta paso a paso

Cultivar jengibre en una maceta es fácil. Es una gran idea si vives en un clima templado-frío o no tienes mucho espacio.

Jengibre

Si podemos hablar de una planta medicinal que por excelencia tiene una gran cantidad de aplicaciones y de remedios terapéuticos, además también de un buen aroma y un sabor un poco picante, esta es el jengibre.

jengibre en maceta

El jengibre es una especia o hierba de clima cálido, como el ajo o la cúrcuma. Tiene propiedades antiinflamatorias y antibióticas. Es bien conocida su capacidad para acelerar la digestión.

Realmente una raíz muy interesante en la que en el artículo de hoy vamos a ver como la podemos cultivar de forma sencilla en casa, sin necesidad de mucho espacio podremos cultivar estos rizomas y disfrutar de su sabor. Lo mejor de todo, es que todos podemos hacerlo incluso con un rizoma que podamos comprar en un supermercado, un vegetal que solo tendrás que comprar una vez.

jengibre en maceta

Cómo cultivar jengibre en interior

Una de las ventajas de cultivar el jengibre en casa, es que es una planta que crece bien sin necesidad de luz solar directa, por lo que podremos cultivarla dentro de casa, toda una ventaja.

Además de sus propiedades medicinales para los humanos, también se puede usar como ambientador natural.

Aunque eso no significa que no le guste, le encanta la luz y las buenas temperaturas, incluso al cultivarlo en maceta, siempre podremos moverlo y cambiarlo de sitio según nuestras necesidades. Además el cultivar jengibre en casa también puede servirnos para usar el jengibre en la lucha biológica contra la tuta en los tomate haciendo un té de jengibre.

jengibre en maceta

Cultivar raíces de jengibre es fácil, busca o compra rizomas (raíces) de jengibre frescos, que midan entre 7 y 10 cm. Busca piezas con brotes de crecimiento. Estos pequeños brotes verdes tienen un aspecto similar al de las patatas. El jengibre comprado en la tienda a veces se trata con productos químicos retardadores del crecimiento, por lo que es una buena idea que mantengas los rizomas en agua durante la noche o durante unas horas.

Cómo plantar jengibre en maceta.

jengibre en maceta

Plantación y propagación.

El mejor momento para empezar a cultivar jengibre es la primavera. Sin embargo, si vives en un clima cálido y sin heladas, puedes intentar cultivar jengibre en maceta en cualquier momento, pero el mejor momento es a principios de la estación húmeda.

Planta los rizomas (2-3 cm) a 2,5 cm de profundidad en la tierra de la maceta con los brotes hacia arriba.

Las plantas de jengibre empezarán a salir en un par de semanas. Hay que tener en cuenta que las plantas de jengibre crecen hasta un metro o metro y medio de altura.

Elegir la maceta.

Para el cultivo de jengibre, elige una maceta estándar de 30 cm de profundidad para proporcionar un amplio espacio a las raíces para crecer.

Sol

En su clima natural, el jengibre es conocido por crecer en sol parcial, por lo que es una buena idea que mantengas tu maceta en un lugar que reciba pleno sol pero con sombra por la tarde. Sin embargo, si vives en un clima muy frío, mantén la planta en un lugar soleado.

Suelo

La tierra suelta, bien drenada y arenosa, rica en compost, es la mejor para cultivar jengibre en interior o exterior en una maceta.

Riego

La planta de jengibre requiere un riego profundo y regular, ya que prefiere un suelo ligeramente húmedo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el riego excesivo y el encharcamiento pueden frustrar el crecimiento y provocar la putrefacción de las raíces. Además, el riego debe reducirse en invierno. Aquí tienes algunos trucos para regar el jengibre.

Temperatura

Como el jengibre prefiere un clima cálido, no tolera las corrientes de aire ni las temperaturas frías; se aconseja mantener las plantas de jengibre en el interior cuando la temperatura empiece a descender por debajo de los 10 ºC.

Abono

El jengibre requiere un suelo rico en materia orgánica. Puedes cubrir la maceta con compost. Además, puedes aplicar un fertilizante multiuso durante la temporada de crecimiento.

Plagas y enfermedades

Las plagas como el gusano blanco, el barrenador del brote y el gorgojo barrenador de los brotes atacan a la planta de jengibre. También se ve afectada por la marchitez bacteriana, la podredumbre blanda, la podredumbre seca y los virus de las manchas foliares. Es muy recomendable mantener la planta a salvo de estas enfermedades y plagas.

Cosechar.

Las raíces de jengibre estarán listas para su cosecha en 8-10 meses, una vez que las hojas empiecen a ponerse amarillas.

Te recomiendo un video de Toni Frito con todo el proceso:

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agronotips, fue elaborado por www.ecoinventos.com, el cual fue revisado y reeditado por Portalfrutícola.com

El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2022