Fuerte crecimiento en los envíos de arándanos de Latinoamérica a Estados Unidos

09 Enero 2017

Los números lo dicen todo. En diciembre de 2015, Estados Unidos recibió 10.859 toneladas métricas de arándanos de América Latina. Doce meses después y ese número disparó hasta 19.618TM.

Los envíos chilenos fueron responsables de más de la mitad de ese repunte, y Perú más que triplicó su volumen para dar cuenta de la mayor parte del resto, seguido por México, que registró una sólida duplicación de volumen, pero todavía representaba sólo el 8% del mercado.

Así, el aumento andino está en el corazón de este drástico cambio en el mercado, pero para Chile y Perú las causas son marcadamente diferentes. Y para este último, parece que el punto está aquí para quedarse y sólo puede llegar más alto.

Gráfico cortesía de IBO y Agronometrics: Arribos de arándanos de Sudamérica a EE.UU.

“Si se considera que un mercado es como una persona, siempre va a reaccionar bruscamente a los cambios en la rutina”, dice Miguel Bentín, que dirige la organización peruana de arándanos Pro Arándanos.

“Si el mercado está acostumbrado a la escasez durante esas semanas, es posible que surjan situaciones que son difíciles de afrontar, pero el mercado se trata de percepción. Si se percibe que habrá más volumen, siempre habrá un impacto en el precio”.

Añade que la recepción de los importadores y los minoristas ha sido positiva, especialmente teniendo en cuenta que la temporada puede correr constantemente desde septiembre hasta finales de febrero, y tal vez más tarde.

“En Perú es una temporada larga y efectivamente flexible, y las grandes operaciones han logrado cosechar durante un largo período”, dice Bentín.

Una de estas grandes operaciones es del grupo agroindustrial más grande de Perú, Camposol Trading, cuyo director ejecutivo, José Antonio Gómez, estima que la oficina de su empresa en Estados Unidos importó 7,000TM entre agosto y diciembre.

-Diría que estamos muy tranquilos. No tenemos una presión de volumen. Sí, el mercado se ha deteriorado, sobre todo por una concentración significativa del volumen chileno, pero ya teníamos nuestros volúmenes de cosecha programados a través de promociones con supermercados “, dice.

“Muchos supermercados nos pidieron promociones en las dos semanas previas a la Navidad, comenzando el 8 de diciembre hasta alrededor del 22 al 23 de diciembre.

“No hemos tenido la necesidad de ir al mercado spot para vender fruta desesperadamente”.

Camposol está a punto de concluir sus planes de cultivar arándanos sobre 2.000 hectáreas de tierra, lo que Gómez dice que equivaldrá a una “producción considerable” de 26.000TM.

Para poner ese número en perspectiva, ese es el volumen total de arándanos peruanos estimado por Bentín para la temporada hasta la fecha, lo que probablemente será reforzado por otras 5.000 a 6.000 TM a finales de febrero.

Gráfico cortesía de IBO y Agronometrics: Arribos de arándanos peruanos a EE.UU.

El efecto humano del crecimiento del arándano

“Por un lado es un desafío agrícola poner las hectáreas y manejarlas, y con el desafío agrícola viene el desafío de manejar a la gente, porque cuando este proyecto llegue a la producción completa -diría que estamos en el 70% ahora- estaremos gestionando específicamente a 10.000 personas relacionadas con el proyecto de arándanos”, dice Gómez.

A favor de Camposol, y en cierta medida las comunidades en las que opera, este crecimiento de arándanos suaviza el golpe de las pérdidas de empleo de su salida de negocios de espárragos. A finales de 2015, cuando el grupo todavía tenía su unidad de espárragos frescos y conservados, alrededor de 13.000 personas estaban empleadas en el segmento.

“Con la desactivación del negocio de conservas y la desactivación del negocio de los espárragos entre finales de 2015 y principios de 2016, podríamos haber esperado perder entre 3.000 y 4.000 personas”.

“Sin embargo, muchas de estas personas se han quedado para trabajar en el proyecto de arándanos. Ahora tenemos más o menos una población de 14.000-15.000 personas, y no hemos tenido que hacer un fuerte esfuerzo de reclutamiento, porque mucho vino del negocio de los espárragos que ya teníamos “.

Gómez espera que Camposol pueda abastecer el mercado de los Estados Unidos hasta marzo o abril, dependiendo de los suministros de Estados Unidos en la primera temporada de Florida y Georgia.

La entidad estatal Sierra y Selva Exportadora informa que las exportaciones de arándanos del país aumentaron un 140% año con año en 2016, llegando a US $ 232,9 millones, de los cuales US $ 130,7 millones provienen de Estados Unidos, seguidos por los Países Bajos (US $ 52,7 millones), El Reino Unido (29,6 millones de dólares) y Canadá (4,9 millones de dólares).

La organización destaca que el 15% de la oferta proviene de pequeños productores con alrededor de 1 a 10 hectáreas por finca.

Para el vecino vecino de Perú, Chile, la razón del aumento de volumen es más climática que estructural.

“Más que volumen, es una concentración debido a una alta acumulación de temperaturas diurnas lo que llevó a la cosecha a adelantarse”, dice Lucia Corbetto de SB Berries, una subsidiaria de la estadounidense Sun Belle.

“Este calentamiento ha significado que la temporada se está ejecutando 10 días antes”, dice.

El director ejecutivo del Comité Chileno de Arándanos, Andrés Armstrong, calificó de “complicada” la situación de más frutas chilenas en ciertas semanas, combinadas con volúmenes mayores de otros países que “han llegado a quedarse”.

“Lo ideal es que no tengas peaks muy marcados en algunas semanas y esperemos tener un suministro más uniforme durante la temporada”, dice.

“Hay mucha especulación, pero es un hecho que vamos a tener menos fruta a partir de finales de enero en comparación con las temporadas anteriores. El clima en la última parte de la temporada será un factor determinante para saber cómo vamos a terminar la temporada “, dice, añadiendo que el inicio de las temporadas mexicana y marroquí también jugará un papel.

“Si tomamos los números hasta hoy, habrá un 20% menos de fruta en el resto de la campaña en comparación con el año pasado”.

Para Corbetto, enfatiza que el clima frío en el sur de Chile podría ayudar a “extender un poco la curva de la temporada”, pero de ninguna manera mitigaría los impactos del calor en la campaña.

“En la última semana del año pasado y la primera semana de este año, las lluvias han reducido la presión sobre el volumen”, menciona.

“Y podemos añadir que hubo un día festivo (2 de enero) así que hubo menos días de cosecha”.

Su compañía también inició su primera temporada de producción de arándanos peruanos en esta campaña.

“Todavía tenemos un pequeño volumen. Ha ido muy bien y es un país que tiene muchas promesas”, dice Corbetto.

“Creo que Perú sigue siendo más un complemento que un competidor en términos de exportaciones, a través de programas que incluyen a Perú y Chile”.

www.portalfruticola.com

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.
También podría interesarte
Comentarios
0 Commentarios

Deja un comentario