Chile: Exportaciones frutícolas podrían verse afectadas ante falta de contenedores

17 Julio 2018

Los exportadores de frutas chilenos han manifestado su inquietud, debido a la posible falta de contenedores que satisfagan el mercado exportador.

De acuerdo con la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex) los problemas se deben a una mayor producción proveniente de países como Ecuador y Perú, junto con un alza en los envíos de cerezas locales. En tanto, desde la Federación de Productores de Fruta de Chile (Fedefruta) admitieron que el cierre de la fábrica de contenedores Maersk, afectó la logística, según informó el medio local El Mercurio.

Manuel José Alcaíno, presidente de Decofrut analizó para Portalfruticola.com, los posibles riesgos que tendría para la exportación frutícola, un escenario en el que la disminución en la disponibilidad de contenedores fuese sostenida por un largo período de tiempo.

De acuerdo a Alcaíno, una falta prolongada del recurso podría tener dos consecuencias, la primera “un uso de contenedores que no estén al día con la norma para tratar de satisfacer la demanda” o la segunda, “que los tiempos de espera para movilizar los productos se alarguen”.

Ambos escenarios tienen como efecto una potencial “disminución en la calidad de la fruta al llegar, eventualmente, a destino”.

El presidente de Decofrut explicó que “la disponibilidad de contenedores refrigerados en Chile ha sido siempre muy limitada”, lo que también ocurre en otros lugares. Esto implica que “las compañías navieras usan, muchas veces, contenedores de diez o más años de antigüedad”.

En el caso de los contenedores refrigerados, ocurre que son elementos que funcionan las 24 horas del día mientras están de viaje lo que conlleva un desgaste. Sin embargo, debido a la disponibilidad, la industria ha tenido que flexibilizar en algunos casos sus necesidades y medidas de evaluación.

“En el caso de las frutas, que muchas veces son caras de transportar, como es el caso de las cerezas o arándanos, se tienen que usar contenedores antiguos o contenedores que no han sido evaluados técnicamente a tiempo, en su inspección previa de tránsito PTI (por sus siglas en inglés)”, comentó Alcaíno.

Agregó que “hay un porcentaje, no despreciable de contenedores, que se están usando sin PTI o con PTI vencido”, por lo que muchas veces no están en las mejores condiciones y sin son viejos, las posibilidades de que fallen en el camino aumentan.

Consecuencias

Es ahí donde los riesgos aparecen, ya que los contenedores tienen que mantener cierta temperatura y emitir una cierta cantidad de aire, con una presión suficiente para congelar la fruta y si esto no ocurre o si se producen fallas que no son medidas, la calidad de la fruta puede ser afectada.

“La fruta es un elemento vivo, como tal respira y eso genera CO2 y temperatura”, comentó Alcaíno. Si la temperatura se eleva y no hay un flujo de aire que lo vaya enfriando, los productos se deterioran y en el caso de las cerezas o los arándanos, que tienen altas tasas respiratorias, el daño es mayor.

En ese escenario podría ocurrir que “no haya la disponibilidad de contenedores para sacar la fruta que se necesita, en el momento adecuado, lo que es una situación complicada, considerando que hoy en día, prácticamente el 70% de la fruta chilena sale en contenedores y un 30%, aprox., sale en naves chárter”, comentó el directivo de Decofrut.

O, por otro lado, podría pasar que “se tenga que usar más de aquellos contenedores que no están debidamente certificados, o que son muy viejos y que no están bien adecuados para la exportación”.

“Ambos casos influyen en la calidad de la fruta que llega a destino y como suele ocurrir, afectarían al exportador más pequeño, al que tenga menor capacidad de negociación”, finalizó.

Fotografía: Shutterstock.com

www.portalfruticola.com

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.

Noticias relacionadas

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario