Descubre las ventajas del riego exudante - PortalFruticola.com

Descubre las ventajas del riego exudante

Descubre las ventajas del riego exudante

Descubre las ventajas del riego exudante

Funcionamiento del riego exudante

El fundamento del riego exudante es simple. Un tubo poroso en todos sus puntos que literalmente exuda el agua por todos ellos, proporcionando un caudal continúo y uniforme por todo el área de cultivo. Los hay de diversos materiales como el polietileno, caucho o textil. Este último es el más utilizado. Consiste en un tubo textil de poliéster recubierto con una resina porosa.

Cuando un suelo está seco  y el tubo contiene agua con una mínima presión (a partir de 0.2 bar), el conjunto suelo-tubo exudante está sometido a  la fuerza hidráulica negativa  que provoca un movimiento natural del agua desde el tubo hasta el suelo por las fuerzas de gravedad y capilaridad.

De esta forma el agua se distribuye en todas direcciones (también hacia arriba) provocando que el frente húmedo se sitúe alrededor del tubo.

Dependiendo de la presión y de la estructura del suelo (contenido en limos, arcillas y arenas), tendremos un sistema suelo-planta que se autorregulará en función de la cantidad de agua evapotranspirada. Esto se consigue con riego continuo.

riego exudante

Ventajas del sistema de riego exudante

  • Ahorro de agua frente a cualquier otro sistema de riego, incluso el localizado por goteo.
  • Condiciones de crecimiento de las plantas óptimas consiguiendo muy buenos rendimientos ya que proporcionamos a la planta la humedad necesaria para su desarrollo.
  • Uniformidad en la distribución del agua en la zona de cultivo provocando una eficiencia mayor y mejor rendimiento en el cultivo.
  • En terrenos con pendiente es un sistema muy adecuado ya que la distribución del agua a través de las fuerzas de capilaridad impide en gran medida el desplazamiento del agua por gravedad a favor de la pendiente. Máximo 3%. Para más pendiente seguir las curvas de nivel.
  • Funcionamiento con mínima presión (0.2 bar), pudiendo realizar el riego por gravedad sin necesidad de tomas de agua corriente ni bombas.
  • En lugares con excesos de cal en el agua no tendremos problemas en mucho tiempo.
  • No existen los problemas de reubicación de goteros al cambiar los marcos de plantación en las rotaciones de cultivo.

Otras ventajas del riego exudante

Además si el tubo está enterrado conseguiremos ventajas adicionales:

  • Mejor eficiencia, si cabe, ya que perdemos todavía menos agua por evaporación. Las pérdidas son casi nulas.
  • Queda mejor el huerto desde el punto de vista estético ya que no se ve el tubo a diferencia de los goteros. Cuidado al hacer labores en el terreno para no romperlo.
  • Mayor durabilidad. El deterioro por la radiación solar es casi nulo por lo que tendremos riego exudante para rato.
  • Enterrado a la profundidad adecuada, estaremos aportando el agua exactamente en la zona radicular de la planta.

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia, fue elaborado por www.agromatica.es, el cual fue revisado y reeditado por www.portalfruticola.com

Suscríbete a nuestro Newsletter