Exportación de frutos secos de Chile aumentaría en campaña 2020/21 -

Exportación de frutos secos de Chile aumentaría en campaña 2020/21

Se espera que durante la campaña comercial 2020/21 de almendras se produzcan 11 mil toneladas, con las exportaciones alcanzando las 9.500 toneladas.

Lo anterior siempre que se mantenga el área plantada, con mayores rendimientos debido a las favorables condiciones climáticas y una recuperación en los mercados de tras la pandemia COVID-19.

El informe del USDA indicó, además, que durante el invierno de 2020/21 hubo abundantes lluvias durante junio y julio, las que ayudaron a superar el déficit hídrico que experimentó la producción de almendra el año anterior.

En la campaña comercial de 2019/20, las exportaciones de almendras chilenas a Rusia y Brasil, los dos principales mercados de exportación de almendras de Chile, cayeron un 65,8% y un 70,7% respectivamente.

Sin embargo, las exportaciones de almendras a Argentina, el tercer mayor destino de exportación, aumentaron un 116,3%.

Por otra parte, se espera que la producción de nueces llegue a las 158,000 toneladas; y las exportaciones llegaran a las 155,000 toneladas. Lo anterior es un aumento del 29.2% con respecto al año comercial anterior, tras el aumento del área plantada, condiciones climáticas favorables y un repunte en la demanda de nueces.

En la campaña comercial 2019/20, las importaciones de almendras chilenas aumentaron un 40,5% en volumen y un 37,7% en valor con respecto a la campaña 2018/19.

Además, estiman 158,000 toneladas de producción de nueces para la campaña comercial 2020/21, un aumento del 26.4% interanual.

Dicho crecimiento respondería a mejores condiciones climáticas y una mayor tendencia a plantar nueces. Actualmente Chile tiene 45.000 hectáreas plantadas de nogales.

Según datos de Chilenut, el crecimiento del área plantada de nogales alcanzó las 2.500 ha por año durante las últimas tres campañas, y se prevé que tenga un crecimiento constante en las próximas campañas.

En 2019/20, la producción de nueces disminuyó a 125,000 toneladas, una disminución del 19% interanual. Este descenso se atribuye principalmente a la sequía, que afectó gravemente a las principales zonas de producción de nueces.