Día Internacional de la Mujer: Su rol y los desafíos en el sector agrícola - PortalFruticola.com

Día Internacional de la Mujer: Su rol y los desafíos en el sector agrícola

Día Internacional de la Mujer: Su rol y los desafíos en el sector agrícola

Las mujeres tienen un papel  fundamental en todas las cadenas productivas y áreas del mundo, en especial la agrícola. Hoy, en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, PortalFrutícola.com habló con alguna mujeres ubicadas en diferentes cargos en este sector. Les preguntamos sobre cuáles son los desafíos y el rol de la mujer en la agricultura, en especial en un contexto aún marcado por la pandemia del COVID-19.

Actualmente la ONU apunta que la igualdad de generó es clave para un futuro sostenible.  En 2021, en el Foro Generación Igualdad, se puso en marcha la Coalición para la Acción sobre la acción feminista por la justicia climática, que reúne a Gobiernos, a empresas del sector privado, al sistema de las Naciones Unidas y a la sociedad civil con el fin de adoptar compromisos concretos.

Este 2022 la Coalición para la Acción está impulsando la inversión y la acción global centradas en financiar soluciones climáticas con justicia de género, aumentar el liderazgo de las mujeres en la economía verde, mejorar la resiliencia de las mujeres y las niñas a los desastres y los impactos climáticos e incrementar el uso de los datos sobre igualdad de género y clima.

“En Europa, las mujeres representan el 42% de la fuerza laboral”, dice Svetla Garbeshkova, CEO de Agro TV Bulgaria, un grupo editorial y de televisión. “Además, tres de cada diez negocios agrícolas están en manos de mujeres. Estas son unas cifras muy significativas que nos dan una idea real de la gran contribución de las mujeres en el sector: no se puede pensar en el desarrollo de la agricultura sin su participación".

Según la FAO y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, los negocios agrícolas dirigidos por mujeres producen hasta un tercio menos que los dirigidos por hombres. Y esta brecha no es por falta de habilidades o experiencia, sino por la desigualdad de condiciones y oportunidades que con frecuencia castiga a las mujeres. Sin embargo, si la fuerza laboral femenina tuviese el mismo acceso a los recursos que la masculina, la producción agrícola podría aumentar un 30 por ciento, lo que permitiría alimentar a aproximadamente 150 millones de personas más, contribuyendo de forma sustancial y sostenible a la lucha contra el hambre y la pobreza extrema.

 


María Fernanda Álvarez (Chile), Coordinadora de Investigación y Desarrollo Consorcio Tecnológico de la Fruta de la Asociación de Exportadores de Frutas, ASOEX .

Entidad gremial chilena, privada y sin fines de lucro, la cual cuenta con más de 350 empresas productoras-exportadoras de fruta fresca asociadas en sus diferentes programas.

“La agricultura es un área desafiante para las mujeres, predominada por lo masculino desde la tradición y costumbre, desde un inicio hay que navegar entre estereotipos y limitaciones, ayuda ´masculinizarse´ para hacer más fácil las tareas del día a día como minoría femenina. Sin embargo, creo que, como desafío personal, y de las mujeres en la industria, más que dejar de lado nuestra visión femenina de enfrentar la labor del agro, es nuestro deber potenciarla y defenderla. En todos los ámbitos y niveles: en el liderazgo, en el compañerismo, en las mismas alianzas y cooperaciones que generamos con otras mujeres del rubro. Al final, esto facilita que las mujeres se encuentren en las mesas de toma de decisiones visibilizando nuestra visión, que resulta en un mundo con una convivencia más armónica y equilibrada".


Marion Avril (México) Gerenta de Impacto Social y Medioambiental en Driscoll's, una de las empresas líderes mundiales en el mercado de berries.

“Las mujeres tienen un papel sumamente importante en todas las cadenas productivas incluyendo la agrícola, ya que cumplen roles de alta relevancia en procesos especializados y posiciones estratégicas, sin embargo, siguen sin ser valoradas plenamente. Diversas limitantes como la generación de condiciones de flexibilidad laboral para las necesidades de las mujeres y ciertas políticas socioeconómicas dificultan la integración vida-trabajo y la retención de las mujeres en momentos delicados de la vida: maternidad, responsabilidades en el hogar, etc. Las mujeres tienen menores oportunidades de integración, permanencia y crecimiento profesional, su participación en puestos de toma de decisiones es baja, la desigualdad salarial, entre otros factores que diferencian las condiciones entre mujeres y hombres dificultan el mejorar la posición de mujeres en las cadenas productivas. A través del tiempo, las mujeres han demostrado ser agentes de cambio indispensables en la construcción de un sector más resiliente, sostenible y armónico”.

