Cómo cultivar la albahaca morada en tu huerto - PortalFruticola.com

Cómo cultivar la albahaca morada en tu huerto

Cómo cultivar la albahaca morada en tu huerto

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.agromatica.es, el cual fue revisado y reeditado por Portalfrutícola.com

Cómo cultivar la albahaca morada en tu huerto

Condiciones de cultivo de la albahaca morada

Cultivo de la albahaca morada: En general, como todas las albahacas, van ha necesitar estar protegidas del frío y el viento, tener un suelo muy drenado, luz y calor. Son perfectas para cultivo en interiores siempre y cuando mantengamos una alta humedad e iluminación. En exteriores se podrá cultivar en sitios tropicales.

cultivo de la albahaca morada

Luz y temperaturas

Es una variedad de albahaca que soporta climas algo  más frescos. De hecho, en los climas cálidos, pierde su pigmentación morada y las hojas se tornan verdes. Esta albahaca puede soportar temperaturas cercanas a los 0ºC durante breves periodos de tiempo.

De todas formas, por lo general no se debería bajar de 10º siendo su óptimo de crecimiento entre 15 y 25ºC.

Necesita una buena exposición solar diaria, tanto en tiempo como en intensidad. Busca la habitación con más sol de toda la casa para ubicarla. Soporta bien la exposición directa. Necesitan de 6 a 8 horas diarias de exposición.

Si es en el huerto, orientación sur y cerca de cultivos como el tomate.

Sustrato y abonado

La única condición es que el suelo drene bien y retenga algo de humedad. Pueden parecer dos condiciones antagonistas pero no. Esto se puede conseguir con las mezclas de sustrato adecuadas. La arena o la perlita ayudan al drenaje del sustrato.

  • La vermiculita o la turba ayudan a retener agua en el sustrato.
  • La perlita o la arena ayudan a drenar el agua en el sustrato.
  • En el huerto, se puede se puede hacer acolchado con paja o con restos de poda (acolchado BRF) para mantener la humedad.

cultivo de la albahaca morada

Riego en el cultivo de la albahaca morada

Necesita humedad en el sustrato casi constante. No hay que dejar que el sustrato seque demasiado entre riegos. Si tu albahaca está en maceta en interior tendrás que estar vigilante con la frecuencia de riego. Salvo en climas tropicales los hogares son secos y necesitarás más frecuencia de riego que en exterior.

Sustrato húmedo no es lo mismo que sustrato mojado o encharcado.

Sin embargo, un exceso de riego puede acarrear alguna enfermedad así como la aparición de plagas. La mosca blanca suele ser habitual.

Poda en el cultivo de la albahaca morada

Es una tarea esencial en cualquier albahaca. Al querer únicamente las hojas, debemos «evitar» el estado reproductivo de la planta salvo que queramos obtener semilla. Dejar que genere semilla significa desviar recursos y energía a la floración y fructificación, disminuyendo el crecimiento vegetativo. Esto provoca un cambio sustancial en la composición de los aromas que se vuelven más amargos.

Para evitar esto, cuando las flores comiencen a salir se deben pellizcar y quitarlas.

Recolección y conservación de la albahaca morada

La conservación de la albahaca es muy relativa porque es una de las hierbas que más cambia su configuración aromática en función del proceso de conservación.

Si se quiere conservar lo mejor es congelar las hojas enteras

Habrás podido comprobar (te invito a que lo hagas si no lo has hecho) que el aroma de la albahaca que se vende seca y la fresca se parecen como un huevo a una patata. Lo mejor es tener la albahaca fresca y arrancar las hojas en función de la necesidad y el uso.

Fuente: www.agromatica.es

www.portalfruticola.com

Suscríbete a nuestro Newsletter