Heladas en Uruguay recortan producción de cítricos en un 36% - PortalFruticola.com

Heladas en Uruguay recortan producción de cítricos en un 36%

Heladas en Uruguay recortan producción de cítricos en un 36%

Bajas temperaturas llegaron con anterioridad

El gobierno uruguayo ha estimado que el daño provocado por las heladas en el sector citrícola del país ha reducido la producción en más de un tercio este año, con cerca de US$35 millones en pérdidas. Esta cifra equivale a más de 115,000 toneladas métricas (TM) en pérdidas, debido a condiciones climáticas que no se veían desde 1967.

Caputto, la mayor empresa citrícola de Uruguay, es reacia a anunciar sus pérdidas ya que la temporada aún no finaliza, pero su director comercial, Martín Calcagno comentó a www.portalfruticola.com que la industria está sufriendo y que tomará tiempo recuperarse.

Para Calcagno lo más difícil de creer es lo rápido que cambió el clima, de temperaturas entre los 20-21C° a condiciones por debajo los cero grados en junio.

"Estábamos teniendo un año espectacular. Empezamos a recolectar Satsumas de muy buena calidad sin problemas y fue lo mismo con las Clementinas y  Clemenvillas también", dijo.

"Todos nuestros clientes estaban contentos ya que este fue un año excepcional, hasta que estas heladas ocurrieron en junio y cambiaron todos nuestros planes”.

Calcagno explicó que las heladas son normales en Uruguay y que tienden a ocurrir en julio. Agregó que el problema radicó en que estas no sólo llegaron antes de tiempo.

“Esa no fue la única razón, también fue por el cambio brusco. Cuando tenemos las heladas en julio el cambio de la temperatura es gradual, bajando día a día y no hay un peak térmico que pueda significar pasar de los 20C° a los -2C° y en algunos sectores incluso menos”.

La compañía posee algunas hectáreas en el sur del país donde el daño no fue significativo, pero la mayor parte de sus fincas están en las zonas más afectadas de el Salto y Paysandú en el norte.

“Los daños ya se han mostrado y afectaron a una gran cantidad de volumen y hay fruta que no se exportó por problemas de calidad”.

“Económicamente los efectos son importantes y hemos estado sufriendo. Previo a la temporada teníamos básicamente selladas las ofertas con los clientes, pero ahora tenemos que ajustarnos a la realidad que enfrentamos hoy”.

Calcagno añadió que a esto hay que sumar el daño interno de la fruta. “En nuestra planta de empaque tenemos un programa que detecta la fruta con problemas y los descartes han aumentado mucho. Toda esa fruta que no se pueda exportar significa menos ingresos para la compañía”, dijo.

El ejecutivo señaló que las naranjas Navels han sido las más afectadas, a las cuales se suman los Easy Peelers.

“En junio tuvimos algunos problemas con las Navels tardías. Normalmente podemos llevar a cabo la cosecha durante tres o cuatro semanas más, pero los volúmenes se redujeron y ahora básicamente se acabaron”.

“Hemos comenzado con las Salustianas, que también tienen un volumen inferior. En dos o tres semanas comenzaremos con las Valencias y mandarinas. Terminamos con las clemenvillas tres semanas antes de lo pensado”.

Indicó que todo indica que las variedades de cítricos que se cosecharán en dos o tres semanas probablemente estarán en mejor forma.

Para variedades tardías - como Valencias y algunas mandarinas – se prevé que la cosecha sea normal.  “Ha habido daños, pero no los sabremos hasta la cosecha”, sostuvo.

Por ahora indicó que el objetivo de la compañía es tratar de mantener los precios fuertes para ayudar en los retornos.

“Es imposible recuperar por completo las pérdidas de la cosecha. Tenemos una fábrica de jugos y toda la fruta que no se pueda exportar irá a nuestra propia fábrica, pero esto no es algo de lo que nos podamos recuperar en el corto plazo”.

www.portalfruticola.com

Suscríbete a nuestro Newsletter