Lluvias y cambios en la primavera ¿cómo afectan a los cultivos de cerezos?

05 Octubre 2017

Lluvias en octubre y una primavera más fría son contextos climáticos que podrían alterar la producción de cerezas en Chile. Zonas plantadas con estos árboles sufrieron lluvias el fin de semana pasado, situación que podría afectar la floración del fruto.

Para conocer los efectos que tiene el clima y la primavera en los huertos del carozo, Portalfruticola.com conversó con Carlos Tapia, asesor de cerezas en Chile.

“El fin de semana hubo una lluvia super importante en el país. Las  precipitaciones que se registraron dependen de las zonas en las que cayeron las lluvias. Entre la sexta y séptima región fueron entre 15 y 40 milímetros, pero en la octava y novena región fueron bastante más porque lluvia, prácticamente, todo el fin de semana”.  

Según el asesor esto podría afectar la producción de cerezas, principalmente, en aquellos huertos que están más atrasados y en los que su floración está iniciando.

“Siempre un evento de lluvia trae consigo menos cuaja o va en desmedro de la fecundación de las flores”.

Existen tres puntos principales por los que la producción pudiese verse comprometida.  El primero, es que si el árbol está en periodo efectivo de polinización, que es cuando la flor está pronto a ser fecundada, la probabilidad que ello ocurra será menor, debido a la disminución de temperatura. El segundo, es el lavado del polen, el que al estar en contacto con el agua se vuelve más pesado y altera su capacidad de desplazamiento. Y el tercer factor, es la alteración en el vuelo de vectores, que son los encargados de polinizar pero con la presencia de agua su función es menos eficiente.

Contar con protección que disminuya la consecuencia de las lluvias, es un servicio con el que los productores deben contar. Por ello, es que los programas fitosanitarios están alineados con estos requerimientos, protegiendo constantemente los estados florales de las plantaciones. No obstante, Tapia reconoce que después de cada evento de lluvia puede existir una disminución de la producción.

Sobre el cambio que se ha visto en la recién iniciada primavera, Carlos Tapia dice que la estación es considerada como una más fría de lo habitual.

“Si comparo los estados fenológicos con las temporadas de 2015 o 2014, que fueron más normales, te diría que tenemos 7 días de retraso en relación a esas temporadas. Eso no significa que vayamos a tener 7 días de retraso en periodo de cosecha, porque en general los estados fenológicos se van acortando hacia delante, pero si podrían ser 3 o 4 días de retraso en cosecha”.

Y agrega, “es importante entender que un factor fundamental de la caída de la fruta es que coincide con las primaveras frías. En temporadas así los árboles sueltan más fruta de lo normal y, en esta temporada, por varios factores estamos viendo cuajas más abundantes de lo normal. Por ello, no estoy seguro que toda esa fruta de los árboles sea fruta que vaya a terminar su proceso de desarrollo. A lo mejor, va a caer en el camino y nos vamos a quedar con cargas bastante más regulares de las que pretendemos”.

Hoy, los estados florales de los cerezos están finalizando de forma general y pronto comenzarán a verse los primeros frutos.

A los positivos pronósticos que hay sobre los niveles productivos para la temporada 2017-2018, el asesor de cerezas difiere de ellos.

“Se ha escuchado demasiado que habrán 35 millones de cajas embaladas de cereza, pero personalmente soy crítico de los números que salen”.

“Hay una brecha muy grande entre una caja embalada y los kilos de fruta que hay en un huerto. Se debe considerar que lo que se produce en un huerto entre un 70 o 75% de esa fruta es embalada”.

Carlos Tapia calcula que para alcanzar dicha cifra se tendrían que producir en promedio 8 mil kilos de cerezas por hectárea. Sin embargo, en Chile se cosechan entre 6.500 y 7.000 kilos por hectárea. “Me costaría mucho creer que hay más de 30 millones de caja”, dice el asesor.

No obstante, comenta que cualquier situación puede ocurrir y las cifras podrían sorprender.

Habrá que esperar a ver cómo avanzan el proceso en los huertos y posterior producción. Sin embargo, se espera que esta temporada sea positiva para los productores y exportadores chilenos, lo cual tiene al mercado expectante de lo que será la campaña 2017-2018.

Fotografía: Shutterstock.com 

www.portalfruticola.com 

También podría interesarte
Comentarios
0 Commentarios

Deja un comentario