Agricultura Convencional

"Plantar agua de lluvia»": Técnica milenaria para ahorrar agua

«Plantar agua de lluvia», una técnica milenaria para ahorrar agua en tiempos de sequía

La Inspiración de un pastor

Clément Damiens, un pastor en Champis, Ardèche, se encontró en una situación crítica debido a la necesidad de agua para sus 500 ovejas. Ante la insuficiencia de los recolectores de agua de lluvia convencionales, tomó la iniciativa de cavar fosos en su granja, creando así depósitos naturales de agua de lluvia.

Esta idea no solo proporciona agua para sus ovejas, sino que también mejora la calidad del pasto mediante la irrigación.

Plantar agua de lluvia

¿Cómo funciona la técnica de plantar agua de lluvia?

La técnica consiste en cavar fosos que capturan el agua de lluvia antes de que esta alcance los arroyos.

En temporadas de lluvias intensas, estos fosos ralentizan el flujo del agua, permitiendo su infiltración en el suelo y mejorando la retención de agua en el terreno. Esto no solo beneficia a las ovejas de Clément, sino también a la calidad del pasto y la biodiversidad local.

Beneficios múltiples y costes

Además de mejorar la disponibilidad de agua, los fosos ayudan a conservar el exceso de agua en cuencas naturales, ralentizando su fuga hacia arroyos y ríos.

Clément invirtió aproximadamente 35,000 €, financiados por diversas entidades, para construir estos fosos. La eficacia de su sistema quedó demostrada cuando, después de un fuerte aguacero, uno de los fosos se desbordó.

Un Paso adicional: Plantación de arbustos

Para potenciar aún más su sistema, Clément plantó 2.000 arbustos a lo largo de los canales, con el fin de aumentar la biodiversidad, proteger los fosos del viento y mejorar la retención de agua. Esta medida también subraya la importancia de entender el ciclo irregular de las lluvias y la necesidad de estrategias adaptativas para la gestión del agua.

Plantar agua de lluvia

Un Modelo a seguir

Este enfoque tradicional, adaptado a las necesidades modernas, no solo representa una solución viable para Clément y su comunidad, sino que también ofrece un modelo para otros agricultores en situaciones similares.

La técnica de «plantar agua de lluvia» es pionera en Ardèche, pero su relevancia y aplicabilidad están atrayendo la atención de agricultores en toda la región, marcando un paso importante hacia una gestión sostenible y eficiente del agua en tiempos de cambio climático.

Esta técnica, sorprendente pero efectiva, implica la creación de fosas o canales para recoger y conservar el agua de lluvia, una estrategia clave para combatir las sequías prolongadas.

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agronotips, fue elaborado por www.ecoinventos.com, el cual fue revisado y reeditado por Agronotips.com 

El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2024