Agricultura Convencional

Aspectos generales en la producción de arándanos

Introducción a la producción de arándanos

El arándano es un arbusto frutal nativo de Norteamérica y que puede ser de hoja caduca o perenne. Este arbusto frutal se subdivide en tres especies: Vaccinium corymbosum (arándano mata alta), el que a su vez se encuentra dividido en cultivares del norte y del sur: Vaccinium angustifolium (arándano mata baja); y Vaccinium ashey Reade (arándano ojo de conejo). En el siguiente artículo veremos los elementos claves para la producción de arándanos, principalmente el arándano alto cultivado.

producción de arándanos

Requerimientos edafoclimáticos de los arándanos

Uno de los puntos más importantes en la producción de arándanos son las condiciones edafoclimáticas, ya que de la adaptación del cultivar dependerá en gran medida la generación de altos rendimientos con la calidad adecuada. La producción de arándanos en el sur de Chile puede verse beneficiada por las condiciones ambientales de temperatura y precipitación de la zona pudiendo lograrse buenos resultados con tecnologías simples y de bajo costo.

La producción de arándanos necesita suelos profundos, mullidos y bien drenados. Respecto a esto, algunos investigadores indican que suelos “trumaos” (Andisoles) del sur de Chile son propicios para la adaptación de los arándanos.

Este tipo de cultivos se desarrolla mejor en suelos contenidos de materia orgánica superiores al 8% y con un pH de características ácidas (pH 4,4-5,5), pero la expresión del potencial productivo del arándano solo será posible en agroecosistemas del sur de Chile en suelos volcánicos con niveles de aluminio (Al) disponibles menores a 0,20 cmol+/kg.

En este sentido, el nivel de Al disponible en el suelo está estrechamente relacionado al pH del mismo. El pH-H20 del suelo no debiera ser menor a 5,4 para que el Al disponible sea cercano al nivel crítico. En caso contrario, el nivel de Al disponible aumenta fuertemente en el suelo y, consecuentemente, los rendimientos se ven disminuidos.

Horas frío (HF) en la produción de arándanos

Respecto a los requerimientos de horas frío (HF) pueden ir desde las 400 hasta las 1.100 horas-frío con un umbral de 5 7,2°C para cumplir su receso invernal. Son plantas muy resistentes a las bajas temperaturas en el periodo de receso invernal, pero una vez que la planta comienza su floración, estas se vuelven muy sensibles helándose las flores con temperaturas inferiores a -0,6°C.

De acuerdo con los requerimientos de HF entre las variedades más cultivadas en el sur de chile, los cultivares de arándano mata alta del norte poseen elevados requerimientos de frío (800-1000 horas frío Duke (700-900), Aurora (800-900 HE) y Liberty (800 HE).

En el caso de los cultivares de arándano alto del sur no toleran temperaturas invernales muy por debajo de los 0°C y sus requerimientos de frío no superan 550 horas, en este caso tenemos a Legacy (500-700 HE) y O “ Neal (400-600 HE).

Preparación de suelo

Un paso previo a la plantación es haber realizado una buena preparación de suelo. Dependiendo del tipo de suelo las labores a implementar son subsolado en dirección a las hileras (preferentemente orientadas en dirección al viento predominante del sector para permitir una buena aireación de las plantas), arado y rastra.

Esto se mejora con la incorporación de camellones (1m de ancho y 30 cm de alto) y con la utilización de malla antimaleza, lo que permitirá que las raíces se encuentren siempre libres de posibles anegamientos de agua, logrando además una mejor exploración y establecimiento.

También es importante incorporar un sistema de riego, hacer un buen uso de los fertilizantes y controlar las malezas en los camellones.

Otra labor previa a la plantación puede ser comenzar con un cultivo de cabecera (cereal) lo que puede ayudar a cortar ciclos infectivos. Además, facilita la incorporación de nutrientes, mejora la estructura del suelo, e incorpora materia orgánica al mismo.

También se debe tener en consideración la incorporación de medidas de corrección de pH, obtener un buen mullimiento del suelo al momento de la preparación, y realizar una buena eliminación de malezas (especialmente las perennes que son las más difíciles de controlar una vez establecida la plantación).

producción de arándanos

Plantación en la producción de arándanos

Antes de realizar la plantación la elección de las plantas es esencial ya que se debe seleccionar la mejor variedad respecto a objetivos productivos y la adaptación climática. Es importante que las plantas provengan de un vivero que brinde seguridad respecto de la autenticidad genética de la variedad.

Otros aspectos importantes son: uniformidad productiva y de tamaño, ausencia de enfermedades y plagas, y óptimo desarrollo vegetativo y radical. Realizar una mala elección de plantas hará difícil la producción y tendrá un costo elevado en el tiempo.

El momento ideal de la plantación es al final de invierno (final del periodo de dormancia), justo antes de comenzar el crecimiento de las plantas en primavera. Con el suelo previamente húmedo, se procede a marcar los hoyos respectivos según la distancia de plantación.

La profundidad del hoyo dependerá del tamaño de las raíces; durante este proceso también es importante que el hoyo no quede con las paredes duras (suelo bien mullido) para así permitir una buena exploración de las raíces. La planta, previo a la plantación debe pasar por un periodo de aclimatación al lugar donde se establecerá, por lo cual no se recomienda plantar directamente del vivero (sombreadero).

De la bolsa al suelo

El siguiente paso es extraer la planta de la bolsa, observar si posee raíces dañadas (las cuales debieran ser podadas) y ver la presencia de insectos, agallas o alguna enfermedad. Después se libera o abre el fondo del pan de raíces para colocar la planta en el hoyo de plantación en forma ordenada y recta.

Es aconsejable colocar la mitad superficial de la tierra a un lado y la mitad más profunda al otro lado, para que una vez colocada la planta en el hoyo el suelo de la mitad superficial quede en contacto con las raíces y la mitad más profunda en la superficie de este, de esta forma las raíces quedaran en contacto con el suelo que posee mayor proporción de materia orgánica y nutrientes.

Después se procede a tapar la planta, pero dejándola a unos centímetros más profunda de lo que tenía en la bolsa; (ya que el camellón tenderá a asentarse y bajar por lo que debe evitarse que las plantas queden con su raíz expuesta a la intemperie).

En seguida se debe presionar la tierra en el hoyo para extraer algo de aire y permitir que las raíces queden en contacto con el suelo, siendo necesario evitar la compactación.

producción de arándanos

Mulch

El uso del mulch también puede resultar útil sobre todo en: el control de malezas ya que no permite el paso de la luz; el aumento la temperatura del suelo ya que el color negro permite un mayor calentamiento de la zona radicular; la mejora en el uso de nutrientes ya que al estar cubierta se evitan perdidas por lixiviación en época lluviosa; y en la mejora de la eficiencia del sistema ya que la cubierta disminuye la evaporación, aumentando la eficiencia de aplicación del agua.

En el caso que las plantas vengan a raíz desnuda, estas deben quedar bien expandidas y ordenadas en el hoyo evitando colocarlas dobladas; para impedir la aparición de espirilamiento (debido a esto, si fuera necesario se precedería a podar las raíces).

La distancia de plantación es de 3 m entre hileras y la distancia entre plantas puede variar entre 0,8-1 m llegando hasta 1,5-2 m entre plantas. Estas distancias se controlarán con poda, es decir; a medida que reducimos la distancia entre plantas la poda debe ser más intensa para promover un mayor número de plantas por hectárea y viceversa.

Poda en la producción arándanos

El objetivo de la poda es obtener un buen equilibrio en la planta, es decir, una armonía entre el número de hojas y flores. Esta acción se realiza para obtener buenos rendimientos a través de los años, estabilidad en la producción y una buena calidad de fruta; permitiendo además una mayor longevidad productiva de las plantas.

La poda en arándanos puede subdividirse en dos momentos: a) poda de formación y b) poda de producción. En la primera se busca que en los dos primeros años de establecido el huerto, se origine una estructura fuerte que pueda soportar la producción.

Lo anterior se logra eliminando las flores los dos primeros años de establecimiento con el fin de permitir un mayor crecimiento vegetativo y radical. Por otra parte, a partir del tercer año de producción se inicia con la poda de producción que busca mantener la estructura de la planta; aumentar los rendimientos, mantener altos estándares de calidad de fruta y evitar el envejecimiento prematuro de la planta.

Cosecha de arándanos

En este proceso es esencial que el producto cosechado cumpla con requisitos mínimos para su comercialización. Las características mínimas incluyen: frutos de buen calibre, alto porcentaje de Bloom (pruina) y que no existan deformidades evidentes. Además, es importante no visualizar heridas, desgarro pedicelar, deshidratación, cicatrices, frutas blandas y/o verdes, sucias, con machucones y/o con pudrición.

Todos los defectos que pueden tener los frutos en dividen en dos grupos: a) defectos de calidad; que son todos aquellos factores que afectan la presentación de la fruta pero que no evolucionan en el tiempo (ej. fruta sucia, falta de Bloom, fruta pequeña, deforme, con cicatrices y/o verde); y b) defectos de condición, que son todos aquellos factores que afectan la presentación pero que sí evolucionan en el tiempo (ej. fruta blanda; desgarro pedicelar, heridas, machucones, deshidratación y/o pudrición).

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agronotips fue elaborado por Pablo Jil Martínez, Josué Martínez-Lagos / INIA Remehue, para www.inia.cl, el cual fue revisado y reeditado por Agronotips.com

El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2023