Las 7 mayores amenazas a las abejas

03 Agosto 2018

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.labioguia.com y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Sin abejas no hay vida, así que cuidarlas es responsabilidad de todos...

Las abejas están siendo amenazadas. Esta es una noticia muy grave, ya que, por muy pequeño que sea su tamaño, lleva a cuestas una gran labor: fecundar las semillas que producen los alimentos que consumimos los humanos. En otras palabras, las abejas son el motor de todo el resto de la vida en el planeta.

El 40% de los polinizadores invertebrados, específicamente abejas y mariposas, se enfrentan a la extinción, según la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES).   

 

Dead bees in the hive to honey combs. Beekeeping

¿Por qué son importantes las abejas?

Las abejas están encargadas de ‘fecundar’ las flores para que luego den frutos y semillas. Se estima que más del 75 % de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización.

Las principales amenazas de las abejas son:

1. Los neonicotinoides,  un tipo de plaguicida utilizado en agricultura, que como efecto secundario causa la muerte de enjambres enteros. Tras años de presiones, a finales del 2018 entrará en vigor la normativa europea que prohíbe su utilización en espacios abiertos. A pesar de este avance, Greenpeace advierte que no son los únicos plaguicidas peligrosos para las abejas.

Los neonicotinoides son una de clase química de antiparasitarios externos insecticidas clásicos relacionados con la nicotina que fueron introducidos en la agricultura en los años 90 del siglo XX.

Los neonicotinoides actúan de modo selectivo e irreversible sobre los receptores nicotínicos de la acetilcolina en las células nerviosas de los insectos, paralizándolos y provocando su muerte.

Son una clase de pesticidas que están químicamente relacionados con la nicotina que son absorbidos por el sistema vascular de la planta y se libera a través de las gotas de polen, néctar y agua que las abejas liban después de forraje y la bebida.

La mayoría de los neonicotinoides son insecticidas de amplio espectro que actúan por contacto o por ingestión.

Los principales neonicotinoides para uso en la ganadería y en perros y gatos son:

  • dinotefuran  pulguicida, piojicida, mosquicida;
  • imidacloprid  pulguicida, piojicida, mosquicida;
  • nitenpiram  un pulguicida sistémico de acción ultrarápida para uso en mascotas;
  • tiametoxam (o thiametoxam,), empleado en cebos mosquicidas y en la agricultura;

El representante principal de los neonicotinoides es el imidacloprid, que se emplea abundantemente en mascotas para combatir pulgas y piojos en perros y gatos, sobre todo en formulaciones spot-on o pipetas. También se emplea en cebos y otras formulaciones mosquicidas. Hasta hace poco no había productos con imidacloprid para el ganado, salvo un pour-on piojicida para ovinos en Australia. Recientemente han aparecido pour-ons con imidacloprid genérico para bovinos contra mosca de los cuernos. etc. El imidacloprid se usa asimismo mucho en la agricultura y en la higiene (contra cucarachas, termitas, etc.).

  • El dinotefuran se emplea como pulguicida en spot-on o pipetas para mascotas, y como mosquicida en cebos.
  • El nitenpiram se emplea como pulguicida sistémico para mascotas en tabletas de acción ultrarápida.
  • El tiametoxam se emplea en cebos mosquicidas, y también abundantemente en la agricultura.

2. El ácaro Varroa, el cual es procedente del sudeste asiático, y se alimenta de la sangre de la abeja, debilitándola. Además, puede propagar enfermedades virales y bacterianas. Se contagia de una colmena a otra y si no se controla suele llevar a la muerte temprana de las colonias en menos de tres años.

3. El Nosema ceranae, un parásito unicelular frecuente en los países del sur del Mediterráneo, que ha demostrado ser muy dañino para las abejas. Provoca una alta tasa de mortalidad en las pecoreadoras (abejas obreras de exterior), afectando desarrollo de la colonia.

4. La avispa asiática (Vespa velutina), esta es una especie invasora detectada por primera vez en España en el 2010Las abejas productoras de miel representan un 30% de la dieta de la avispa asiática.

 

5. El abejaruco,  un ave protegida que se alimenta, entre otros insectos, de abejas. Este ave vive en Eurasia y África. Se caracteriza por la policromía de su plumaje. Entidades como SEO/BirdLife aseguran que ambos animales son compatibles, sin embargo, han logrado identificar que cuando el abejaruco está presente, las abejas no salen.

6. El cambio climático, que según Greepeace “modifica los patrones de floración y causa el desplazamiento de muchas plantas, lo que desorienta y trastoca a las abejas”.

7. Deterioro de hábitos por culpa de la actividad humana es otra de las grandes amenazas a que deben hacer frente las abejas. Los monocultivos suponen una menor disponibilidad y diversidad de alimento para estos insectos, que se ven obligados a realizar grandes desplazamientos en vuelo, en perjuicio de su alimentación.

Fuente: www.labioguia.com

www.portalfruticola.com

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario