Energía solar para el riego agrícola: soluciones y tipos -

Energía solar para el riego agrícola: soluciones y tipos

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por ecoinventos.com, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Energía solar para el riego: soluciones y tipos

Entre las diversas aplicaciones para las placas fotovoltaicas está su uso en la generación de energía solar para el riego agrícola.

Al igual que en las instalaciones domésticas y comerciales, aquí la tecnología también se presenta como una solución económica y sostenible para sustituir otras fuentes de energía.

Usando sólo la luz solar como “combustible”, las placas pueden suministrar toda la electricidad necesaria para alimentar los sistemas de riego, independientemente del tipo o tamaño.

energía solar para el riego

No es de extrañar que el número de sistemas fotovoltaicos instalados en zonas rurales crezca día a día a nivel mundial.

Hoy hablamos de cómo funciona la tecnología solar y qué tipos de sistemas existen para los sistemas de irrigación. También aprenderás qué equipo se necesita en cada uno de ellos.

Energía solar para el riego: ¿Cómo funciona?

Un sistema de energía solar para el riego funciona mediante placas fotovoltaicas.

Como ya sabemos, un panel solar usa sólo la luz del sol para generar energía eléctrica.

Esta transformación de la luz en energía tiene lugar en el interior de cada una de las células fotovoltaicas que componen la placa.

Cada modelo de panel solar tiene una cierta potencia de generación que, por sí sola, no es suficiente para alimentar un sistema de riego.

Por lo tanto, es necesario calcular la cantidad de paneles que se necesitarán en función del consumo de cada proyecto de riego.

Cuando están juntas y conectadas, forman lo que llamamos kit fotovoltaico.

Sistema de energía solar para riego: Tipos

Por lo tanto, si las placas funcionan a partir de la luz solar, su generación dependerá de la cantidad de luz solar disponible.

En días nublados, la generación del panel será menor, mientras que por la noche es cero.

Hay dos tipos principales de sistemas de energía solar para su uso en el campo que difieren en la forma en que tratan esta intermitencia.

Sistemas conectados a la red.

Sistemas que trabajan conectados a la red eléctrica del distribuidor.

De esta manera, cuando la generación del panel es menor, el resto de la energía necesaria se extrae de la red eléctrica.

Cuando la generación de los paneles es superior a la energía consumida en ese momento, el excedente se envía a la red eléctrica.

Dependiendo del país de donde residas, esa electricidad que viertes a la red se convertirá en dinero o descuento en tu factura eléctrica.

En las zonas rurales situadas en lugares con acceso a la red eléctrica, este es el tipo de instalación más recomendado.

 energía solar para el riego

Sistemas aislados

Como su nombre indica, estos son sistemas que NO están conectados a la red eléctrica.

Hay tres subtipos de sistemas aislados:

  • Con almacenamiento: en estos sistemas, un banco de baterías se dimensiona para que la energía de las placas se pueda almacenar. De esta forma, en días nublados o por la noche, la energía solar almacenada se puede usar para alimentar nuestra sistema de riego.
  • Sin almacenamiento: como no disponemos de baterías, el sistema sólo funcionará mientras haya luz solar. Por lo tanto, este tipo de instalación no es recomendable si tenemos la necesidad constante de riego.
  • Sistemas híbridos: estos son los sistemas que usan las placas solares junto con otro sistema de generación eléctrica. Puede ser una turbina eólica, un sistema de biomasa o incluso el tradicional generador diesel. Un sistema híbrido puede o no tener un sistema de almacenamiento de energía.

Kit para uso de energía solar para riego.

Un sistema solar para riego no sólo usa placas fotovoltaicas.

Se necesitan otros equipos para usar la energía eléctrica generada por los paneles.

Un sistema fotovoltaico debe tener:

  • Panel solar fotovoltaico: conjunto de placas que capturan la luz solar, convirtiéndola en electricidad a través de sus células fotovoltaicas. Las placas solares a la venta en el mercado están compuestas de 60 o 72 células cada una.
  • Inversor fotovoltaico: se considera el “cerebro” de un sistema fotovoltaico. El inversor se encarga de adaptar la energía generada por las placas al estándar que usamos en nuestra red eléctrica y equipos. Técnicamente: de corriente continua a corriente alterna. También controla el flujo de energía, tirando o inyectando energía en la red (sistemas On-Grid) o en el banco de baterías (sistemas Off-Grid).
  • Caja de conexiones: es el conjunto de componentes para la protección de los módulos contra las sobretensiones de la red y otros daños eléctricos en los sistemas de la red.
  • Estructuras de apoyo y montaje: estructuras metálicas en las que se fijan las placas solares. Cuando se instalan paneles en tejados, se usa el sistema de rieles. Para la instalación de los paneles en el terreno, se usan las estructuras tipo planta solar. Además de proporcionar el soporte y la fijación necesarios, las estructuras garantizan la correcta inclinación de las placas en relación con el sol, maximizando su generación eléctrica.
  • Cableado: todo el conjunto de cables y conectores para hacer la conexión eléctrica entre los distintos componentes del kit solar rural.
  • Banco de baterías: el sistema de baterías necesarias para almacenar energía en sistemas aislados. El número de baterías debe estar muy bien calculado para que la energía solar almacenada pueda abastecer el sistema de riego en momentos de poca o ninguna luz solar.
  • Controlador de carga: es el equipo que gestiona de forma eficiente la carga de las baterías, alimentándolas de forma correcta.

Ventajas

Cuando hablamos de sistemas de riego solar, la principal ventaja que debemos mencionar es la reducción de costes.

En el caso de proyectos en zonas aisladas de la red eléctrica comercial, los kits fotovoltaicos se muestran como una opción mucho más económica que los generadores diesel.

La vida útil de un panel solar son 25 años, años en los que genera energía gratuita a través de la luz del sol, mientras que los generadores de diesel siempre necesitan combustible.

La energía solar es también una mejor opción que el uso de la red eléctrica.

Además del alto precio de la energía, su constante inflación hace que cada año sea más caro consumir la misma cantidad de energía.

Con el sistema fotovoltaico estás libre de estas subidas de precios e impuestos, porque garantiza tu energía a través de la luz solar, gratuita y disponible en gran abundancia en todo el mundo.

También hay que recordar que el sistema se puede diseñar para alimentar otras actividades en el campo, aumentando aún más el ahorro que podemos obtener.

Otra ventaja es que la electricidad que generamos y consumimos es 100% limpia.

A diferencia de los generadores diesel, las placas solares no emiten gases contaminantes (CO2) ni ningún otro tipo de contaminantes al medio ambiente.

Por lo tanto, invertir en un sistema de riego alimentado por energía solar está resolviendo dos problemas a la vez: reducir los costes de la electricidad y contribuir a un medio ambiente más sostenible.

¿Cuánto cuesta un proyecto de energía solar para riego?

El proyecto fotovoltaico debe ser diseñado exclusivamente para cada caso.

Por lo tanto, para conocer el coste del sistema ideal para tu caso, debes solicitar un presupuesto a una empresa especializada en energía solar. Lo recomendable es que contactes con dos empresas distintas para poder comparar los presupuestos y decidirte por el que mejor se adapte a tus necesidades.

Fuente: ecoinventos.com

www.portalfruticola.com