Identifican mecanismo genético clave para potenciar la producción de naranjas -

Identifican mecanismo genético clave para potenciar la producción de naranjas

De acuerdo con la información entregada por la Agencia CyTA-Fundación Leloir , investigadores de España identificaron mecanismos genéticos clave para que el árbol de naranjas pueda balancear la producción de frutos.

El hallazgo podría sentar bases para mejorar en el futuro la productividad de esos cítricos y otros cultivos.

Este avance lo identificaron científicos del Centro de Citricultura y Producción Vegetal del Instituto de Valencia de Investigaciones Agrarias (IVIA), en Valencia, quienes descubrieron en plantas de naranja el papel de unos genes que están detrás del fenómeno de “vecería” o “alternancia”, donde las ramas que dieron fruto un año no vuelven a darlo al siguiente.

Investigación en naranjas

A lo largo de la historia evolutiva, las plantas debieron balancear las partes destinadas al crecimiento vegetativo o a portar frutos, de forma de optimizar recursos y a la vez tener éxito reproductivo. Manuel Agustí y colaboradores del IVIA describieron la interacción entre genes clave en esta estrategia de las plantas para controlar la floración, lo que les permitiría actuar en función del estado reproductivo previo de la rama.

Tal como describe la revista “The New Phytologist”, los investigadores midieron los niveles de expresión de genes relacionados a la floración en brotes de Citrus a lo largo del año. Y observaron que, en otoño, los brotes cercanos a un fruto en crecimiento desde la temporada anterior mostraban una delicada “coreografía” de la expresión de los genes CcMADS19 y CiFT2, lo que reprimía la floración para dar lugar a la producción de frutos, en este caso, naranjas.

“El estudio sugiere que la presencia del fruto cercano al brote influye sobre su destino, esto es, si será reproductivo o vegetativo”, explicó Pablo Cerdán, director del Laboratorio de Biología Molecular de Plantas de la Fundación Instituto Leloir (FIL), quien no participó del estudio, pero estudia procesos biológicos similares.

“Es más: si removían frutos cercanos al brote antes de la época de inducción de la floración, el nuevo brote, que habría estado destinado a no portar flores ese año, se volvía reproductivo”, añadió Cerdán.

Lee la historia original aquí.