"Una temporada como ninguna otra": Vanguard reflexiona sobre la campaña de uva peruana 2020/21 -

"Una temporada como ninguna otra": Vanguard reflexiona sobre la campaña de uva peruana 2020/21

El importador y comercializador de productos frescos Vanguard Direct ha descrito la reciente campaña de uva de mesa peruana como una "temporada como ninguna otra", con múltiples factores que crearon grandes desafíos para la industria.

En un resumen de la temporada, la compañía dijo que la pandemia que catapultó a las industrias globales a una gran cantidad de retos habría sido un desafío suficiente para enfrentar en una temporada.

Sin embargo, la temporada de uva 2020/2021 en Perú tuvo otro plan, indicaron. Los problemas se apilaron uno detrás del otro para crear la temporada más única y desafiante que Vanguard International haya experimentado.

O como el presidente de Vanguard Direct, Dirk Winkelmann describe, "un año como este muestra tus debilidades, lo que puede ser algo bueno".

Campaña de uva 2020/21

El primer dominó que sacudió la temporada 2020 en Perú fueron las huelgas laborales que alcanzaron su punto máximo justo antes de las vacaciones de Navidad. Esta interrupción provocó un retraso de alrededor de 10 días durante el cronograma crítico de cosecha, dijo.

A medida que la mano de obra regresó cuando el calendario cambió a 2021, las fases de la pandemia de Covid-19 en constante cambio causaron vacilaciones comprensibles en la fuerza laboral y llevaron a equipos inconsistentes, explicó Winkelmann. Un personal en constante cambio requería sesiones regulares de reentrenamiento para asegurar la consistencia de calidad de los productos.

La mano de obra inestable provocó retrasos adicionales en el embalaje y el próximo dominó: un entorno laboral más competitivo del día a día con costos en rápido aumento.

Se inició una especie de guerra de ofertas de mano de obra entre los numerosos cultivadores y empacadores. Esto provocó un aumento de los costos y el traslado de miembros clave del equipo a las operaciones vecinas. Más crítico aún fue que los tiempos de cosecha y empaque se retrasaron para resolver estos desafíos de personal y recursos humanos.

Todos estos factores destacaron las preocupaciones actuales y cada vez mayores por la pandemia. La salud y seguridad del equipo de Vanguard International durante la pandemia siempre ha sido un enfoque principal.

“Reconfiguramos toda la operación y las instalaciones de la planta de empaque para garantizar un distanciamiento social adecuado y la seguridad de Covid-19. 12 líneas reducidas a 9 para permitir un distanciamiento adecuado, lo que nos costó una disminución del 30% en la eficiencia", dijo Winkelmann.

"La gerencia pasó a trabajar desde casa cuando fue posible. Se tuvieron que agregar puntos de entrada adicionales a la empacadora. Se tuvo que contratar autobuses adicionales para transportar personal a los campos y empacadoras. Se tuvieron que ampliar las instalaciones de cocina y los comedores".

"Se tuvieron que implementar nuevos registros de monitoreo para controles diarios de temperatura y salud, junto con protocolos de recursos humanos. Y estos fueron solo algunos de los cambios realizados en este 'nuevo entorno' en el que estamos operando".

Al tratar de estabilizar la fuerza laboral, se comenzó a enfrentar posiblemente los problemas más desafiantes de la temporada: la escasez de buques y la reserva de contenedores. Lo que fue un peak estimado de 60,000 cajas diarias recolectadas y empaquetadas pasó rápidamente a 90,000 cajas diarias y no siempre hubo suficientes contenedores para transportar la fruta.

El proceso comenzó a atascarse. La fruta tenía que salir de las vides, el almacenamiento en frío estaba lleno y la fruta no podía salir por la puerta lo suficientemente rápido; la situación del puerto y el contenedor/equipo les ató las manos y afectó gravemente sus operaciones en general y, finalmente, afectó la condición de la fruta.

Con las últimas cajas vendidas, el equipo ahora está comenzando a enfocarse en la temporada 2022.

Próxima campaña

“Sabemos cómo cultivar uvas excepcionales, por lo que al reflexionar sobre la calidad de nuestro producto para la temporada 2020/2021, definitivamente sentimos que la calidad, el tamaño y el sabor fueron excelentes. Fue la gran cantidad de eventos de la industria fuera de nuestro control los que afectaron la condición de la fruta", dijo Winkelmann.

"Es importante entender esto: ejecutamos bien la calidad, pero la confluencia de eventos externos afectó negativamente la condición", indicó.

“Temporadas como ésta son caóticas, increíblemente estresantes y, obviamente, no las que esperamos, pero de estos períodos surgen cambios, adición de sistemas, ajustes de procesos y planificación que hacen que nuestra organización y nuestros productos sean mejores en los próximos años".