Tecnologías para el control y monitoreo de la cadena de frío

Tecnologías para el control y monitoreo de la cadena de frío

Tecnologías para el control y monitoreo de la cadena de frío

Por Emerson


En el mundo actual, el abastecimiento a la población de insumos básicos como medicamentos y alimentos está estrechamente ligado a la seguridad alimentaria y a una red de procedimientos que buscan mantener la calidad acorde a los requerimientos sanitarios; es aquí donde encontramos términos como Cadena de Frío” que si bien tiene distintas definiciones, simplemente se puede entender como el conjunto de etapas sucesivas en la producción, proceso, logística y comercialización donde se deben mantener niveles bajos de temperatura para mantener la calidad y conservar los alimentos o medicamentos termolábiles para evitar pérdidas o disminución de la calidad de los productos en cuestión.

Para mejorar la forma en que controlamos y monitoreamos la cadena de frío, diversas tecnologías se han desarrollado y otras más han ido evolucionando para llevar a cabo una cadena de frío de una forma más eficiente mediante el uso de equipos y dispositivos prácticos en su uso y a su vez, amigables con el medio ambiente.

En este escenario la empresa estadounidense Emerson entrega soluciones clave para todas las industrias.


En el sector alimenticio, de acuerdo con el estudio titulado “Global food losses and food waste” se estima que, del total de los alimentos destinados para consumo humano a nivel global, una tercera parte se vuelve pérdida o desperdicio; esto sin mencionar la otra gran porción que corresponde a alimentos que pierden valor añadido o sufren de una disminución de la calidad debido a un mal manejo en algún punto de la cadena de suministro. No debemos olvidar que la incorrecta manipulación de los procesos involucrados en la cadena de frío incrementa el riesgo potencial de la proliferación de microorganismos peligrosos para la salud humana en el caso de los alimentos y la pérdida de efectividad en el caso de los medicamentos.

Estos datos mencionados han motivado el desarrollo de nuevas tecnologías que puedan ser aplicadas en algún punto de la cadena de frío o en la ruta conocida como del campo a la mesa. La capacidad de monitorear y controlar la cadena de frío ofrece la oportunidad de reducir mermas, evitar pérdidas o impedir la disminución de la calidad mediante la acción correctiva oportuna cuando una de las variables críticas en la cadena de frío se ve comprometida en el proceso.

Nuevas Tecnologías

Las nuevas tecnologías para el control y monitoreo de la cadena de frío también están siendo desarrolladas para operar con el menor impacto posible al medio ambiente, como ejemplo encontramos equipos para sistemas de refrigeración que son fabricados para refrigerantes naturales como amoniaco o dióxido de carbono, estos sistemas permiten retirar el calor de campo para iniciar el proceso de la cadena de frío o para enfriar grandes áreas de proceso; una vez iniciada la cadena de frío compañías como Emerson fabrican productos que permiten el monitoreo de cargas en tiempo real, donde se pueden obtener datos de ubicación, temperatura, humedad u otras variables como niveles de dióxido de carbono o apertura de puertas.

Para estos dispositivos se Emerson ha implementado programas como la iniciativa GO GreenSense que permite la disposición responsable de los dispositivos desechables mediante un plan de recompensa por promover el reciclaje.

De acuerdo con la empresa, existe una gran variedad de variables además de la temperatura para las cuales también es conveniente llevar un registro que puede ser incluso en tiempo real para tomar acciones preventivas o correctivas en el momento, solucionando así el hecho de que dichas variables se encuentren fuera de los rangos establecidos para el control de la calidad.

Dentro de los dispositivos más útiles para el monitoreo de las condiciones de transporte a baja temperatura, se pueden encontrar los siguientes:

  • Equipos de lectura en destino, también conocidos en la industria como “loggers”, permiten llevar un registro de temperatura y humedad de forma digital, desde donde se descarga la información para su posterior análisis. Estos dispositivos hacen posible la medición de la temperatura y humedad del ambiente o medio circundante, y de ser el caso, también registran la temperatura interna del producto a través de probetas o sondas.
  • Equipos de lectura en tiempo real, también conocidos como “trackers” o “termograficadores”, permiten la visualización de cada una de las variables a través de plataformas que pueden ser páginas web o aplicaciones móviles. Estas plataformas llevan a cabo alertamientos de cuando alguna de las variables cae fuera de su rango de control permitiendo tomar acciones correctivas. Los dispositivos de tiempo real se instalan en las unidades móviles con el objetivo de monitorear el trayecto asegurando la temperatura, el porcentaje de humedad relativa y la ubicación en tiempo real. También hacen posible la detección de apertura de puertas a través de sensores de luminosidad que permiten al usuario conocer cada vez que el transporte ha sido abierto. Adicional a estos dispositivos, se pueden encontrar algunos otros más específicos, por ejemplo, los utilizados para medir niveles de CO2 que permiten el control de la maduración de algunos frutos al ser transportados, o en su caso, el monitoreo de atmosferas controladas para asegurar los niveles óptimos en la composición del aire circundante.


Los equipos en tiempo real han tenido un gran éxito en el mercado y están siendo un gran aliado en el monitoreo de la cadena de frío por los beneficios directos que aportan, por ejemplo; pueden enviar una alerta en tiempo real si se sobrepasa la temperatura máxima, esto permite que se pueda contactar al operador de la unidad refrigerada para validar que la refrigeración esté trabajando adecuadamente.

Otra característica útil funciona en caso de robos o para tratar de localizar un transporte; los dispositivos cuentan con una opción para reportar de una forma especial ante reportes de robo o extravío. Esta función ha permitido a numerosos productores recuperar transportes de carga después de un robo o extravío, o cuando simplemente la unidad ha salido de su ruta.

 


Además de evolucionar a diferentes mercados e industrias, los productos para el monitoreo de la cadena de frio, están en constante cambio y evolución, migrando a nuevas tecnologías, como es el caso de las mejoras en localización. Actualmente gran cantidad de dispositivos están siendo fabricados para operar donde existen redes celulares 4G/5G, puesto que algunos países ya no cuentan o dejarán de contar con la red celular 2G, por ejemplo: Japón, Canadá, Taiwán, Singapur, Corea del Sur, Australia, etc.

Al mismo tiempo también se han desarrollado nuevos equipos con baterías que dejan de usar litio permitiendo un mayor rango de compatibilidad y ampliando su uso a otros medios de transporte. Emerson está comprometido con el desarrollo e innovación de soluciones para el mercado ya sea a través de los equipos de lectura en el destino “Loggers” o a través de los dispositivos de lectura en tiempo real GO Real-Time para monitorear los envíos terrestres, aéreos o marítimos con diferente tecnología celular para una localización precisa.


Para más información contactarse con Rodrigo Valenzuela de Emerson Chile  al email rodrigo.valenzuela@emerson.com; Adrian Campos de Emerson Costa Rica  al email adrian.campos@emerson.com o con Adolfo Santos de Emerson México al email adolfo.santos@emerson.com .Visita nuestra página web https://www.emerson.com/es-cl

Suscríbete a nuestro Newsletter