Chile: Analizan normativas de bioplaguicidas para regular estándar y calidad -

Chile: Analizan normativas de bioplaguicidas para regular estándar y calidad

A medida que la agricultura trabaja enfocada en la sustentabilidad y eco-amabilidad, nuevos proyectos e iniciativas van surgiendo que permiten a los actores del sector tener un acercamiento distinto a sus cultivos.

En ese contexto, el desarrollo de bioinsumos para la agricultura se ha transformado en algo relevante en el mundo agrícola.

Chile, no se ha quedado atrás, y debido al creciente desarrollo del mercado de plaguicidas microbianos surgió la necesidad de generar normativas de estándar internacional que armonicen y regulen la producción y calidad de los bioplaguicidas que se comercializan en el país.

Lo anterior con el fin de complementar la Resolución exenta 9074 que establece los requisitos y condiciones para su autorización en Chile.

Bioplaguicidas

Eduardo Tapia, coordinador del proyecto e Investigador INIA La Platina afirmó que los puntos específicos que aborda el proyecto son control de calidad e identificación de los microorganismos que participan en los bioinsumos (hongos y bacterias).

De acuerdo con Tapia, el trabajo que están realizando les da un piso que antes no tenían en Chile.

“Los plaguicidas microbianos, ya sea hongos o bacterias, van a tener un piso en el cual las empresas van a competir de igual a igual y van a competir con un piso de calidad”, detalló.

“Por lo tanto, quien tenga una mejor calidad de producto va a poder destacar más en el mercado, es decir, esto te da una norma de referencia con la que puedes abrirte mercado e incluso irte a otros”, agregó.

De hecho, según Tapia, los fruticultores van a ocupar un producto que tendrá un estándar de calidad aceptado internacionalmente y ese estándar les permitirá en algún futuro hacer Manejo Integrado de Plagas o reemplazo de productos químicos por biológicos, lo cual va a en línea con ser más amigables con el medio ambiente.

Afirmó que existe un impacto nacional e internacional detrás de la iniciativa, ya que “otras agencias están revisando el material que estamos desarrollando”.

“De hecho, haremos una consulta nacional y otra internacional, en la cual participarán diferentes organismos. Con esto buscamos feedback, es decir, evaluar si estamos en la línea correcta con el trabajo que estamos ejecutando”, explicó.

Añadió que “hay muchas personas de Centroamérica y otros países que nos ha preguntado por el proyecto. También, empresas chilenas con alcance internacional”.

El investigador afirmó que esperan, a futuro, tener una mejor calidad de bioinsumos, lo que les permitirá ser más competitivos en este mercado y también en el mercado de la fruticultura.