Extracto de hongo ayudaría a abejas a combatir virus

10 Octubre 2018

Un extracto de hongo entregado como alimento a abejas podría reducir en gran medida los niveles de virus, según un nuevo artículo de científicos de la Universidad del Estado de Washington, el USDA y colegas en Fungi Perfecti, una empresa con sede en Olympia, Washington.

En ensayos de campo, colonias alimentadas con extracto de micelio de los hongos amadou y reishi mostraron una reducción de 79 veces en el virus del ala deformada y una reducción de 45,000 veces en el virus del Lago Sinaí en comparación con las colonias de control.

Aunque se encuentra en las primeras etapas de desarrollo, los investigadores ven un gran potencial en esta investigación.

“Nuestra mayor esperanza es que estos extractos tengan un impacto tan grande en los virus que puedan ayudar a que los ácaros varroa se conviertan en una molestia para las abejas, en lugar de causar una gran devastación”, explicó Steve Sheppard, un profesor de entomología de WSU y uno de los autores del artículo.

“Estamos emocionados de ver a dónde nos lleva esta investigación. Se está acabando el tiempo para las poblaciones de abejas y la seguridad de los suministros de alimentos del mundo depende de nuestra capacidad para encontrar medios para mejorar la salud de los polinizadores”.

La investigación fue publicada en la revista Scientific Reports.

La esperanza es que los resultados de esta investigación ayuden a las colonias de abejas melíferas a combatir los virus, que se sabe desempeñan un papel en el trastorno del colapso de colonias.

“Una de las principales formas en que los ácaros varroa lastiman a las abejas es a través de la propagación y amplificación de virus”, comentó Sheppard.

“Los ácaros realmente estresan el sistema inmunológico de las abejas, haciéndolas más susceptibles a los virus que acortan la vida de las abejas obreras”.

Suministros limitados

En este momento, el extracto de micelio no está disponible actualmente en niveles comerciales para que los apicultores compren para sus colmenas.

Sheppard explicó que él y sus colegas planean hacer más trabajo para refinar sus resultados publicados. De esa manera, los apicultores tendrán más información cuando haya más suministros disponibles.

“Estamos incrementando la producción de los extractos lo más rápido posible, dados los obstáculos que debemos superar para implementar esto a gran escala”, agregó Stamets. “Aquellos que estén interesados ​​en mantenerse al día, pueden inscribirse para obtener más información en Fungi.com”.

“No estamos seguros de si el micelio está mejorando el sistema inmunológico de las abejas o si realmente está combatiendo los virus”, indicó Sheppard. “Estamos trabajando para darnos cuenta de eso, junto con evaluar a grandes grupos de colonias para desarrollar las mejores prácticas de gestión y determinar la cantidad de extracto que se debe usar y cuándo se debe tener el mejor impacto”.

Ácaros y virus

Durante la última década, los apicultores han visto un deterioro desastroso en la salud de las colonias de abejas, las que a menudo promedian más de un 30% de pérdidas anuales. Los ácaros Varroa, y los virus que proliferan, juegan un papel importante en esas pérdidas. El virus del ala deformada, que causa alas arrugadas en las abejas, reduce en gran medida la vida útil de las abejas obreras.

El virus del lago Sinaí también está asociado con los ácaros varroa y está muy extendido en las colonias de abejas en Estados Unidos. Si bien el virus no tiene síntomas evidentes o manifiestos, es un virus importante para combatir, ya que se encontró en niveles más altos en las abejas de colonias colapsadas. Está estrechamente relacionado con el virus de parálisis crónica de las abejas y es probable que las enferme y las debilite, según el profesor de investigación asistente de WSU, Brandon Hopkins.

Tratamiento con hongos

Las colonias de abejas tratadas en este experimento fueron alimentadas con un tratamiento oral de extractos de micelio en docenas de pequeñas colonias de abejas WSU infestadas con ácaros varroa.

“Es un tratamiento muy fácil de aplicar”, señaló Sheppard. “Después de observar colonias más grandes durante un año completo, podremos desarrollar recomendaciones sobre cómo usar los extractos. Entonces se espera que Fungi Perfecti aumente la producción “.

Actualmente no hay una línea de tiempo para cuando el extracto estaría disponible en una escala lo suficientemente grande para los apicultores.

Fotografía: Washington State University

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario