Destacados

Crisis de la logística impacta campaña de uva de mesa española

La crisis de la logística y sus consecuencias continúan impactando al sector frutícola. España –que de acuerdo con expertos exporta alrededor del 60% de su producción total de uvas de mesa–, ha experimentado el alza en los costos en la producción.

Joaquín Gómez, presidente ejecutivo de APOEXPA (Asociación de Productores y Exportadores de Frutas, y Otros Productos Agrarios de España) comentó a The Grape Reporter que “ahora la logística en esos países (China, Vietnam) es difícil porque lo barcos no te  garantizan las llegadas en sus fechas y el contenedor reefer está muy caro. La crisis de la logística nos ha impactado en sobre todo el encarecimiento de los precios. Ahora en Europa hay un problema con los países cercanos al conflicto de Ucrania; el transporte es mucho más difícil y mucho más caro”.

“Las consecuencias principales han sido el encarecimiento de las frutas y en este caso concreto en la uva. En 2022 estimamos unos costos de producción un 20% más caros que el año anterior”.

“Estamos  tomando medidas en cuanto a las eficiencias de toda la logística nuestra. En Europa no tenemos problemas ya que funciona racionalmente bien pero sí más caros. El problema es fuera, donde los problemas serán grandes porque es muy difícil la disponibilidad de contenedores. Es muy difícil cumplir los plazos de entrega debido a las navieras y eso en un producto tan perecederos como el nuestro te hace tener una precaución muy grande”.

Nueva campaña de uva de mesa totalizaría 200.000 mil toneladas

La nueva campaña de uva de mesa española comenzará a finales de junio. “Llevamos un atraso de una semana respecto al año anterior”, explicó Gómez y agregó: “La temporada depende del clima, si tenemos por ejemplo un tiempo seco, la temporada se estira hasta finales de noviembre, principios de diciembre”.

En cuanto a proyecciones, el presidente ejecutivo de APOEXPA (asociación que se ubica en la Región de Murcia) detalló: “El año pasado exportamos 190.000 toneladas. Este año hay una buena cosecha y de buena calidad, por lo tanto, esperamos llegar a las 200.000 mil toneladas”

“El crecimiento aquí está muy limitado porque no hay más disponibilidad  de tierra, pero todos los años se crece un poquito.  Cada año se reconvierten a variedades de mayor calidad y más modernas”.

Sobre las variedades de uvas, Gómez dijo:” Las nuevas variedades las miramos en función de que el cultivo sea fácil, de que sea resistente a enfermedades, que tengan buena sabor y color”.

Respecto a qué será distinto esta témpora de la anterior, Joaquín Goméz, dijo que “La temporada aparte del tema de la inflación que lleva al encarecimiento de las cosas, lo que nos trae es una cierta normalidad. Ya que la gente vuelve al consumo, el turismo comienza a funcionar. El consumo esperemos que este mejor, que durante los años de pandemia”.

“Los principales destinos de nuestra exportación son el Reino Unido, Alemania y resto de la comunidad europea, luego países más lejanos como  Sudáfrica. Tenemos mercado abiertos en oriente, pero llevamos  dos años con muchos problemas en la logística de los países lejanos como China, Vietnam, donde los tránsitos se demoran mucho  tiempo y el valor de los contenedores es muy caro”, afirmó Gómez.

Consultado sobre los nuevos mercados a los que quieren  llegar, Gómez detalló: “Tenemos pendiente ahora mismo, que calculo se solucionará para agosto, el tema de Tailandia. Estamos esperando la visita de los inspectores tailandeses para que me den el okey. Es un tema nuevo, habrá que probar y ver la logística, y ver cómo funciona el consumo”.


Joaquín Gómez, presidente ejecutivo de APOEXPA.

Pandemia y mano de obra

La pandemia del Covid-19 provocó que en muchos países faltará mano obra. “En el caso de España la pandemia nos afectó hace dos años de forma importante, que generó también falta de mano de obra. En España el tema de los contagios está controlado y llevamos unos meses de campaña normal”, señaló Gómez.

“De momento hemos solventado la mano de obra, pero es un tema que se vuelve más difícil con el futuro. La única solución que tenemos es contratar a  trabajadores extranjeros  con un contrato de ida y vuelta, es decir que realicen la campaña y luego se devuelven a su país de origen. Eso en el futuro creemos que puede funcionar. Tenemos que encargarnos de  la logística, los alojamientos y comenzar a funcionar con este tema de la inmigración”.

Más Leídas
El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2022