Producción y uso de compost elaborado con mostaza negra -

Producción y uso de compost elaborado con mostaza negra

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia, fue elaborado con información proveniente de www.inia.cl,el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Compost de mostaza negra

Compost de mostaza negra: La mostaza negra es una maleza perenne, de la familia de las crucíferas, que fue detectada en Calama en 2006, Chile, desde donde se ha propagado a gran parte de la provincia Loa, debido a su alta adaptación a las condiciones edafoclimáticas del territorio, donde compite con los cultivos de la zona, generando importantes pérdidas productivas y económicas (Foto 1).

Esta especie se adapta a los suelos agrícolas del territorio. Su parte aérea puede llegar a producir hasta 10 toneladas de materia seca por hectárea, por lo que es muy importante para los agricultores implementar distintas prácticas para su control.

No obstante, dada la alta producción de biomasa de esta especie en la zona, generalmente más alta que distintas especies cultivadas, es posible utilizar su follaje para elaborar compost y así transformar un desecho en materia prima para la obtención de una enmienda de suelos de alta calidad.

¿Cómo elaborar compost a partir de la mostaza negra?

Recolección de materias primas

Se deben colectar las plantas de mostaza negra hasta el estado de flor, para evitar la diseminación de las semillas. Es importante considerar que mientras más verdes estén las plantas (Foto 2), más humedad tienen y, por ende, más rápido será el proceso de compostaje.

Por ello, es relevante considerar que no se pueden usar solamente plantas secas y lignificadas, es decir, con consistencia leñosa (Foto 3), ya que el proceso será ineficiente. Además, se pueden agregar restos de hortalizas (Foto 4) que son abundantes en los invernaderos de Chiu Chiu y Lasana. Estos constituyen un excelente material verde para la elaboración de compost, ya que aportan humedad y diversidad de materiales a la mezcla.

Compost de mostaza negra

Es fundamental incluir como materia prima el guano de aves o el estiércol animal. En el territorio, el estiércol que se encuentra con mayor abundancia es el de ovino (Foto 5); no obstante, se puede reemplazar por guano de aves.

Compost de mostaza negra

Luego de recolectar suficiente materia prima para la elaboración del compost, se deben realizar las mezclas en las cantidades óptimas. En estudios realizados por INIA en la comuna de Calama (provincia del Loa), se obtuvieron buenos resultados elaborando pilas de compost con capas sucesivas de los materiales que se señalan en el Cuadro 1.

Si el estiércol o guano utilizado es fresco, colaborará a que el proceso de compostaje sea más rápido y eficiente. En caso de que esté seco o "maduro", se recomienda aumentar la cantidad utilizada al doble.

Elaboración de la pila de compost de mostaza negra

La pila de compost debe ubicarse en un lugar que no se inunde. Preferentemente, debe estar situada en un sector de semi sombra, para evitar que pierda humedad muy rápido. También debe disponerse de agua en las inmediaciones con el fin de efectuar los riegos necesarios durante todo el proceso de compostaje. Idealmente, el agua no debe estar dorada. Se recomienda utilizar agua de riego (canales), la que puede llegar a ser almacenada en contenedores, para disponer de ella cuando resulte necesario.

Pasos para hacer una pila de compost de mostaza negra

1) Se mide un sector en el terreno de 1,5 m x 1,5 m (Foto 6) que se raspa, debiendo soltarse un poco la parte superficial del suelo para facilitar que los microorganismos entren en contacto con las materias primas que se ubican sobre él. El largo puede ser mayor dependiendo de la cantidad de material disponible.

Compost de mostaza negra

2) Inserte 4 estacas en las 4 esquinas (Foto 7) o bien un marco de madera en la base (Foto 8). Suelte el suelo que queda en La superficie interior.
3) Coloque un poste de unos 2 m de largo en el centro de la pila. Puede ser un tubo sanitario de pvc, un polín de unas 4" aproximadamente, el que se retirará al final de la elaboración de la pila. Su uso tiene por finalidad dejar un espacio libre de material en el centro, conformando una chimenea, para liberar calor (Foto 9).
4) Incorpore capas sucesivas de materias primas. Cada una se riega abundantemente, hasta llegar a 1,3 m de altura, aproximadamente. Finalizada la pila, se debe retirar el poste del centro para estimular la ventilación.

Compost de mostaza negra

Si los pasos fueron realizados correctamente, la  mezcla comenzará a calentarse al día siguiente,  producto de la oxidación de la materia orgánica.

