6 usos del cartón en el huerto o jardín -

6 usos del cartón en el huerto o jardín

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por ecoinventos.com, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

6 usos del cartón en el huerto o jardín

El cartón es, sin duda, un material muy apreciado por los jardineros. Normalmente gratuito y bastante abundante, el cartón es un material biodegradable y respetuoso con la tierra que se enriquece a medida que se descompone.

El cartón es una valiosa fuente de carbono, uno de los componentes básicos de la vida. Al descomponerse, suministra energía vital a los microbios que mejoran la calidad y la estructura del suelo.

Hay que ser selectivo a la hora de usar el cartón para el exterior. Es preferible que el material sea “limpio”, es decir, un cartón ondulado de color marrón liso con un mínimo de impresiones en la superficie. Debe estar sin encerar y sin brillo, quitar cualquier cinta adhesiva y pegatinas. Aunque algunas de las cajas tienen cinta adhesiva compostable.

Con el aumento de las compras online, siempre vamos a tener un flujo constante de cartón en casa. Además de reciclar, ¡le puedes dar un buen uso en tu huerto!

cartón en el huerto

Qué hacer con el cartón en el huerto.

  1. Mantillo en capas.
  2. Eliminar las malas hierbas.
  3. Protección contra las heladas.
  4. Compost.
  5. Semilleros.
  6. Protectores para árboles.

Mantillo en capas.

Empezar un huerto desde cero siempre supone mucho trabajo: desbrozar la zona, quitar el césped, labrar la tierra y abonarla con compost u otros fertilizantes naturales, y finalmente plantar.

El acolchado en capas elimina gran parte del trabajo de preparación del suelo del huerto, a la vez que mejora su calidad. Se trata de una técnica de permacultura sin excavar que imita el proceso de formación del suelo que se produce de forma natural en el bosque.

Una vez seleccionado el lugar del huerto, recorta la hierba con el cortacésped en la posición más corta. Deja la hierba y las malas hierbas restantes en el suelo y riega la parcela a fondo.

Coloca capas individuales de cartón sobre toda la parcela del huerto. Extiende una capa de 10 centímetros de abono rico en nutrientes sobre la capa de cartón. A continuación, añade una última capa de virutas de madera, mantillo de hojas u otro material de acolchado a una profundidad de 2 a 3 cm. Vuelve a regar el lugar a fondo.

El cartón es un material perfecto para el acolchado en capas, ya que se descompone lentamente y actúa como barrera contra las malas hierbas.

El acolchado en capas también se conoce como “compostaje in situ”, ya que el cartón se compone de carbono, mientras que la hierba y las malas hierbas añaden nitrógeno. A medida que se degrada, nutre el suelo.

Los bancales del huerto acolchados con capas de mantillo están listos para cultivarse de inmediato. Retira parte del mantillo para sembrar directamente o trasplantar las plántulas en la capa de compost.

También puedes adelantarte a los planes del próximo año cubriendo con mantillo los nuevos bancales en otoño.

Además de su uso en el acolchado, el cartón es una excelente protección contra las malas hierbas.

En lugar de arrancar las malas hierbas o usar herbicidas, el cartón simplemente las asfixia e impide que reciban la luz del sol.

Coloca el cartón plano en los bancales, alrededor de los arbustos y árboles, y en cualquier otro lugar donde las malas hierbas sean un problema habitual.

Haz agujeros o cortes en el cartón para que haya una abertura alrededor de los tallos y troncos de las plantas. Los cortes deben tener una circunferencia de unos 5 centímetros más ancha que la circunferencia del tallo. Esto permitirá que el oxígeno y el agua lleguen a las raíces de las plantas.

Moja el cartón con una manguera y luego cúbrelo con una capa de mantillo de 2 cm.

El cartón como protección contra las malas hierbas debería durar una o dos temporadas antes de tener que reemplazarse. Y, a diferencia de la tela de plástico para jardinería, el cartón no impedirá que los nutrientes o los organismos beneficiosos hagan su trabajo en el suelo.

También puedes usar el cartón para forrar el fondo de las camas elevadas antes de rellenarlas con tierra.

