Síntomas y medidas control de la pudrición ácida en uvas -

Síntomas y medidas control de la pudrición ácida en uvas

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.inia.cl el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Síntomas y medidas control de la pudrición ácida en uvas

La pudrición ácida se genera por  hongos y bacterias del grupo Acetobacter. Dentro de los hongos presentes se encuentran los géneros: Penicillium, Aspergillus y Rhizopus.

Síntomas de la enfermedad

Se aprecian entre pinta y cosecha como una pudrición blanda con chorreo abundante de jugo de la baya y un fuerte olor a vinagre. Pueden observarse exudados bacterianos al presionar las bayas infectadas. La acción de bacterias acéticas del género Acetobacter, genera un olor a vinagre, lo que viene acompañado de la presencia de mosquitas del vinagre en forma abundante.

En bayas afectadas es posible observar presencia de hongos de los géneros Aspergillus, Rhizopus y Penicillium.

Fotos 1 y 2: Pudrición en bayas causada por pudrición ácida.

pudrición ácida

Foto 2. Mosquitas del vinagre en bayas afectadas.

pudrición ácida

Foto 3. Abejas en bayas, causando heridas que permiten la diseminación de enfermedad y entrada de patógenos.

  

Abejas en bayas, causando heridas que permiten la diseminación de enfermedad y entrada de patógenos.

Diseminación de la pudrición ácida

Es una enfermedad que es diseminada mediante el viento y agua. Secundariamente se dispersa por el contacto entre bayas enfermas y sanas. Por mosquitas del vinagre y por insectos como avispas que dañan los frutos.

Sobrevivencia

En restos de frutos enfermos, en malezas.

Medidas de control de la pudrición ácida

Hay que tener presente que, los daños físicos (golpe, herida, picadura y/o mordedura de insectos), hongos, partidura de baya o apriete excesivo del racimo, puede favorecer la entrada de los patógenos que producen esta enfermedad, por tanto prevenir cualquier de las causas señaladas restringe la entrada y diseminación de la misma. No se ha reportado que la mosquita del vinagre pueda penetrar la baya activamente.

Control cultural:

El control debe considerar el período comprendido entre pinta y cosecha.

a) Cosechar oportunamente y refrigerar a 0° C.

b) Controlar el vigor excesivo de la planta, principalmente debido a fertilización nitrogenada;

c) Prevenir daños mecánicos y producidos por aves, insectos, daño por tijeras durante el arreglo de racimos u otros factores;

d) Descartar racimos fuertemente afectados que puedan
contribuir a que el inóculo contamine otros racimos.

e) Eliminar bayas o racimos en el suelo.

Cabe señalar que no existen productos registrados que sean efectivos para el control de la mosquita.

Control químico:

La aplicación de productos en base a cobre permite un control satisfactorio de esta enfermedad.

Fuente: www.inia.cl

www.portalfruticola.com