5) Monitoree la temperatura de forma manual, introduciendo la mano en el agujero dejado al sacar el poste, lo más cerca posible del centro de la pila. Si la temperatura está muy elevada y no puede mantener la mano en el interior, es clara indicación que el proceso está funcionando correctamente. Si la temperatura no es elevada, el proceso no está funcionando bien y se deberá buscar el error cometido.

Resulta recomendable disponer de un termómetro con lanza que permite medir la temperatura en el centro de la pila o uno de pinchar que también debe insertarse en el centro para obtener un dato más representativo (Foto 10).

6) Controle la temperatura diariamente, para captar el día en que las temperaturas comienzan a descender. Es muy relevante conocer las temperaturas del compost, ya que cuando se mantienen superiores a 55°C, por períodos iguales o superiores a 72 horas, mueren las semillas de las malezas y también los microorganismos patógenos que pudiesen estar presentes en las materias primas utilizadas.

7) Voltee o revuelva la pila periódicamente. Es necesario que ésta tenga suficiente aire y humedad, por lo que resulta necesario revolverla y humedecerla Los volteos deben realizarse cuando las temperaturas de la pila comiencen a bajar, lo que se verifica con el uso de termómetros (Foto 10) o al introducir la mano en el centro de la pila y verificar que está más frío que el día anterior, Esto ocurre, generalmente, transcurridas dos o tres semanas después de su elaboración, aunque puede ocurrir después, dependiendo de las materias primas utilizadas.

La manera correcta de voltear la pila es depositar el material externo, que está menos descompuesto en el centro de la nueva pila, y el que está más descompuesto en la parte superior y externa. Esto permite asegurar que todo el material pase por fases de temperaturas elevadas, ya que al centro de la pila ocurren las mayores alzas. Se recomienda el uso de horqueta para los primeros 3 o 4 volteos, ya que en las primeras etapas de compostaje Los materiales están aún muy enteros (Foto 11). Luego, cuando los materiales están más descompuestos, se puede utilizar una pala para realizar esta tarea.

Compost de mostaza negra

El revolver la pila de compost, permite incorporar oxigeno, lo que estimula la actividad de las microorganismos descomponedores. Además, en el volteo se sugiere regar la pila, lo que permite mantener niveles de humedad adecuados, que deben estar sobre 60% durante todo el proceso. La humedad es un factor importante, ya que genera las condiciones necesarias para la multiplicación de los microrganismos descomponedores.

8) Controle la humedad realizando la prueba del puño"

Para evaluar humedad en la pila de compost, retire la capa superficial del sector que va a muestrear. Tome con la mano una porción del material que quedó expuesto. Apriete firmemente y observe si escurre agua. Abra la mano y observe si el material mantiene su forma o se disgrega.

Compost de mostaza negra

Si faltara humedad (Foto 12 abajo), al realizar el volteo es recomendable volver a mojar la pila para promover un alza de las temperaturas. El volteo se debe repetir cada vez que las temperaturas bajen, hasta que llega un momento en que a pesar de haber volteado la pila y ésta tenga humedad adecuada, las temperaturas no se elevan.

Evaluación de compost maduro

El compost tarda 3 a 4 meses en estar listo, lo que se comprueba cuando no aumentan las temperaturas aunque se voltee la pila con la humedad adecuada En este momento, no es posible distinguir las materias primas originales (Foto 13) y ha adquirido un aroma a bosque húmedo, Si el compost terminado tiene partículas muy grandes (mayores de 16 mm) es conveniente pasarlo por un harnero o tamiz (Foto 14) y guardar en sacos en un lugar sombreado y fresco, para que mantenga la humedad hasta que sea utilizado.

 

Compost de mostaza negra  

El compost debe cumplir con todos los parámetros que exige la Norma Chilena para la elaboración de compost (NCh2880) que dicen relación con la calidad de las materias primas y también con la calidad y madurez del producto terminado. Compost elaborados por INIA en la provincia del Loa, utilizando mostaza negra en mezcla con estiércol y restos de hortalizas en las proporciones presentadas en el Cuadro 1, permitieron obtener compost terminados con las características que se presentan en el Cuadro 2.

En él os parámetros obtenidos están en los rangos permitidos por la Norma Chilena, a excepción de
la conductividad eléctrica y la porosidad, que son levemente superiores. Esto debido a que la muestra fue colectada antes de que el compost estuviera completamente maduro y en condiciones óptimas para ser utilizado, ya que es sabido que ambos valores disminuyen en la medida que el compost concluye su etapa de madurez.

Es relevante considerar que el contenido de arsénico en el compost obtenido con las materias primas locales está muy por debajo de los rangos permitidos para ambas clases (A y B).

Compost de mostaza negra

Fuente: www.inia.cl

www.portalfruticola.com