Protección contra heladas.

A veces, tenemos que ser creativos cuando nos pilla desprevenidos y no estamos preparados para una helada inesperada.

A veces hay que proteger las plantas del frío. Aunque hay protectores de vidrio o plástico, casi cualquier envase con tapa abierta puede convertirse en una protección para una planta, ¡incluso las cajas de cartón!

Las cajas de cartón ondulado son las que más protegen del frío. Tienen láminas onduladas intercaladas entre dos piezas planas de cartón, lo que ayuda a atrapar el aire frío para un mejor aislamiento.

Coloca las cajas de cartón, boca abajo, sobre cada planta. Usa cajas que sean unos centímetros más altas y anchas que la planta.

Cubre las plantas por la noche antes de una helada y retíralas a primera hora de la mañana del día siguiente.

Las cajas de cartón no son una solución a largo plazo para proteger las plantas de las heladas, pero sí son útiles en caso de necesidad.

Compost

El compostaje doméstico requiere un equilibrio adecuado entre los materiales de carbono (C) y nitrógeno (N) en la pila.

Los encargados de la descomposición del compost se alimentan del carbono para obtener energía y del nitrógeno para obtener proteínas.

La forma más rápida de producir un compost fértil y saludable es conseguir una relación C:N adecuada.

Como el compostaje casero no es una ciencia exacta, la forma más fácil de conseguir una proporción adecuada es mezclar 3 partes de carbono con 1 parte de nitrógeno.

Al igual que las hojas secas, la paja y las astillas de madera, el cartón es un material voluminoso con alto contenido en carbono. Y necesitarás bastante para mantener a los microbios contentos y felices. Tritúralo o rómpelo en cuadrados pequeños para acelerar la descomposición.

Parte de la diversión del compostaje es experimentar con diferentes materiales que se degradan a diferentes velocidades. No te obsesiones con la proporción perfecta y deja que tu compost te diga lo que necesita. Un montón apestoso necesita más carbono, mientras que los montones lentos o inactivos requieren más nitrógeno.

Semilleros.

Los rollos de cartón de papel higiénico tienen el tamaño y la forma perfectos para hacer pequeñas macetas para semillas. Sólo tienes que hacer unos pequeños cortes en un extremo y doblar las solapas para hacer un fondo. Añade tierra y planta tus semillas.

cartón en el huerto

Cuando las plántulas sean grandes y fuertes, plántalas directamente en el jardín, con rollo de cartón incluido.

Si te faltan rollos de papel higiénico, cualquier material de cartón te puede servir. Una tira larga de cartón, de 10 cm de ancho, puede enrollarse en forma de tubo. Únelos mezclando un pegamento casero hecho con ingredientes que puedes encontrar en la cocina.

Protectores para árboles.

Los árboles jóvenes, de entre 1 y 4 años, suelen necesitar un poco más de cariño para sobrevivir de una temporada a otra.

Proteger los árboles con protectores puede ayudar a prevenir daños por heladas, así como a ahuyentar a los bichos hambrientos que arrancan la corteza de los troncos.

Los protectores de cartón para árboles son ideales para aislarlos del calor y el frío.

Haz una envoltura en espiral para el árbol con cartón cortándolo en tramos largos de 10 cm de ancho. Empezando por la base del árbol, envuélvelo alrededor del tronco superponiendo cada capa unos 5 cm. Continúa envolviendo hacia arriba hasta llegar a las ramas inferiores del árbol. Sujétalo con un cordel.

Otra opción es crear un protector de árbol independiente tomando un trozo grande de cartón y doblándolo en forma de tubo ancho alrededor del tronco del árbol. Debe haber unos cuantos centímetros de espacio entre el cartón y el tronco del árbol.

Sujeta los extremos del tubo con cinta adhesiva impermeable. Clavar una estaca en el suelo entre el tronco y el tubo puede ayudar a mantener el protector de cartón en su sitio.

Estos protectores de cartón sólo durarán una temporada. Tíralos a la pila de compost cuando haya que sustituirlos.

Fuente: ecoinventos.com

www.portalfruticola.com