Manual de riego para paltos y cítricos - PortalFruticola.com

Manual de riego para paltos y cítricos

Manual de riego para paltos y cítricos

El contenido se de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por Pilar Gil, Gabriel Sellés y Raúl Ferreyra para www.inia.cl, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Manual de riego para paltos y cítricos

Riego para paltos y cítricos: El hecho de aplicar un programa de riego, en base a los registros de evapotranspiración no asegura el éxito productivo del cultivo, ya que existe una serie de factores que podrían estar subestimando o sobrestimando los requerimientos de la planta (errores en las bandejas o en los coeficiente que se utilizan o en las estimaciones de la retención de agua en el suelo ya sea por problemas físicos de suelo, compactación, etc.), o bien por problemas asociados a la mantención inapropiada de los equipos de riego, que afectan la intensidad de precipitación.

riego para paltos y cítricos

Uso de barrenos y calicatas

Entre los métodos de control de humedad en el suelo, el más sencillo es el control sensorial del perfil, por medio de calicatas o barreno. Consiste en tomar muestras de suelo a distintas profundidades y observar el contenido aparente de humedad. Este método es de muy fácil aplicación, pero requiere de cierta experiencia.

El uso de calicatas es siempre recomendable, pues permite una visualización más completa de la humedad del suelo, y además permite observar el estado general del suelo y del desarrollo de raíces para comprobar la calidad del riego que se está utilizando. Las calicatas deben ser anchas y profundas, de tal manera que se pueda apreciar toda la zona de raíces.

Calicatas en suelos para determinar el riego en paltos y cítricos

Las calicatas excavadas al día siguiente del riego pueden indicar la profundidad y distribución del agua en el perfil y si esta llegó hasta la profundidad deseada, lo que permite corregir los tiempos de riego. Calicatas excavadas próximas a la frecuencia establecida permitirá conocer el grado de agotamiento del suelo y ajustar la frecuencia de riego.

Como complemento a las calicatas se puede utilizar barreno, que permite tomar muestras de suelo en diferentes lugares del sector de riego, a diferentes profundidades, y en cualquier momento, sin demasiado trabajo. Los encargados de riego debieran con un barreno para ir chequeando las humedades de suelo en forma rutinaria.

Existen diferentes tipos de barrenos que se adaptan mejor a las diferentes texturas de suelo. Por ejemplo, barrenos “de tarro” (cerrados) se adecuan más a suelos de texturas arenosas, en cambio barrenos abiertos o de tipo “holandés” son más apropiados para suelos con mayores contenidos de arcilla. 

Tensiómetros para determinar el riego de paltos y cítricos

Otra forma de estimar como está el nivel de humedad, es mediante el uso de un instrumento que permita seguir el comportamiento de la humedad del suelo en forma permanente. El instrumento más utilizado por los productores es el tensiómetro que mide la energía con que está retenida la humedad en el suelo.

El tensiómetro consiste en un tubo sellado lleno de agua, equipado con un medidor de vacío y una cápsula terminal porosa. Este aparato registra en el manómetro de vacío, la tensión a la que se encuentra el agua en suelo alrededor de él.

Cuando el suelo pierde humedad, el líquido del aparato tiende a salir de éste a través de la extremidad porosa de porcelana, con lo cual desciende el nivel de agua en su interior y produce un vacío relativo en la parte superior del tensiómetro el que es registrado por el manómetro. Lo contrario sucede cuando la humedad del suelo aumenta.

riego para paltos y cítricos

Para instalar un tensiómetro se deben tener las siguientes consideraciones:

  • Dejar saturando la cápsula porosa durante 24 horas al interior de un balde con agua.
  • Determinar el patrón de distribución del sistema radical para establecer la ubicación más apropiada del tensiómetro, es decir donde se encuentre la mayor concentración de raíces.
  • Una vez seleccionada la ubicación del tensiómetro, se debe perforar un agujero con un tubo de diámetro equivalente al de la cápsula del tensiómetro (22 mm aproximadamente). El tubo debe perforar exactamente hasta la profundidad deseada para que no quede espacio donde se acumule agua o aire y distorsione las lecturas. En lo posible el suelo debe estar húmedo antes de perforar, para facilitar la labor.
  • Introducir el tensiómetro hasta la profundidad perforada.
  • Acumular tierra y compactarla para evitar la formación de un charco a su alrededor de instrumento y distorsione las lecturas.
  • Una vez instalados los instrumentos, hay que rellenarlos con agua y sacar todo el aire que se haya acumulado con una bomba de vacío. La bomba debe succionar hasta que el manómetro indique lecturas de 85 o 90 centibares. Se debe golpear el tubo principal hasta desprender las burbujas de aire y luego se retira la bomba de
    vacío. En ocasiones es recomendable aplicar una solución biocida al interior del aparato para evitar la acumulación de algas.
  • Finalmente, se enrosca el tapón hasta girarlo ¼ de vuelta, una vez que el cierre de caucho haya tocado su asiento.

Para continuar leyendo el riego en paltos y cítricos descarga el Manual de Riego aquí

Fuente: biblioteca.inia.cl

www.portalfruticola.com

Suscríbete a nuestro Newsletter