¿Cómo determinar el volumen de aplicación en frutales utilizando pulverizadores hidroneumáticos? - PortalFruticola.com

¿Cómo determinar el volumen de aplicación en frutales utilizando pulverizadores hidroneumáticos?

¿Cómo determinar el volumen de aplicación en frutales utilizando pulverizadores hidroneumáticos?

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por Patricio Abarca R. / INIA Rayentué para www.inia.cl, y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

¿Cómo determinar el volumen de aplicación en frutales utilizando pulverizadores hidroneumáticos?

Pulverizadores hidroneumáticos: En Chile, una de las principales causas de la ineficiencia en el uso de plaguicidas en frutales, se debe al excesivo volumen de aplicación. Esto conlleva pérdidas que superan en muchos casos el 50% del volumen aplicado, perdiendo gran parte por deriva a lugares indeseados y por escurrimiento dentro del mismo huerto.

La inspección, mantención y regulación de pulverizadores agrícolas, es uno de los factores más importantes para mejorar la eficacia de control de plagas en frutales, entre ellos, los áfidos que transmiten el virus de la enfermedad de Sharka en carozos.

Formas para determinar la cantidad de mezcla

Una de las formas para determinar la cantidad de mezcla en una plantación de frutales, es a través del TRV (Tree Row Volume). Es una metodología poco conocida y de baja utilización en Chile. Se trata de medir las dimensiones de los árboles, que, junto con la densidad foliar, establecen el volumen adecuado de mezcla a utilizar por hectárea, maximizando su eficiencia con menor impacto ambiental.

En términos más sencillos, para árboles pequeños se utiliza un menor volumen que en árboles más grandes, asimismo, diferenciar el volumen cuando el frutal no tenga follaje o se encuentre totalmente cubierto de hojas, brotes, frutos, etc. Para determinar el volumen de vegetación o TRV, se debe medir tres parámetros en el huerto, estos son: altura de árbol (ADA), ancho de copa (ADC) y distancia entre hileras (DEH) (Figura 1).

Figura 1. Dimensiones a considerar para determinar el volumen de vegetación (TRV).

pulverizadores hidroneumáticos

Una vez medido los tres parámetros, se obtiene el volumen de follaje a través de la siguiente ecuación:

Una vez obtenido el volumen de follaje, se debe elegir una dosis de aplicación, la cual, está relacionada con la densidad foliar, el tipo de tratamiento, la especie frutal y el tipo de pulverizador utilizado. Por ejemplo, para carozos y pomáceas, la dosis de pulverización varía entre los 50 hasta los 90 litros por cada 1.000 metros cúbicos de vegetación.

En el caso de cítricos entre 90 y 120 L, en vides en parrón entre 40 y 80 L y en nogales entre 40 y 90L. Estos valores pueden ser aplicados al utilizar pulverizadores hidroneumáticos (“turbos”) y para el control habitual de plagas y enfermedades. Para definir el volumen de aplicación para una hectárea (VDA), se utiliza la siguiente ecuación:

pulverizadores hidroneumáticos

Ejemplo: Se desea aplicar un plaguicida para el control de plagas en carozos. Las dimensiones de los árboles son las siguientes:

ADA= 3 m
ADC= 2,5 m
DEH= 5 m

Si el follaje al momento de la aplicación presenta una densidad leve a media, se utilizará una dosis de baja a media; 60 litros por cada 1.000 metros cúbicos de vegetación (Tabla 1).

Tabla 1. Dosis de mezcla a considerar por cada mil metros cúbicos de vegetación.

pulverizadores hidroneumáticos

Por lo tanto:

pulverizadores hidroneumáticos

Según las dimensiones y densidad del follaje descritas en el ejemplo, el volumen adecuado es de 900 L/ha. Si el tratamiento fuese invernal, sin follaje, se utilizaría un factor 50 y el volumen de aplicación sería de 750 L/ha. Para que este volumen sea eficaz, el pulverizador debe estar bien regulado, con las boquillas, presión de trabajo; velocidad de avance y caudal de aire del ventilador adecuado.

Además, la aplicación debe ser realizada en condiciones óptimas de temperatura, humedad relativa y viento ambiental. Para determinar la calidad de cubrimiento, se debe utilizar papeles hidrosensibles al interior de los árboles, de este modo; se puede verificar tanto el tamaño y número de las partículas y la distribución de la pulverización.

Fuente: www.inia.cl

www.portalfruticola.com

Suscríbete a nuestro Newsletter