Manejo para enfrentar los efectos del granizo en huertos de arándano - PortalFruticola.com

Manejo para enfrentar los efectos del granizo en huertos de arándano

Manejo para enfrentar los efectos del granizo en huertos de arándano

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por Carmen Gloria Morales Alcayaga / INIA Raihuén y Juan Hirzel C.; Rodrigo Quintana L; Paz Millas 0. / INIA Quilamapu, para www.inia.cl, el cual fue revisado y reeditado por Portalfrutícola.com

Manejo para enfrentar los efectos del granizo en huertos de arándano

El impacto del granizo en huertos de arándano puede provocar daños de diferentes intensidades,  tanto a nivel de planta como de fruto.

En efecto, es posible apreciar heridas y golpes en frutos, corteza, brotes, ramas y ramillas, defoliación y otros que generan un desorden fisiológico en la planta, la que empezará a comportarse como un tejido senescente, generando hormonas (etileno y ácido abscísico) que limitan tanto el desarrollo vegetativo de la planta, como el crecimiento de frutos sanos.

Son tres los aspectos de manejo agronómico más importantes a considerar: poda, fertilización y manejo fitosanitario.

Poda para enfrentar los efectos del granizo en huertos de arándano

Realice poda de limpieza para eliminar frutos, brotes y ramillas afectados por el granizo. Entre las opciones están una poda severa, despunte, raleo u otra práctica de eliminación. Estas labores permitirán un mayor crecimiento de la planta, mayor acumulación de reservas y un potencial aumento de producción para la temporada siguiente, con mejor calibre y condición de frutos sanos.

Realice, también, una poda complementaria (un mes después del daño generado por granizo) una vez que se haya reactivado el desarrollo vegetativo y que la planta haya logrado mayor densidad foliar. Con esta poda se deberán eliminar uno o dos ejes interiores, de manera que ingrese suficiente luminosidad al interior de la planta y mejore la ventilación. Esto estimulará la inducción de yemas florales para la próxima temporada.

granizo en huertos de arándano

Fertilización para enfrentar los efectos del granizo en huertos de arándano

Dependiendo del nivel de daño generado por el granizo, se debe decidir si el énfasis del manejo se orientará a mantener las prácticas culturales según programa anual o a la recuperación de las estructuras vegetativas y/o productivas con una mirada en la siguiente temporada.

En el caso de optar por el manejo de fertilización para  huertos en producción, se debe realizar lo siguiente,  en función del grado de daño de fruta en cada huerto:

Huertos con Pérdida Total o Casi Total de la producción (Manejo como huerto vegetativo)

  • Aumente dosis de nitrógeno, fósforo, magnesio y azufre en un 30% en noviembre, diciembre y enero (principal periodo de crecimiento vegetativo de las plantas de arándano). Después, continúe con fertilización normal.
  • Reduzca la dosis de potasio al 50% de lo indicado para un huerto en producción (sin fruta hay menor consumo de potasio).
  • Aplique bioestimulantes en base a algas y aminoácidos, en lo posible cada 7 a 15 días, y semanalmente en los periodos de alta temperatura (mayor a 33°C en huerto).

Huertos con Pérdida Parcial de Fruta (Manejo como huerto productivo con recuperación vegetativa)

  • Mantenga el programa de fertilización normal del huerto, pero aumente las dosis de nitrógeno, fósforo, magnesio y azufre en 30%, una vez terminada la cosecha y hasta mediados de febrero. Después, continúe con fertilización normal.
  • Realice el programa de aplicaciones foliares de un huerto normal, para asegurar la calidad de la fruta
  • Aplique bioestimulantes en base a algas y aminoácidos en lo posible cada 7 a 15 días; y semanalmente en los periodos de alta temperatura (mayor a 33°C en huerto).

granizo en huertos de arándano 

Manejo fitosanitario para enfrentar los efectos del granizo en huertos de arándano

Realice una poda de limpieza para eliminar estructuras vegetativas y frutos dañados. Pero tenga en cuenta que una poda en primavera; puede aumentar las probabilidades de infección con enfermedades de la madera tales como cancrosis, muerte regresiva, plateado, etc.

Debe considerar que en primaveras lluviosas hay gran liberación de esporas de estos hongos en el ambiente; y que utilizan las heridas de poda como puerta de entrada a la planta. Por ello, es especialmente necesario aplicar pasta poda en los cortes realizados en la limpieza.

Asimismo, se sugiere aplicar, inmediatamente después de la granizada, productos en base a cobre para proteger la planta de agentes patógenos como bacterias y hongos. Si no es posible esta aplicación inmediata, es recomendable aplicar un fungicida, sobre todo si hay plantas enfermas dentro del huerto.

Fuente: www.inia.cl

www.portalfruticola.com

Suscríbete a nuestro Newsletter