Marruecos elimina un millón de ha de cereales para cultivar frutas y hortalizas -

Marruecos elimina un millón de ha de cereales para cultivar frutas y hortalizas

El Ministerio de Agricultura de Marruecos acelera la puesta en marcha del llamado Plan Verde, un ambicioso programa de transformación en su estructura del sector primario donde detalla el inquietante proceso de eliminación de un millón de hectáreas de cereales -sobre todo trigo blando- para volcarse en la producción hortofrutícola (cítricos y tomates) destina a ser exportadas a la Unión Europea (UE). Así lo han confirmado funcionarios de la administración pública de Rabat con vistas a impulsar la modernización de su agricultura y apostar por cultivos más rentables, ya que el cereal es deficitario pese a ocupar el 70% de la superficie del campo del reino alauita.

Los últimos datos conocidos del Plan Marruecos Verde revelan claramente que este país del Magreb se prepara de lleno para el acuerdo comercial con la Unión Europea, cuyo visto bueno se dará el próximo mes de junio y supondrá un duro varapalo para los negocios y el empleo del sector hortofrutícola valenciano, es especial del citrícola.

En menos de una década, es decir en el horizonte del año 2020, Marruecos pretende duplicar el valor añadido de su Producto Interior Bruto (PIB) agrario, que supondría pasar a producir 4,2 millones de toneladas de olivas frente al millón actual; 3,7 millones de toneladas de cítricos en lugar de 1,5 (el el triple), así c0mo 10 millones de toneladas de frutas y hortalizas frente a los 4,45 millones actuales.

La liberalización comercial detallada en el acuerdo en ciernes con Bruselas garantiza la posibilidad de incrementar las exportaciones de Marruecos a la UE en un 340%, mientras que el riego localizado aumentará en un 350% y con posibilidades de crecer en un 78% en el uso de fertilizantes.

Mayor productividad

Mientras tanto, la superficie destinada cereales pasará de una extensión global de 5,3 millones de hectáreas a 4,2 millones de Ha. Su gobierno sostiene que quiere aumentar la productividad, aunque las inversiones extranjeras se irán al sector de frutas y hortalizas. AVA-Asaja advierte que las transformación agraria de Marruecos y el acuerdo con la UE podría provocar más hambre y revueltas populares. "La prioridad no es aliviar el déficit alimentario de la población, sino mejorar su balanza comercial", lamenta el presidente de AVA, Cristóbal Aguado.

El 50% de las fresas viene del país vecino

Las empresas españolas instaladas en Marruecos generan alrededor del 80% de las fresas en la principal región productora del país (Larache). Estas sociedades exportan el 50% de las frutas que consume el Viejo Continente, lo que demuestra su potencial. A través de sociedades mixtas, dos tercios de las compañías de frutas y hortalizas son de capital europeo, de las que un 40%, son españolas (en su mayoría de Andalucía, aunque también de Murcia y la C. Valenciana). Los últimos datos del Instituto de Comercio Exterior (Icex) revelan que dichas firmas controlan el 25% del volumen de negocio de los cultivos de tomates y judías. De hecho, España importa más judías que exporta ya que su principal suministrador es Marruecos.

Fuente: Levante