Columna de Opinión

Columna de Opinión: Uvas chilenas, decisiones colectivas son la clave para proyectarse

Por Carolina Cruz, Presidenta de UVANOVA.


Los cambios por los que ha pasado la industria de la uva de mesa en los últimos años han sido vertiginosos y han puesto a prueba toda la experiencia y pericia de productores, técnicos y toda la cadena productiva asociada a la exportación de esta especie.

Integrar nuevas variedades con mejores capacidades productivas y facilidad de manejo en un escenario en que la rentabilidad de las uvas se estaba afectando fuertemente por el alza de costos, se convirtió en una necesidad.  Rápidamente debimos probar si se adaptaban a nuestras condiciones, evaluar su buena vida post cosecha y aceptación en los mercados de destino.

Sin embargo, se han sumado otros desafíos que tienen que ver con la capacidad de adaptarse a los efectos del cambio climático dentro de los cuales la sequía que nos golpea por mas de diez años es lo mas gravitante.  Hay una fuerte disminución de la superficie plantada principalmente en la zona centro norte por efecto de la disponibilidad de agua y hacia el sur muchas has han sido reemplazadas por otras especies como cerezos y nogales

Otros aspectos como lluvias fuera de estación, heladas, disminución de las horas frío, ondas de calor, nos han llevado a acuñar con fuerza y poner en práctica el termino de Agricultura protegida. Bajo este escenario todo proyecto de uva debe considerar el uso de alguna medida de prevención ante factores climáticos adversos, medidas eficientes de control y administración del agua de riego y sistemas de conducción que faciliten el trabajo de la mano de obra. Las precipitaciones ocurridas la temporada pasada dejaron profundas huellas y daños en esta industria.

La pandemia también obligo a realizar cambios. Desarrollar y adaptar procedimientos de higiene, aforos de personal, nuevas formas de comercialización y comunicación. Las tendencias de consumo hacia algunas frutas reconocidas por su mayor contenido de vitamina C, también influyeron en la demanda de las uvas. La falta de personal en los puertos tanto para embarcar como para descargar en destino, transformaron el transito de las cargas en viajes mucho mas largos de lo esperado afectando la vida de post cosecha.

Son tiempos muy complejos, si bien todas las temporadas tienen desafíos inauditos hoy aparece uno desconocido, la logística de exportación, los problemas de disponibilidad de contenedores y el alza en las tarifas han hecho incluso a algunos países con consumo interno importante, cuestionarse el ejercicio de exportar.

Descrito lo anterior, el mensaje a los productores es gravitante en el sentido de cuidar al máximo la pre y post cosecha, es un hecho que para este año los tiempos de transito serán mayores, por lo tanto, el orden, la disciplina, la técnica deberán estar muy presentes en nuestras decisiones comerciales. El buen cumplimiento de los programas previamente acordados son parte de la confianza en la relación vendedor y comprador

Es mas necesario que nunca hacer entender y alinear a nuestros compradores, que hoy estamos sometidos a una grave situación de costos extras, no solo en Chile y no solo en el negocio de la Uva e mesa sino en la fruticultura en general. Esta alza de costos esta asociada además a aumentos en el precio de la mano de obra, materiales de embalaje, transporte, servicios e insumos

Esto nos exige estar atentos, tomar decisiones colectivas bien pensadas, ser eficientes en las labores, evitar repasos, sobrecargas, manejo nutricional y un manejo del proceso de packing sobresaliente ya que esta es una industria que debe proyectarse para los próximos 100 años.

Esta temporada la iniciamos con brotación abundante, uniforme y con una alta oferta de racimos, lo que nos permitirá seleccionar los mejores. En lo que va de la primavera se ha observado un atraso entre 7 a 10 días respecto de la temporada anterior

Esta temporada será clave poner en practica todos los aprendizajes del año recién pasado y entender que a veces abandonar puede ser mejor negocio que forzar un producto que no cumplirá con los estándares de calidad y condición que hoy exigen los mercados.

Chile tiene historia y cultura alrededor de las uvas, no nos derrumbaremos, esta es nuestra manera de vivir, es lo que por años hemos ido perfeccionando y sabremos sortear todas estas coyunturas

¡Vamos por las Uvas!

Más Leídas
El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2021