Manejo y control de tijeretas en huertos hortícolas - PortalFruticola.com

Manejo y control de tijeretas en huertos hortícolas

Manejo y control de tijeretas en huertos hortícolas

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por Enrique Vallejos L., Ing. Agrónomo Mg. Sc. / INIA Remehue; Sigrid Vargas S., Ing. Agrónomo / INIA Quilapamu, para www.inia.cl, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Manejo y control de tijeretas en huertos hortícolas

La tijereta europea Forficula auricularia L. (Dermaptera: Forficulidae), es una especie de insecto que se encuentra en muchas regiones templadas de todo el mundo, y que se considera en algunos casos una especie beneficiosa y para otros una plaga en varios cultivos agrícolas (Lamb y Wellington, 1975; Quarrell et al., 2021).

Estos insectos son de hábitos nocturnos y poseen un comportamiento “gregario” o de “agregación” (mediante feromonas de agregación y respuestas tigmotácticas), por lo que es habitual encontrarse una gran cantidad de estos insectos aglomerados y ocultos durante el día en grandes cantidades, debajo de rocas, troncos, material en descomposición (Figura 1) y entre la corteza de los árboles (Cisternas, 2016, Quarrell et al., 2021).

Figura 1. Adulto de F. auricularia en materia orgánica en descomposición, hábitat predilecto para nidificar y resguardarse de la luz del día.

tijeretas

Las tijeretas pasan el invierno como adultos en nidos subterráneos, de ambientes húmedos y oscuros, bajo piedras, restos de materia orgánica en descomposición, hojarascas y en frutos, en donde las hembras depositan sus huevos hasta finales de invierno. Las hembras muestran un fuerte cuidado parental de los huevos y de las ninfas (estados inmaduros) (Helsen et al., 1998).

Las ninfas de la tijeretas

Estas ninfas permanecen en el nido con la hembra madre, generalmente hasta después de la primera muda (Figura 2). Transcurrida la fase de anidación, los adultos y sus ninfas salen en búsqueda de alimento en la noche, pero siempre pasan el día dentro de sus nidos. Los adultos se diferencian sexualmente (dimorfismo sexual) principalmente mediante la morfología de sus cercos (apéndices abdominales en forma de pinzas) (Cisternas, 2016), siendo los cercos de los machos en general de mayor tamaño que el de las hembras (Cuadro 1).

Cuadro 1. Identificación de tijeretas adultas (Forficula auricularia L.) y dimorfismo sexual a nivel de cercos (apéndices abdominales en forma de pinzas), Macho (A) y Hembra (B).

tijeretas

Las tijeretas tienen un comportamiento alimenticio del tipo omnívoro (que se alimentan tanto de animales como de plantas), como por ejemplo plántulas, brotes, follajes, flores, frutos, animales vivos o muertos y productos almacenados. A raíz de esto, este hábito alimenticio tan variado puede verse modificado según las condiciones ecosistémicas y climáticas donde se desarrolla este insecto (abundancia o escases de suministros alimenticios por ejemplo).

Figura 2. Adulto (A) y Ninfa (B) de F. auricularia.

tijeretas

Si llegase a haber escases de suministros alimenticios, estos insectos podrían ocasionar daños directos a huertos agrícolas (Figura 3), como en brotes, frutos y en hortalizas, tanto al aire libre como en invernadero, como también en jardines y huertos en el área urbana (Cisternas, 2016). Se han registrado daños de tijeretas en hortalizas como porotos, coliflor, repollo, apio, lechuga, arveja, tomate (y en almácigos).

Figura 3. Daño provocado por F. auricularia hojas de frambueso.

Manejo y control de tijeretas en huertos de hortalizas

Como las tijeretas hacen sus nidos en ambientes húmedos y oscuros, y sobre todo en restos de materia orgánica en descomposición (hojarascas y pastizales) (Figura 1), se recomienda realizar en las cercanías del huerto una exhaustiva limpieza de los alrededores del huerto, donde existan acumulaciones de materia orgánica en descomposición y pastizales sin un manejo agronómico riguroso, ya que son lugares utilizados por las tijeretas como refugio y nidificación.

Existen además algunas recetas y prácticas conocidas en las producciones agroecológicas, especialmente a pequeña escala, y que se detallan a continuación:

Control de tijeretas para producción agroecológica a pequeña escala

a) Confección de trampas de cartón corrugado: Se enrolla el cartón alrededor de la base de los árboles frutales que estén cerca de nuestras hortalizas (estos insectos pueden utilizar la trampa como refugio para resguardarse de la luz del día), 1 vez por semana eliminar trampa con los insectos adentro y reponer con una trampa nueva.

b) Trampas con cebo: Al igual que en control de caracoles y babosas, se colocan recipientes pequeños con un poco de cerveza que actúa como cebo a nivel del suelo. Se coloca cerca de las plantas más susceptibles al ataque de estos insectos. Para que no se llene de agua, se recomienda colocar un soporte con forma de domo (una teja por ejemplo); este domo brindará oscuridad y humedad que le será muy atractivo para las tijeretas poder resguardarse y oviponer.

c) Control de rastrojo: De la materia orgánica en descomposición; eliminar el material vegetal entre hilera y bajo la base de árboles y arbustos (sobre todo en frutales). Esto disminuye la posibilidad de que estos insectos encuentren un refugio para resguardarse de la luz del día.

d) Labor del suelo: para la eliminación de huevos y estados inmaduros.

e) Infusión repelente de ruda o ajenjo: Hervir un manojo de hierbas y flores de estas especies vegetales en 1 litro de agua; agregando 5 gotas de parafina y 1 cucharada de detergente. Pulverizar al suelo y a las plantas durante todo el año.

Fuente: www.inia.cl 

www.portalfruticola.com

Suscríbete a nuestro Newsletter