Bacterias de plantas podrían desarrollar cultivos más sostenibles y disminuir uso de pesticidas -

Bacterias de plantas podrían desarrollar cultivos más sostenibles y disminuir uso de pesticidas

Investigadores del Instituto Holandés de Ecología realizaron un estudio que concluyó que ciertas especies de bacterias resistentes pueden proteger las raíces de las plantas contra las infecciones por hongos.

“Las bacterias son esenciales para el funcionamiento de las plantas, animales y personas”, aseguró el líder de la investigación, Jos Raaijmakers a Science Daily.

Para llegar a esta conclusión utilizaron una forma de tecnología de ADN que revela la diversidad de la comunidad microbiana que podría estar oculta.

“Nuestro objetivo principal era descubrir microorganismos dentro de las raíces que son reclutados por la planta cuando es atacada por hongos patógenos”, explicó Raaijmakers.

Producción sostenible de cultivos

El investigador Jos Raaijma aseguró que los resultados del estudio representan un gran paso adelante para desarrollar sistemas de producción de cultivos más sostenibles; y con menos pesticidas.

El estudio concluyó que las raíces de las plantas cuando están a punto de infectarse, empiezan a producir todo tipo de sustancias útiles. Una de estas son las quitinasas, que son enzimas que descomponen las paredes celulares de los patógenos fúngicos atacantes.

Tras el descubrimiento, los investigadores desarrollaron tropas de respaldo microscópicas a medida para las plantas.

“Los experimentos con remolacha azucarera demostraron constantemente la efectividad de este enfoque para suprimir las infecciones por hongos en las raíces”, explica la investigación.

El investigador explicó que es relevante el hecho de que los microorganismos que viven en las raíces también resultaron tener una gran cantidad de propiedades genéticas; hasta ahora desconocidas.

Para poder identificar todas las propiedades de mejor manera desarrollaron un software que facilita la comparación del ADN de miles de especies a la vez. Usando este método, los investigadores encontraron más de 700 grupos de genes desconocidos que producen sustancias únicas.

"Hemos descubierto un verdadero tesoro de propiedades de las que aún no conocemos la función. Esta es solo la punta del iceberg", aseguró Raajima.

Jos Raaijma enfatizó que este descubrimiento se hizo posible debido que llevaron a cabo un enfoque multidisciplinario en el estudio. “Incluía tanto a ecólogos, como microbiólogos, biólogos moleculares, bioinformáticos y estadísticos”, comentó.

El estudio completo puede ser visto aquí.