“Mi desafío es seguir luchando por mi visión, mis sueños, mis ideas. Encontrar el balance entre mi vida profesional y personal al mismo tiempo de seguir pugnando por más equidad en el sector para que las generaciones futuras accedan a mejores oportunidades sin barreras de género. Tal como las mujeres que lucharon para que nosotras pudiéramos obtener derechos fundamentales como el acceso a la educación y a la votación”.


Lucía Corbetto (Perú) parte de Osiris Plant Management y socia fundadora de Friskufoods .

Firma dedicada a la representación internacional, encargada de desarrollar programas comerciales de fruta fresca y alimentos procesados provenientes de Latinoamérica para clientes premium a nivel mundial.

El gran desafío para las mujeres es sin lugar a duda el ser ´multitasking´ logrando darle foco y energía a todas las facetas que tenemos sumado al empowerment que debemos tener en un mundo dominado principalmente por los hombres”. Desarrollarse profesionalmente siendo mujer dentro del mundo agroindustrial no es fácil y el tener una personalidad fuerte ayuda. “Siempre son tema las mujeres en este rubro. Una tiene que tener mucha correa".

"Ser mujer nos pone en una posición distinta. Estoy convencida de que los hombres y las mujeres no somos iguales, tenemos los mismos derechos, pero algunos de nuestros deberes no son delegables, poniéndonos en una situación bastante más competitiva. Muchas veces nos toca compatibilizar nuestros roles de mamá, esposa, hija, amiga, empresaria, entre otros, lo que nos vuelve bastante más eficientes en el uso del tiempo".


Varinka Farren (Chile), CEO Hub Apta, Andes Pacific Technologies Access

Corporación encargada de gestionar nuevas oportunidades de negocios basados en ciencia, en sectores como por ejemplo el agroindustrial y agropecuario,identificando  el potencial de las capacidades de I+D de sus socios −universidades y centro de investigación nacionales− para conectarlos con mercados globales.

“Mi desafío es, desde la experiencia y conocimiento en TT y EBCT, visibilizar a otras mujeres y apoyarlas en el desarrollo de capacidades y liderazgo, además de mejorar su posicionamiento, mediante la difusión de sus acciones y logros, y crear así una red de apoyo para avanzar en la equidad”.

“Por ello, junto a 3 destacadas mujeres, lanzaremos este martes la Asociación de directoras de Empresas de Base Científica-Tecnológica ´Women Board UP´ iniciativa  que busca ser un aporte en crecimiento integral para sus socias y para que impacten positivamente en sus empresas, en lo social, medioambiental y económico. Esto repercutirá positivamente en la sofisticación de las compañías y, por lo tanto, en el anhelado desarrollo sostenible del país. Es importante mencionar, que en un escenario económico global donde exista la misma participación, el PIB mundial crecería en 12 billones de dólares para 2025, según un estudio de McKinsey Global Institute, por lo tanto, el potenciar el desarrollo, capacidades y liderazgos de mujeres para integrar directorios de este tipo de empresas, permitirán avanzar en la disminución de estas brechas”.


foto

Audra Mulkern (EE.UU), fundadora del Female Farmer Project.

Female Farmer Project es un proyecto que documenta las mujeres en la agricultura a través de fotografías y contenido, y su finalidad es concienciar a las personas sobre la contribución fundamental de las mujeres trabajadoras en las comunidades y la industria.

Rekha Mehra, especialista en género y economista, expuso el cuarto episodio de Global Trends que: “Todo comienza con el prejuicio de que un agricultor debe ser, por definición, un hombre. Nada más lejos de la realidad. Solo hay que pensar que, en algunos países del mundo, la agricultura es la principal ocupación de muchas mujeres. El primer paso para cambiar esta percepción es, por lo tanto, hacer que las mujeres que trabajan en la agricultura sean visibles".

"A menudo, las mujeres, en comparación con los hombres, tienen más dificultades para acceder a recursos y herramientas fundamentales, como créditos, información y tecnología, tierras e incluso agua y semillas. Pero la disparidad es también evidente en cuanto a los salarios. Con todo, en varios estudios se destaca que, si las mujeres tuviesen las mismas oportunidades y condiciones laborales que los hombres, la producción agrícola en los países en vías de desarrollo aumentaría hasta un 4 %, es decir, millones y millones de personas dejarían de morir de hambre”.

En Estados Unidos, las mujeres en la agricultura representan el segmento demográfico de más rápido crecimiento del país.

 

 

Suscríbete a nuestro Newsletter