Chile apuesta por nueva variedad de uva moscatel para profundizar penetración de mercados exclusivos - PortalFruticola.com

Chile apuesta por nueva variedad de uva moscatel para profundizar penetración de mercados exclusivos

Chile apuesta por nueva variedad de uva moscatel para profundizar penetración de mercados exclusivos

La industria de la uva de mesa de Chile se sigue reinventando en un mercado que es cada vez más competitivo y exigente.

Los consumidores buscan nuevos sabores, y en el marco de eso, INIA Chile, junto al Consorcio de Biofrutales y otros, ha desarrollado una nueva variedad de uva moscatel.

Paola Barba, Genetista y directora del Programa de Mejoramiento Genético de INIA, le explicó a PortalFrutícola.com que la nueva variedad INIA-G3 fue desarrollada mediante técnicas tradicionales, proveniente de una semilla de Moscatel rosada polinizada con la variedad Red Seedless.

La uva, que se encuentra en su desarrollo pre-comercial, fue seleccionada por combinar las mejores características de sus parentales: el sabor moscatel y ausencia de semilla, además de tener una buena brotación, fructificación y oferta de racimos.

“INIA-G3 fue injertada y evaluada en distintas regiones del país, donde mostró estos buenos resultados de forma consistente, llamando la atención de productores y exportadores”, comentó.

Dentro de las ventajas que tiene por sobre otras variedades, la nueva uva es autopolinizante, posee un color rosado atractivo y parejo, sus bayas son de una textura crocante que la hace muy agradable de comer.

“Además, es de un manejo de racimo sencillo y posee una buena postcosecha. Hoy utilizamos esta variedad como parental para avanzar en el desarrollo de nuevas uvas de mesa, que no sólo logren mantener estas características, sino que además mejoren otros atributos, como bayas de gran tamaño y formas alargadas, y que, a la vez, permitan diversificar la oferta en términos de fecha de cosecha y color de baya”, señaló Barba.

Al ser una uva de calibre medio, está hecha para mercados nicho que aprecian ese tipo de variedades, agregó la experta.

“A diferencia de algunas variedades actuales, la planta es productiva, de manejo relativamente simple, con racimos bien terminados y que mantienen sus características en la postcosecha”, indicó.

Proyección comercial

Respecto al futuro comercial que tiene la nueva variedad, Cecilia Peppi, Investigadora de INIA La Platina y encargada del escalamiento precomercial, afirmó que, al ser una variedad distinta, hace crecer las alternativas para productores y consumidores.

“Presenta un sabor moscatel suave que la diferencia de otras variedades y permite apuntar a grupos de consumidores más específicos. El manejo productivo es simple, y si bien no se caracteriza por calibres grandes tiene una alta oferta de racimos que permite un excelente rendimiento”, comentó Peppi.

Remarcó que, si bien existen algunas variedades con características similares de sabor, el rendimiento que tiene llama la atención.

En términos de desafíos, “es una variedad enfocada a nichos, no para masificarla, sino que para ser destinada a grupos de consumidores que buscan sabores especiales. Es una variedad que debe ser conocida por los eventuales compradores, hay que despertar el interés por el sabor que ofrece y que los compradores sepan reconocer sus atributos”, comentó Peppi.

Añadió que incluso en condiciones climáticas desfavorables como el caso de lluvias estivales no ha presentado partiduras.

“Entre las desventajas está el tamaño de sus bayas, que en general se ubica cerca de los 18-19 mm de diámetro, pero con la cantidad de racimos que puede madurar una planta se consiguen buenos rendimientos por hectárea productiva”.

Mercados

Por su parte, Luis Fernández, Gerente General ANA, comentó que están convencidos que mercados internacionales donde los sabores son reconocidos, preferidos y valorados serán los que acapararán la atención de la variedad y la demandarán.

“Estamos apuntando al mercado asiático, donde este año se enviaron cajas a clientes estratégicos de las empresas asociadas al programa y estamos esperando recibir sus comentarios resultados”, destacó Fernández.

“También creemos que segmentos de algunos países europeos como el del Reino Unido, también deseosos de disponer de productos de sabores superiores, deberían recibir muy bien esta deliciosa uva”, afirmó.

Desafíos del sector

Haciendo un análisis respecto al desarrollo de nuevas variedades en Chile, Rodrigo Cruzat, Gerente Consorcio Biofrutales, indicó que son un aspecto clave de las estrategias para enfrentar los desafíos de la industria frutícola.

“Necesitamos variedades que requieran menos mano de obra y un manejo sencillo, que se adapten a nuestras condiciones edafoclimáticas diversas y cambiantes, con mayor resistencia natural a estrés biótico y abiótico, que tengan un paquete tecnológico mínimo viable que reduzca el riesgo a quienes las cultivan, que sean atractivas (sabor, tamaño, apariencia, textura) para mercados cada vez más exigentes y que puedan tolerar los tiempos de almacenaje prolongados”.

Remarcó que no es una tarea fácil, pero es necesario abordarla. La oferta de nuevas variedades de uva de mesa en el país es importante y hay muchas variedades extranjeras buenas y otras que probablemente tendrán los resultados esperados, señaló Cruzat.

“Si hacemos las cosas bien, como pensamos que lo estamos haciendo, el programa que desarrolla INIA y Biofrutales tiene una oportunidad de hacer aportes significativos en el mercado. Este es una carrera larga y es clave el mantener el esfuerzo que vienen haciendo las empresas socias, el Estado y el propio INIA”.

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.

Suscríbete a nuestro Newsletter